Comunidades se fortalecen gracias a ciudadanos del mundo:
El papel del gobierno federal en la integración de inmigrantes y refugiados

 

President Barack Obama Listens During Naturalization Ceremony

“A lo largo de la historia de este país los migrantes han llegado a nuestras costas, oleada tras oleada, desde todo rincón de la tierra. Este hecho convierte a Estados Unidos en una nación muy especial y es lo que nos fortalece. La idea de recibir a inmigrantes en nuestros litorales es lo que nos caracteriza --es parte de nuestro ADN. Consideramos que somos más fuertes, creativos y diferentes cuando la diversidad y las disimilitudes se unen gracias a un conjunto de ideales. El nuevo tejido de Estados Unidos se compone de todas estas fibras diferentes”.

– Presidente Barack Obama, 4 de julio de 2014

Nuestro país ha sido durante mucho tiempo un faro de esperanza y oportunidad para la gente de todo el mundo. El éxito que hemos tenido como una nación de inmigrantes está arraigado en los valores estadounidenses de igualdad y oportunidad, los cuales aseguran el compromiso que hicimos para recibir e integrar a los recién llegados al tejido de este país. La integración de migrantes y refugiados, o la inclusión e incorporación de estos en las comunidades que integran Estados Unidos no solo es clave para el éxito de los nuevos estadounidenses, sino también es beneficioso para las comunidades que los reciben. Desde ciudades grandes hasta pequeños pueblos, casi 40 millones de personas nacidas en el extranjero que viven en todo el país brindan aportes a sus comunidades.  Entre ellos se encuentran los más de 3 millones de refugiados que se han establecido en Estados Unidos desde 1975.  Según la Oficina de Estadísticas Laborales, en 2013 había 25.3 millones de empleados nacidos en extranjero habitando el país, lo cual representa el 16.3% de toda la fuerza laboral y demuestra que siempre han sido una parte importante de la economía estadounidense.

Cuando los nuevos estadounidenses tienen acceso a herramientas de ayuda se les presenta la oportunidad de ser empresarios exitosos e impulsores de nuevas ideas.  Las proyecciones más recientes indican que los migrantes iniciaron el 28 por ciento de todos los negocios de reciente creación en EE. UU. a pesar de que solo representan el 13 por ciento de la población del país.  Entre 2006 y 2012, el 44 por ciento de las empresas de tecnología de reciente creación ubicadas en Silicon Valley tenía al menos un fundador proveniente del extranjero. Además, los migrantes o sus hijos fundaron más del 40 por ciento de las empresas que conforman la lista de Fortune 500, las cuales en su conjunto emplean a más de 10 millones de personas y generan ingresos anuales por $4.2 billones.  La instrucción y la capacitación se llevan a cabo en muchos lugares diferentes de las comunidades, entre ellos escuelas, universidades, bibliotecas, centros de formación académica y organizaciones comunitarias. Los pueblos y las ciudades se convierten en epicentros de crecimiento de sus economías regionales gracias a la estrategia de recibir a los migrantes y refugiados. Además, la fuerte participación cívica de las nuevas personas que viven en Estados Unidos revitaliza y sustenta una próspera democracia.

En lo últimos cinco años, la Administración del Presidente Obama se ha esforzado por apuntalar las iniciativas de integración, mantener el diálogo con las partes interesadas y conocer y aplicar buenas prácticas y principios clave para informar una estrategia nacional más amplia en materia de integración de migrantes.  Asimismo el presidente Obama apoya enfáticamente mejores iniciativas de integración de migrantes como parte de su plan racional para Arreglar nuestro sistema de inmigración.  El proyecto de ley bipartidista en materia de reforma migratoria del Senado, así como la legislación que se encuentra pendiente en la Cámara de Representantes, contienen disposiciones que fortalecerían estos esfuerzos a nivel nacional, estatal y local; los cuales tienen su fundamento en tres pilares cruciales: integración cívica, económica y lingüística.

