LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 10 de mayo, 2014

MENSAJE SEMANAL: La Primera Dama conmemora el Día de la Madre y habla sobre el trágico secuestro en Nigeria

WASHINGTON, DC – En el mensaje semanal, la Primera Dama honró a todas las madres en el Día de la Madre este fin de semana y ofreció sus pensamientos, oraciones y apoyo a raíz del secuestro terrorista sin escrúpulos de más de 200 niñas nigerianas.

El audio y el vídeo del mensaje estarán disponibles en línea en el sitio www.whitehouse.gov a las 6:00 a.m. hora del este, el 10 de mayo de 2014.

Palabras de la Primera Dama Michelle Obama

Mensaje semanal

La Casa Blanca

8 de mayo de 2014

Hola a todos, soy Michelle Obama y en este fin de semana del Día de la madre, quiero hablarles de un tema muy relevante para mí como Primera Dama, pero más importante aún, como madre de dos hijas.

Como millones de personas en todo el mundo, mi esposo y yo estamos indignados y desconsolados con el secuestro de más de 200 niñas nigerianas arrancadas de los dormitorios de su escuela en medio de la noche.

Este crimen inconcebible lo cometió un grupo terrorista decidido a evitar que estas niñas reciban educación, hombres grandes que intentan destruir las aspiraciones de estas niñas.

En estas niñas, Barack y yo vemos a nuestras hijas, sus ilusiones, sus sueños y solo podemos imaginarnos la angustia que sus padres sienten en este momento.

Por ese motivo es que Barack ha dado instrucciones a nuestro gobierno para que haga todo lo posible por apoyar los esfuerzos del gobierno de Nigeria para encontrar a estas niñas.

Al asistir a la escuela, estas niñas estaban cumpliendo el sueño que tenemos para todas las niñas de este mundo: recibir una buena educación y materializar la infinita promesa que son en sí mismas.

Y lo hicieron sabiendo claramente el riesgo que corrían.

Recientemente habían cerrado su escuela debido a amenazas terroristas... pero estas niñas insistieron en regresar para tomar sus exámenes porque estaban decididas a pasar al siguiente nivel de su educación... estaban decididas a cumplir sus sueños de ser abogadas... doctoras... maestras... y que sus familias y comunidades estuvieran orgullosas de ellas.

Lo que sucedió en Nigeria no es un hecho aislado... es algo que vemos todos los días cuando niñas de todo el mundo arriesgan sus vidas para alcanzar sus ambiciones.

Es la historia de niñas como Malala Yousafzai de Pakistán que habló en favor de la educación de las niñas en su comunidad y un talibán armado le disparó en la cabeza mientras ella iba en el autobús escolar con sus compañeras de clase.

Pero Malala sobrevivió... y cuando la conocí el año pasado sentí su pasión y determinación al decirme que ahora, su misión en la vida, es la educación de las niñas.

Como Malala dijo al hacer uso de la palabra en las Naciones Unidas “Los terroristas creyeron que cambiaríamos nuestros objetivos y abandonaríamos nuestras ambiciones, pero nada ha cambiado en mi vida excepto esto: Murieron la debilidad, el miedo y la desesperanza. Nacieron la fortaleza, el poder y el valor”.

La valentía y la esperanza personificadas por Malala y niñas como ella en todo el mundo debería servir como un llamado a la acción.

Porque precisamente ahora, más de 65 millones de niñas no van en la escuela.

No obstante, sabemos que las niñas que reciben educación ganan mejores salarios, viven vidas más saludables y forman familias más sanas.

Y cuando más niñas asisten a la escuela secundaria, eso estimula toda la economía de su país.

Por lo tanto, la educación es verdaderamente la oportunidad más grande para una niña de tener un futuro brillante, no solo para ella misma, sino también para su familia y su nación.

Y esto es cierto también aquí en EE. UU. ...así que espero que la historia de estas niñas nigerianas nos sirva de inspiración para todas las niñas, y niños, en nuestro país.

Espero que todos los jóvenes en Estados Unidos que no le dan importancia a la escuela, todos los jóvenes que no se esfuerzan lo necesario o que piensan dejar la escuela, espero que escuchen la historia de esta niñas y reanuden su compromiso con su educación.

Estas niñas personifican la esperanza más grande para el futuro del mundo.

Entonces hoy, oremos para que estas niñas regresen a salvo... hagamos un lugar en nuestro corazón para sus familias en estos momentos difíciles... y mostremos, aunque solamente sea una fracción, de su valor en esta lucha para asegurar que cada niña en este mundo reciba la educación a la que tiene derecho por el simple hecho de haber nacido. Gracias.

###

White House Shareables