The White House

Office of the Press Secretary

Declaraciones del Presidente Sobre Programas para Crear Trabajos en Pequeñas Empresas

EL PRESIDENTE: Buenos días a todos. Acabo de tener una reunión con estos pequeños empresarios y unos cuantos de sus trabajadores. Hablamos de algunos de los desafíos económicos que estas personas enfrentan. Y hablamos de las maneras en que nuestro gobierno puede facilitar que las pequeñas empresas contraten y crezcan.

Estos hombres y mujeres saben cuán importante es eso. Históricamente, las pequeñas empresas han generado dos de cada tres nuevos empleos en nuestro país. Y para recuperar los millones de empleos perdidos en la recesión, tenemos que asegurarnos de que las pequeñas empresas puedan abrir, expandirse y añadir nombres a sus nóminas de pago. Las pequeñas empresas ayudarán a impulsar esta recuperación económica. Y es por eso que continuaremos respaldándolas.
 
Pero asegurar que las pequeñas empresas puedan prosperar no sólo tiene que ver con nuestro éxito económico. Tiene que ver con quiénes somos como nación. Somos un país donde cualquiera con una buena idea y voluntad de trabajar puede tener éxito. Ésa es la promesa de Estados Unidos. Es esa promesa la que atrae a millones de personas a nuestras costas. Es lo que estimula a los trabajadores a convertirse en sus propios empresarios. Es lo que impulsa a los inventores de sótano a llevar sus inventos al mercado.
 
Es lo que llevó a dos muchachos, Bobby Pancake y Steve Wheat, quienes están presentes hoy, a arriesgarse y probar suerte administrando sus propios restaurantes. Claramente tenían que trabajar en restaurantes, se llaman “Pancake” y “Wheat.” Trabajaron para una cadena de restaurantes durante años, pero decidieron dejar las oficinas corporativas y abrir sus propias franquicias. De hecho, Bobby y Steve me dijeron que recientemente abrieron su sexto restaurante. Y Terry Haney, el gerente general de uno de sus locales, también nos acompaña.
 
Esta misma promesa de poder lograr sus sueños y llegar a ser su propia jefe fue lo que llevó a Prachee – Prachee Devadas a venir a este país, hacerse ciudadana y abrir lo que se ha convertido en una exitosa compañía de servicios tecnológicos. Prachee me dijo que cuando ella empezó, sólo tenía un empleado. Hoy, emplea a más de cien personas, entre ellos su esposo Anand, aquí presente.
 
Así que la realidad es que las pequeñas empresas en todo el país están contratando gente, haciendo una diferencia en sus comunidades, devolviéndole a sus comunidades, pero también han sido duramente golpeadas por la recesión. Desde mediados del 2007 a finales del 2008, las pequeñas empresas han perdido 2.4 millones de empleos. Y debido a que los bancos redujeron sus préstamos en la mitad de la crisis financiera, les fue particularmente difícil a los pequeños empresarios obtener préstamos para abrir un negocio o expandirse. Fue difícil financiar inventarios, planillas de pago, equipo nuevo.

Ahora bien, lo he dicho antes y lo repito, el gobierno no puede garantizar el éxito de estas compañías. Pero lo que sí puede hacer es derribar las barreras que impiden que los dueños obtengan préstamos. El gobierno no puede generar empleos en el sector privado. Pero puede crear las condiciones para que las pequeñas empresas representadas hoy aquí, crezcan y contraten a más personas. Eso es lo que ha guiado mucho de nuestro plan económico.
 
Entonces, permítanme dar ejemplos. El año pasado pusimos en vigor créditos tributarios para las pequeñas empresas de Estados Unidos, siete créditos tributarios. Hasta ahora, la Ley para la Recuperación ha respaldado más de 68,000 préstamos a pequeñas empresas, casi $29,000 millones en nuevos préstamos. Más de 1,300 bancos y cooperativas de crédito que no habían otorgado préstamos de la Dirección de Pequeñas Empresas (Small Business Administration o SBA) desde antes de la crisis financiera, ahora han vuelto a otorgarlos. Y más de $8,000 millones en contratos federales bajo la Ley para la Recuperación se han otorgado a pequeñas empresas. De hecho, Prachee ha podido añadir 20 empleados a medio tiempo y de tiempo completo, gracias a la Ley para la Recuperación.
 
