LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 19 de abril, 2014

VIDEO MENSAJE DE LA CASA BLANCA: Celebración de Pascua y Pésaj

WASHINGTON, DC – En el mensaje de esta semana, Asistente Especial del Presidente y Directora de Comunicaciones a la Primera Dama María Cristina González Noguera conmemora la celebración de la Pascua y Pésaj.

Comentarios de María Cristina González Noguera

Video Mensaje de la Casa Blanca

19 de abril de 2014

Hola a todos. Para millones de personas que viven en los Estados Unidos incluso muchas familias Latinas, esta época del año tiene un significado especial.

A principios de esta semana, organizamos un séder de Pésaj en la Casa Blanca y nos unimos a las familias judías en el relato rememorativo de la historia del Éxodo y la victoria de la fe sobre la opresión.

Y este domingo, el Presidente, la Primera Dama, Malia y Sasha unirán a sus hermanos cristianos alrededor del mundo para celebrar la resurrección de Cristo, la salvación que ofreció al mundo y la esperanza que nos trae la temporada de Pascua.

Estos días sagrados tienen su origen en milagros que ocurrieron hace mucho tiempo. Y, sin embargo, hoy siguen sirviéndonos de inspiración, guiándonos y dándonos fuerza. Nos recuerdan nuestras obligaciones con el Señor y, como somos hijos de Dios, con nuestros semejantes.

Para un sinnúmero de cristianos, la Semana Santa y la Pascua son una época de reflexión y renovación. Recordamos la gracia de un Dios sublime que nos ama tan profundamente que nos entregó a su único Hijo para que pudiéramos vivir a través suyo. Y nos volvemos a comprometer a seguir Su ejemplo: a amarnos los unos a los otros y servir al prójimo, particularmente a “los más humildes”, igual que Él nos ama a cada uno de nosotros.

El denominador común de humanidad que nos conecta a todos, no solo a cristianos y judíos sino también a musulmanes, hindúes y sijs, es nuestro compromiso común de amar al prójimo como nos amamos a nosotros mismos. Es importante recordarlo: debemos cuidar a nuestros hermanos. Y a nuestras hermanas. Independientemente de nuestra fe y tanto si somos religiosos como no creyentes, no hay mejor época que esta para volver a consagrarnos a esa misión universal.

La Pascua es una historia de esperanza: la creencia de que los mejores días están por venir, de que están a la vuelta de la esquina.

Así que les deseo Felices Pascuas a todas las familias cristianas que están celebrando estas fiestas. Y a todas las personas que viven en los Estados Unidos, les deseo un muy feliz fin de semana.

Gracias, que Dios los bendiga y que Dios bendiga a este país que tanto amamos. 

###

El audio y el vídeo de este mensaje estarán disponibles en línea AQUI.

 

White House Shareables