LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 28 de junio, 2014

MENSAJE SEMANAL: Enfocándonos en las Prioridades Económicas para la Clase Media en todo el País

WASHINGTON, DC — En el mensaje semanal, el Presidente habló sobre su reciente viaje a Minneapolis, donde se reunió con una mamá trabajadora llamada Rebekah, que escribió una carta al Presidente compartiendo sobre los desafíos que su familia y muchas familias de los Estados Unidos se enfrentan en que trabajan duro, se sacrifican pero no pueden salir adelante. Pero en lugar de enfocarse en crecer la clase media y ampliar las oportunidades para todos, los Republicanos en el Congreso siguen bloqueando las propuestas económicas que son lógicas, tal como aumentar los salarios de los trabajadores, la extensión del seguro contra el desempleo y hacer la universidad más asequible. El Presidente seguirá luchando por las prioridades económicas en las próximas semanas y meses, porque el sabe que la mejor de ampliar la oportunidad para los trabajadores en Estados Unidos y continuar fortaleciendo la economía es de la clase media hacia afuera.

El audio y el vídeo del mensaje estarán disponibles en línea en el sitio www.whitehouse.gov a las 6:00 a.m. hora del este, el 28 de junio de 2014.

Comentarios del Presidente Barack Obama

Mensaje semanal

La Casa Blanca

28 de junio de 2014

Hola a todos. Esta semana pasé un par de días en Minneapolis, hablando con gente sobre sus vidas, sus preocupaciones, sus éxitos y sus deseos para el futuro.

Fui porque recibí una carta de una mujer trabajadora llamada Rebekah en la que compartía conmigo las dificultades que su joven familia había enfrentado desde la crisis financiera. Rebekah y su marido Ben eran recién casados y estaban esperando su primer hijo, Jack, cuando la crisis inmobiliaria destruyó su negocio de contratista. Él aceptó todos los empleos que pudo y Rebekah pidió préstamos estudiantiles y se capacitó en una nueva carrera. Hicieron sacrificios, por sus hijos y por ellos mismos. Y cinco años más tarde, pagaron parte de la deuda, compraron su primera casa y tuvieron su segundo hijo, Henry.

En su carta ella escribió “Somos una familia fuerte y unida que pasó por algunos momentos muy difíciles.” Y de muchas maneras, eso es la historia de Estados Unidos en estos últimos cinco años. Somos una familia fuerte y unida que pasó por algunos momentos muy difíciles.

Hoy, después de 51 meses, nuestras empresas han creado 9.4 millones de nuevos empleos. Nuestra economía es mejor de lo que era hace cinco años.

Pero como Rehekah también decía en su carta, todavía existen demasiadas familias de clase media como la de Rebekah que están haciendo todo de la manera correcta, que trabajan duro, se sacrifican, se vuelvan a capacitar, pero que no pueden salir adelante. Parece como que estuvieran luchando contra la corriente. Y simplemente cambiando nuestras prioridades un poquito, podríamos solucionarlo.

El problema es que los republicanos en el Congreso siguen bloqueando o rechazando con el voto casi todas las ideas serias que podrían fortalecer a la clase media. Solamente este año, rechazaron el aumento del salario mínimo, la igualdad salarial, la reforma de los préstamos estudiantiles, la extensión del seguro contra el desempleo. En lugar de invertir en educación que ayuda a las familias trabajadoras a mejorar y salir adelante, ellos votaron en favor de otro recorte tributario masivo para las personas más ricas que viven en Estados Unidos.

Esta obstrucción mantiene al sistema arreglado para los que están arriba y en contra de la clase media. Mientras insistan en seguir haciéndolo, seguiré tomando medidas por mi cuenta, como las que tomé ya para atraer nuevos empleos, aumentar los salarios de los trabajadores y ayudar a los estudiantes a pagar sus deudas estudiantiles. Yo voy a hacer mi trabajo. Y si se enojan porque trato de ayudar a la gente, pueden unirse y lo haremos juntos.

El punto es que, podríamos hacer tanto más como país, como una familia fuerte y unida, si los republicanos en el Congreso estuvieran menos interesados en favorecer a los de arriba y más interesados en el crecimiento de la economía para todos.

En lugar de darles más recortes tributarios a los millonarios, demos más recortes tributarios para ayudar a las familias que trabajan a pagar por el cuidado de niños o la universidad. En lugar de proteger las lagunas tributarias que permiten que las grandes corporaciones establezcan protecciones tributarias en el extranjero, pongamos a la gente a trabajar, reconstruyendo carreteras y puentes aquí en los Estados Unidos. En lugar de favorecer a los que ya han alcanzado el éxito, reconozcamos que somos más fuertes como nación cuando ofrecemos oportunidades justas a cada estadounidense.

Voy a pasar algún tiempo hablando de estas mismas opciones la semana próxima. Porque, conociendo nuestra historia, sabemos que nuestra economía no crece de arriba para abajo, crece desde el medio hacia afuera. Nos va mejor a todos cuando le va mejor a nuestra clase media. Eso es el modo Americano. Eso es lo que yo creo. Eso es por lo que seguiré luchando.

Les deseo que todos pasen un buen 4 de julio y buena suerte para el equipo de EE. UU. en Brasil.

Gracias.

#

White House Shareables