Además, como resultado de una ley que promulgué hace unos meses, las empresas ahora cumplen los requisitos para obtener créditos tributarios cuando contratan a trabajadores desempleados. Las compañías también pueden deducir más de sus inversiones en equipo nuevo. Y como parte del paquete de la reforma de salud, 4 millones de pequeños empresarios recibieron recientemente una postal del Servicio de Rentas Internas (Internal Revenue Service o IRS). Y de hecho eran buenas noticias: les informaba que este año podrían cumplir con los requisitos para créditos tributarios por cuidado de salud que equivalen probablemente a decenas de miles de dólares para estas pequeñas empresas.
 
Así que éstas y otras medidas tienen un impacto positivo. Hace poco más de un año, la economía caía en picada. Hoy, está creciendo de nuevo. Hace poco más de un año, la economía perdía un promedio de 750,000 empleos por mes. Ahora, por cinco meses consecutivos, se han agregado empleos. Pero aunque estamos levantándonos de esta recesión, todavía no hemos salido de ese hoyo bastante profundo. Millones de nuestros familiares, amigos y vecinos todavía están buscando empleo, y enfrentan la perspectiva de desempleo a largo plazo. El acceso al crédito todavía no es como debiera, en particular para las pequeñas empresas.

Y los pequeños empresarios como Prachee y Bobby y Steve les dirán que sí, nos estamos recuperando, pero todavía no estamos totalmente recuperados. Necesitamos seguir avanzando.
 
Por eso estoy exhortando al Congreso a que apruebe rápidamente un conjunto de créditos tributarios e incentivos de préstamo para impulsar la contratación y el crecimiento en las pequeñas empresas. Esta ley que se está debatiendo ahora mismo eliminaría los impuestos a ganancias de capital para pequeñas inversiones -- para inversiones en pequeñas empresas, lo cual ayudará a movilizar capital hacia estas compañías en todo Estados Unidos. Y les daría un alivio tributario a las pequeñas empresas que recién empiezan para alentar a la gente a abrir su propio negocio también.
 
Para impulsar el otorgamiento de más crédito, este conjunto de medidas creará el fondo de préstamos para pequeñas empresas que propuse en mi Discurso sobre el Estado de la Nación, que ayudará a garantizar los préstamos a través de bancos comunitarios. Y crearemos un programa estatal nuevo de crédito a pequeñas empresas, porque los estados que enfrentan déficits han tenido que disminuir sus préstamos a pequeñas empresas y fábricas, lo cual afecta nuestra recuperación [económica]. También exhorto al Congreso que expanda y extienda los exitosos programas de la SBA, aumentado los topes para préstamos, por ejemplo, algo que podría beneficiar a gente como Bobby y Steve.
 
El hecho es que, desde el inicio de mi gobierno, venimos escuchando de pequeñas empresas que desean retener y contratar a más empleados, pero necesitan crédito adicional. Y venimos escuchando de bancos comunitarios pequeños que desean otorgar más préstamos a pequeñas empresas, pero necesitan capital adicional. Así que esta ley ayudaría a atender ambas necesidades. Y para ayudarnos a generar más empleos sin aumentar nuestro déficit, estamos tomando decisiones difíciles para pagar estas propuestas.
 
Entonces, tengo la esperanza de que la Cámara de Representantes apruebe estas medidas la próxima semana, y que el Senado haga lo mismo tan pronto como sea posible, con el apoyo de demócratas y republicanos. Y estoy deseoso de promulgar esta ley de créditos tributarios y préstamos adicionales. Es así que podremos hacer que nuestro país siga adelante, que siga por el camino que nos saca de la recesión, nos lleva a la recuperación pero también, finalmente, a la prosperidad.
 
Muchas gracias a todos.

White House Shareables