Integración cívica

Esta brinda a las personas que viven en Estados Unidos la seguridad de que sus derechos y libertades se respetarán y crea aceptación para el futuro del país y de sus comunidades. La Administración del Presidente ha ampliado las oportunidades de formación cívica y lo sigue haciendo con aquellas en materia de ciudadanía para los residentes permanentes legales que esperan participar plenamente y aportar a la riqueza de la sociedad estadounidense.

  • Naturalización accesible: Solicitar y obtener la ciudadanía estadounidense merece consideración especial debido a los beneficios especiales que le brinda al solicitante y al país, así como por la orgullosa tradición de dar la bienvenida a los nuevos ciudadanos.  El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS en inglés), adscrito al Departamento de Seguridad Nacional, ha mantenido la tarifa de naturalización al mismo costo desde 2007. El USCIS, reconociendo que algunos solicitantes no tienen la posibilidad de pagar la tarifa de solicitud, estableció un proceso de exención de pago de tarifas en el caso de ciertos formularios y tipos de beneficios, entre ellos la naturalización.
  • Nuevas herramientas que prepararan a solicitantes para ser ciudadanos: El USCIS amplió la disponibilidad de servicios de alta calidad de preparación para la ciudadanía al destinar subsidios a organizaciones que ofrecen tanto formación para la ciudadanía como servicios de llenado de solicitud de naturalización a residentes permanentes mediante el Programa de Subsidios para Ciudadanía e Integración. Desde 2009, el USCIS ha otorgado aproximadamente $33 millones mediante 182 subsidios a organizaciones que prestan servicios a migrantes y han ayudado a estar listos para ser ciudadanos a más de 78,000 residentes permanentes legales que reúnen los requisitos y habitan en uno de los 33 estados y el distrito de Columbia. Esta entidad espera asignar $10 millones más en septiembre de 2014 a casi 40 beneficiarios.
  • Nuevas herramientas que prepararan a solicitantes para ser ciudadanos: El USCIS lanzó el Centro de Recursos de Ciudadanía, un lugar central donde los migrantes, maestros y organizaciones encuentran información sobre cómo ser ciudadano por naturalización. Además continúa con el desarrollo de herramientas para respaldar la preparación de futuros ciudadanos y que estos tengan claros sus derechos y obligaciones. Por ejemplo, diseñó la herramienta de interactiva de estudio, Preparing for the Oath: U.S. History and Civics for Citizenship, en colaboración con el Smithsonian’s National Museum of American History e implementó el paquete de bienvenida a la ciudadanía estadounidense, un conjunto de materiales que brinda a los nuevos ciudadanos información sobre sus derechos y obligaciones. La Oficina de Reasentamiento de Refugiados (Office of Refugee Resettlement, ORR) adscrita al Departamento de Salud y Servicios Humanos (Health and Human Services’, HSS) destinó fondos para los estados que cuentan con programas de reasentamiento de refugiados que pueden canalizarse a servicios de preparación de solicitud de naturalización para refugiados.
  • Aprovechamiento de colaboraciones comunitarias: La Administración del Presidente trabaja para forjar colaboraciones innovadoras con municipalidades para aprovechar recursos colectivos que faciliten la promoción de conocimiento y formación sobre ciudadanía y participación cívica.  Por ejemplo, el USCIS se asoció con las ciudades de Chicago y Los Ángeles, el condado de Nashville/Davidson y el Institute of Museum and Library Services para brindar información sobre ciudadanía y el proceso de naturalización. La Oficina de Reasentamiento de Refugiados colaboró con la Oficina de Servicios Comunitarios (OCS) del Departamento de Salud y Servicios Humanos para publicar una carta dirigida a  colegas, en la que se exhorta a la colaboración en pro del reasentamiento de refugiados al brindar vinculaciones con proyectos de servicios comunitarios, recursos de ayuda técnica, anuncios de oportunidades de financiamiento e iniciativas de colaboración y atención al público.
  • Trabajo en las comunidades receptoras de migrantes: El USCIS, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados y el Departamento de Educación tienen el compromiso de incorporar a las comunidades que reciben a migrantes en propuestas para la integración de refugiados y personas provenientes del extranjero. Por ejemplo, la Oficina de Reasentamiento de Refugiados financia proveedores de ayuda técnica que brindan apoyo a la red nacional de reasentamiento de refugiados a fin de promover la participación comunitaria y fortalecer a las comunidades que reciben a refugiados, y el USCIS sigue ofreciendo seminarios gratis de capacitación dirigidos a educadores y voluntarios en clases de ciudadanía para adultos con el objetivo de mejorar sus habilidades de enseñanza de historia de EE. UU., civismo y el trámite de naturalización. Esta Oficina también financia el Programa de Autoayuda para Comunidades, el cual brinda ayuda a las organizaciones comunitarias de refugiados y demás grupos que se encargan del fortalecimiento de comunidades, y facilita el conocimiento de la cultura local y la integración de refugiados.

