The White House

Office of the Press Secretary

Declaraciones del Presidente sobre la reforma de Wall Street

Jardín Sur

8:52 A.M. EDT

     EL PRESIDENTE: Buenos días a todos. En unos cuantos momentos partiré para Canadá para participar en una cumbre con los países del G8 y el G20.  Ésta es la tercera cumbre del G20 que hemos tenido desde que asumí la presidencia.
     En nuestra primera reunión en Londres, cuando azotaba al mundo la peor crisis financiera de nuestros tiempos, actuamos audaz y rápidamente para sacar a nuestra economía del borde del abismo.  En nuestra segunda reunión en Pittsburgh, al inicio de nuestra recuperación, acordamos seguir un patrón equilibrado de crecimiento mundial y solucionar los problemas de nuestros sistemas financieros.
     Este fin de semana en Toronto, espero que podamos continuar dicho progreso al coordinar nuestros esfuerzos por promover el crecimiento económico, dedicarnos a las reformas financieras y darle mayor solidez a la economía mundial.
     Es necesario que actuemos de manera concertada por una razón simple: Esta crisis probó y los sucesos continúan confirmando que nuestras economías nacionales están inextricablemente vinculadas. Y así como los problemas económicos en un lugar pueden diseminarse a otro, las medidas de protección en cada uno de nuestros países pueden ayudar a proteger a todos los países.
     Me satisface que hayamos alcanzado grandes logros hacia la promulgación de estas medidas aquí en nuestro país. Debido al trabajo sumamente arduo de los presidentes de comité Dodd y Frank, y el firme liderazgo de los presidentes de comité Lincoln y Peterson, y los grandes esfuerzos de los congresistas dirimentes y miembros de ambos partidos, quienes trabajaron anoche hasta muy tarde, estamos listos para aprobar la más estricta reforma financiera desde las que se dieron tras la Gran depresión. Temprano esta mañana, la Cámara de Representantes y el Senado llegaron a un acuerdo sobre un conjunto de reformas de Wall Street que representan 90 por ciento de lo que propuse cuando emprendí esta lucha.
     Ahora bien, permítanme ser claro. Nuestro crecimiento económico y prosperidad dependen de un sector financiero sólido y robusto, y continuaré haciendo lo posible para promover y apoyar un sector privado dinámico. Pero todos hemos visto lo que sucede cuando hay supervisión inadecuada e insuficiente transparencia en Wall Street.
     Las reformas que se están considerando en el Congreso harán que Wall Street rinda cuentas por sus actos de manera que podamos ayudar a evitar otra crisis financiera como ésta de la que aún nos estamos recuperando.
     Pondremos en vigor las más estrictas medidas de protección de nuestra historia y crearemos una agencia independiente para velar por su cumplimiento. Con esta agencia, combinaremos bajo un solo techo funciones de protección del consumidor que actualmente están divididas entre media docena de agencias distintas. Ahora habrá una sola agencia cuya exclusiva labor será velar por ustedes.
     Las compañías de tarjetas de crédito ya no podrán engañarlos con páginas y páginas de letra menuda. Ya no podrán ser afectados por todo tipo de cuotas y multas escondidas o las prácticas de prestamistas inescrupulosos que se aprovechan de las personas.
     En cambio, nos aseguraremos de que las instituciones hipotecarias y compañías de tarjetas de crédito cumplan con las normas. Tendrán ustedes más control con formularios fáciles de comprender para que sepan qué están aceptando. Y tendrán la información clara y concisa que necesitan para tomar las decisiones financieras más adecuadas para ustedes y su familia.
     La reforma de Wall Street también le dará solidez a nuestra economía de muchas otras maneras. Haremos que nuestro sistema financiero sea más transparente al sacar a la luz los tipos de tratos complejos que ayudaron a desencadenar esta crisis, como los tratos en el mercado de derivativos que asciende a $600 billones.
     Promulgaremos la Norma Volcker para asegurarnos de que los bancos protegidos por la red de seguridad de la FDIC no puedan ser partícipes de tratos arriesgados para su propio beneficio. Y crearemos lo que se denomina la facultad de resolución para ayudar a cerrar las firmas cuyo colapso podría amenazar todo nuestro sistema financiero. Ya no tendremos empresas "que no pueden quebrar porque son demasiado grandes". 
     En los últimos 17 meses, hemos aprobado una Ley de Recuperación económica, reforma del seguro médico, reforma de la educación, y ahora estamos a punto de aprobar la reforma de Wall Street.  Y en la cumbre del G20 este fin de semana, trabajaré con otros países no sólo para coordinar nuestros esfuerzos para la reforma financiera, sino para promover el crecimiento económico mundial a la vez que nos aseguramos de que cada país pueda seguir un camino que sus propias finanzas puedan hacer sostenible.
     En su calidad de principal foro para la cooperación económica internacional, el G20 es el lugar adecuado para tratar dichos temas.  Y en los últimos [sic] días, espero que podamos aumentar los logros alcanzados en el pasado y darle solidez a la economía mundial durante mucho tiempo.
     Muchas gracias a todos.
     P    ¿ Puede lograr que el Senado apruebe la medida?
     EL PRESIDENTE: Por supuesto.

                             FIN           8:57 A.M. EDT
 

White House Shareables