Integración económica

La integración económica exitosa faculta a los migrantes con autosuficiencia y capacidad para ayudar a las comunidades en las que habitan. La Administración del Presidente ha creado oportunidades de desarrollo y crecimiento profesional, ha promovido canales de comunicación entre trabajadores y patrones y ha educado a las personas que viven en Estados Unidos acerca de sus derechos y obligaciones en el lugar de trabajo. 

  • Garantizar que el sistema de fuerza laboral pública cubra las necesidades de las personas que viven en Estados Unidos El sistema de fuerza laboral pública que supervisa la Administración de Empleo y Capacitación adscrita al Departamento del Trabajo logra que los nuevos estadounidenses participen de diferentes formas. En primer lugar, los organizamos laborales estatales y locales y los American Job Centers se asocian con organizaciones que prestan servicios a migrantes para brindar servicios de empleo y apoyo laboral. Por ejemplo, la Administración de Empleo y Capacitación autorizó subsidios para capacitar a trabajadores desplazados con el objeto de hacer posible que seis estados amplíen colaboraciones con organizaciones comunitarias y ayuden a los migrantes y demás personas con formación académica en el extranjero a que adquieran las certificaciones, licencias y dominio del idioma inglés para ejercer sus profesión en EE. UU. En segundo lugar, este organismo expide los lineamientos para el sistema de fuerza laboral sobre cumplimentación de requisitos y prestación de servicios. Además, el Departamento de Trabajo emitió pautas y proporcionó ayuda técnica al sistema de fuerza laboral para prestar servicios a personas con dominio limitado del inglés. Por último, la Administración de Empleo y Capacitación y otras entidades del Departamento del Trabajo brindan materiales y demás información en varios idiomas para los que están en busca de trabajo y los administradores de programas/ La línea de ayuda gratuita, 1-877-USA JOBS, proporciona una amplia gama de información básica sobre los servicios que brinda el programa de fuerza laboral en más de 180 idiomas.
  • Colaboración con patrones, instituciones educativas y demás organismos a fin de mejorar alternativas para obtener una profesión: Aumentar las experiencias positivas con los patrones puede ser la clave para la integración económica exitosa de los nuevos estadounidenses. La Administración del Presidente crea vínculos entre patrones y programas de capacitación para beneficiar a los nuevos estadounidenses. Por ejemplo, el Departamento del Trabajo ha ampliado las colaboraciones con los patrones mediante estrategias de aprendizaje en el trabajo, como aprendices registrados o capacitación en el trabajo. Estos programas les permiten a los aprendices del idioma inglés a adquirir aptitudes y capacitación que les abran las puertas a más oportunidades profesionales. También brindan a los patrones una forma de hacerse de una fuerza de trabajo calificada. El programa de capacitación en el trabajo del estado de New Hampshire, ampliado gracias a subsidios del Departamento del Trabajo, ha cubierto las necesidades de los patrones que desean contratar y emplear a trabajadores que hablan idiomas diferentes al inglés. Además, el Departamento de Educación, el Departamento de Salud y Recursos Humanos y el Departamento del Trabajo emitieron un memorando conjunto para promover el uso de alternativas profesionales a fin de ayudar a los adultos, incluidos los nuevos estadounidenses, a adquirir aptitudes que puedan utilizar en el mercado laboral, acreditaciones reconocidas en los sectores laborales y servicios de atención médica y previsión social.  
  • El pleno aprovechamiento del talento de las nuevas personas que viven en Estados Unidos: Es muy importante que trabajemos para aprovechar el talento de inmigrantes y refugiados con educación en el extranjero a fin de que puedan trabajar en el campo o industria de su pericia, contribuir más plenamente a sus nuevas comunidades, ganar salarios más altos, cubrir puestos de trabajo en aquellas zonas donde los empleadores se enfrentan a la escasez de personas cualificadas, y fomentar la innovación y el espíritu empresarial para ayudar a construir economías locales.  El Departamento de Educación ha convocado cumbres políticas con la asociación federal y con organizaciones nacionales para el desarrollo de un plan de acción estratégica. El Programa de Desarrollo de la Microempresa de la ORR (Oficina de Reasentamiento de Refugiados) ayuda a los refugiados a desarrollar, ampliar o mantener sus propios negocios y mejorar la integración de los refugiados en la economía general. Durante los últimos 20 años, los refugiados han creado cerca de 10,000 empresas que han ofrecido más de 11,000 nuevos puestos de trabajo (muchos de ellos a otros refugiados) y más de 24,000 refugiados han adquirido nuevas habilidades y conocimientos empresariales. La ORR financia también un programa de cuidado infantil en el hogar, que ofrece oportunidades empresariales a los refugiados que están interesados en convertirse en proveedores de servicios de cuidado infantil con licencia.
  • El cumplimiento de las normas laborales, la protección de la seguridad del trabajador y el cumplimiento de la no discriminación: La protección del salario y la seguridad de los trabajadores son elementos fundamentales para la creación de lugares de trabajo saludables.  Sin embargo, los nuevos trabajadores que viven en Estados Unidos son a menudo más vulnerables a la explotación por parte de empleadores sin escrúpulos, debido a las barreras lingüísticas y culturales. El Departamento de Trabajo ha hecho incursiones para colaborar con las nuevas personas que viven en Estados Unidos y las comunidades de inmigrantes.  Por ejemplo, el Departamento de Trabajo y el Departamento de Justicia están trabajando conjuntamente para acoger seis sesiones de audiencia en todo el país a fin de escuchar y sensibilizarse con las preocupaciones laborales de los trabajadores asiáticos que viven en Estados Unidos.  El Departamento de Trabajo y la Iniciativa de la Casa Blanca sobre asiáticoamericanos isleños del Pacífico (White House Initiative on Asian American Pacific Islanders, WHIAAPI) también se han asociado para centrarse en la educación y en actividades de capacitación de instructores en sectores específicos, como salones de manicura, que dan empleo a un gran número de trabajadores asiáticoamericanos y la Oficina de Programas de Cumplimiento de Contratos Federales (OFCCP) del Departamento de Trabajo lleva a cabo la divulgación y proporciona educación  a poblaciones vulnerables para informar a los trabajadores sobre sus derechos laborales y sobre las previsiones legales aplicables de no discriminación impuestas por la OFCCP.  Además, la Oficina de Asesoramiento Especial (OSC)  sobre Prácticas Injustas de Empleo de Inmigrantes del Departamento de Justicia garantiza la protección de personas con permiso de trabajo, incluyendo inmigrantes recientes, refugiados y asilados.
  • La formación de capital y fomento de los activos individuales y familiares:  La Administración se ha comprometido a ayudar a las nuevas personas que viven en Estados Unidos a tomar decisiones financieras informadas, tales como ahorrar para la jubilación y la educación superior, comprender la tarjeta de crédito, los préstamos estudiantiles y la deuda hipotecaria. La Administración también reconoce que la propiedad de la vivienda es un paso importante para las nuevas personas que viven en Estados Unidos y, a través del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD), ha puesto en marcha una Iniciativa de Origen Nacional para educar a los recién llegados sobre la vivienda digna y el acceso a programas de vivienda. Su programa Choice Neighborhoods (Los mejores vecindarios) incluye diversas comunidades que dan a las nuevas personas que viven en Estados Unidos acceso a los barrios con oportunidades. El  programa Individual Development Accounts (Cuentas de Desarrollo Individual) de la ORR está diseñado para ayudar a los refugiados a colocar sus propios ahorros procedentes de sus empleos en inversiones importantes, como el desarrollo de la pequeña empresa y la educación post-secundaria.  Además, el colaborador del Departamento de Salud y Servicios Humanos de la ORR, la Oficina de Servicios Comunitarios (OCS), publicó las oportunidades de financiación del programa Assets for Independence (Activos para la Independencia) anuncio que incluye puntos de bonificación para colaboraciones clave con organizaciones de ayuda a los refugiados.

Aprendizaje lingüístico

El aprendizaje del inglés es de vital importancia para la integración en sus comunidades de las nuevas personas que viven en Estados Unidos. La capacidad de comprender y comunicarse en inglés tiene un efecto significativo en la capacidad del inmigrante para encontrar empleo, progresar en su profesión y llegar a ser cívicamente activo en su comunidad. En esencia, las habilidades bilingües, incluyendo el dominio del inglés, son la clave para la plena participación y contribución de las nuevas personas que viven en Estados Unidos en sus comunidades. La Administración se esfuerza por garantizar que las nuevas personas que viven en Estados Unidos tengan acceso a una enseñanza de calidad de la lengua inglesa a través de las instituciones educativas, organizaciones comunitarias y religiosas, el lugar de trabajo y las plataformas digitales.

  • Promoción de la alfabetización y aprendizaje del inglés: En las comunidades de todo el país, el Departamento de Educación apoya la educación de adultos y los programas de alfabetización familiar adaptados específicamente para ayudar a los adultos y a las familias a obtener las habilidades básicas y el dominio del inglés que necesitan para ser trabajadores, miembros de sus familias y ciudadanos productivos.   Estos programas proporcionan formación por debajo del nivel de educación post-secundaria para adultos que tienen 16 años de edad o más y que no están matriculados en la escuela secundaria, ni están obligados a ello, por la legislación estatal.  Los fondos federales también apoyan la educación cívica para los nuevos inmigrantes que están aprendiendo en inglés. Aproximadamente 1.7 millones de adultos estuvieron matriculados en la educación para adultos durante los programas de los años 2012-2013, y de ellos, más de 670,000 se matricularon en programas de English as a Second Language (ESL) (Inglés como Segundo Idioma).
  • Proporcionar herramientas y formación para instructores y maestros: La Oficina de Educación Profesional y Técnica para Adultos (OCTAE) del Departamento de Educación administra las subvenciones y contratos para apoyar a los maestros y programas del inglés, como el National Adult English Language Learning Professional Development Network (ELL-U) (Grupo Nacional de Desarrollo Profesional del Aprendizaje de Inglés para Adultos), el Literacy Information and Communications System (LINCS) (Sistema de Comunicaciones y Alfabetización Informacional) Adult English Language Learners Resource Collection (Recursos para el Aprendizaje del Ingles para Adultos), y la Adult Education and Immigrant Integration Initiative (Iniciativa de Educación para adultos e Integración de los Inmigrantes). Adicionalmente, EL/Civics Online (Alfabetización en inglés y educación cívica por Internet) (es un recurso para el desarrollo profesional basado en la web que ayuda a los maestros a incorporar la alfabetización en inglés y contenidos cívicos en las aulas de inglés como segundo idioma para adultos.  Por último, La Oficina de Aprendizaje del Inglés del Departamento de Educación (OELA) administra el National Professional Development Programa (Programa Nacional de Desarrollo Profesional) que proporciona actividades de desarrollo profesional para maestros K-12 destinados a mejorar la instrucción de los estudiantes con dominio limitado del inglés.
  • Apoyo para escuelas, familias y aprendizaje de dos generaciones. Para muchas familias de inmigrantes, escuelas e instituciones educativas constituyen a menudo la interacción más significativa que tienen con una entidad gubernamental. La mejora de los resultados de la educación de las nuevas personas que viven en Estados Unidos significa expandir la futura competitividad de EE.UU. en la nueva economía global. La prestación de asistencia a los estudiantes inmigrantes y a sus familias genera una participación más activa en el proceso educativo y tiene un efecto positivo en los resultados educativos de los estudiantes, incluyendo la preparación para ingreso en la escuela. El Departamento de Educación financia programas para la enseñanza preescolar, primaria y secundaria que ofrecen recursos y servicios de apoyo para la integración de los niños, jóvenes y adultos inmigrantes, incluyendo el programa del Título III, Enseñanza del idioma para estudiantes inmigrantes y con dominio limitado del inglés.  Por ejemplo, el programa Refugee School Impact Program de la ORR (Impacto para Escuela de Refugiados) proporciona orientaciones, tutorías, programas para después de la escuela, conferencias padres/maestros, asistencia de interpretación e información adicional acerca de cómo manejarse en el sistema escolar. En una colaboración histórica, la ORR, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) y la Oficina de Cuidado Infantil (OCC) publicaron un Memorándum de Información (IM) conjunta ofreciendo un fuerte estímulo al colaborador a nivel estatal, regional y local, para aumentar el acceso de las familias de refugiados al cuidado infantil de alta calidad. Además, la ORR, la OCC y la Oficina de Head Start (OHS) del HHS elaboraron un documento informativo sobre la vinculación de las redes  de reasentamiento de refugiados y de la primera infancia  para facilitar aún más la colaboración. 
  • Garantizar el acceso lingüístico y la igualdad en el acceso: La Sección de Coordinación y Cumplimiento del Departamento de Justicia y su Grupo de Trabajo Interinstitucional sobre Dominio Limitado del Inglés trabajan para asegurar que las agencias federales hagan cumplir el Título VI de forma coherente y eficaz con respecto a las obligaciones de los beneficiarios de la financiación federal para proporcionar un acceso significativo de las personas con dominio limitado del inglés. Además, el Centro de Derechos Civiles del Departamento de Trabajo hace cumplir y proporciona asistencia técnica y formación continuas a los Estados y otras entidades en relación con sus obligaciones dimanantes de la Ley de Inversión en la Fuerza Laboral y leyes concordantes para garantizar la igualdad en el acceso a los programas del sistema de desarrollo de la fuerza laboral, beneficios y actividades para las personas independientemente de su origen nacional o condición de ciudadanos. Estos servicios de asistencia lingüística, como la interpretación y la traducción, son fundamentales para el acceso de las personas con dominio limitado del inglés a todo, desde los tribunales estatales hasta la declaración de impuestos. El Departamento de Justicia también está coordinando la ejecución de una orden presidencial titulada Mejora del acceso a los servicios para personas con dominio limitado del inglés, que obliga a las agencias federales a asegurar el acceso de las personas con dominio limitado del inglés a servicios, programas y actividades prestados federalmente. Los recursos de salud de los refugiados de la ORR tienen por objeto garantizar el acceso de los refugiados a los recursos generales y fundamentales de la salud y a la información proporcionando materiales cultural y lingüísticamente apropiados y videos sobre el seguro de salud  y la salud de las mujeres refugiadas.

White House Shareables