The White House

Office of the Press Secretary

Declaraciones del Presidente Tras Reunión con Ejecutivos de BP

2:25 P.M. EDT
 
 
El Presidente:  Buenas tardes a todos. Acabo de tener una reunión muy constructiva con el presidente de BP, Carl-Henric Svanberg, y planteé dos temas en la reunión. En primer lugar, cómo contener el petróleo que todavía se está derramando en el Golfo. Y como dije anoche, mi gobierno ha dirigido a BP para que movilice equipo y tecnología adicional, y en los próximos días y semanas, estos esfuerzos deben captar hasta 90 por ciento del petróleo que está derramando del pozo.
 
Ahora bien, eso no es suficiente. Así que seguiremos ejerciendo presión en BP y recurriendo a nuestros mejores cerebros y recursos para captar el resto del petróleo hasta que la compañía termine de perforar un pozo de alivio a fines del verano, que se espera detenga completamente el derrame.
 
El segundo tema fue respecto a la cuestión de las reclamaciones. Cuando viajé por el Golfo escuché una creciente frustración acerca del ritmo en que se están pagando las reclamaciones. Y también escuché inquietudes de si BP pondrá los recursos a disposición para cubrir reclamaciones legítimas que resultaron de este desastre. De modo que esta conversación hoy fue crucial.
 
Actualmente, hay un tope de $75 millones en la ley federal, para el monto requerido de las compañías petroleras bajo ciertas circunstancias para que paguen por daños económicos que resulten de un derrame de este tipo. Este monto obviamente sería insuficiente. Por eso, me complace anunciar que BP ha acordado establecer un fondo de $20,000 millones para pagar reclamaciones por daños a consecuencia de este derrame.

Estos $20,000 millones proporcionarán considerable garantía de que se honrarán las reclamaciones de la gente y las empresas. También es importante enfatizar que esto no es el tope. A la gente del Golfo le di mi palabra de que BP va a cumplir con las obligaciones que tenga con ellos. BP ha prometido públicamente que indemnizará cabalmente a la gente del Golfo, de modo que el acuerdo al que llegamos establece el marco legal y financiero para hacerlo.
 
Otro elemento importante es que este fondo de $20,000 millones no será controlado ni por BP ni por el gobierno. Se pondrá en una cuenta en custodia, administrada por terceros: una entidad imparcial e independiente. Así que si su negocio ha sufrido pérdidas económicas como resultado del derrame, cumple con los requisitos para tramitar un reclamo por una parte de estos $20,000 millones. Este fondo no es impedimento para que los estados y personas ejerzan su derecho de presentar una demanda judicial. BP también seguirá siendo responsable por el desastre ambiental que ha causado y vamos a continuar trabajando para asegurarnos de que respondan por ello.
 
Asimismo, BP ha acordado voluntariamente establecer un fondo de $100 millones para compensar a los trabajadores de la plataforma petrolera que perdieron su trabajo por el cierre de las plataformas petroleras en aguas profundas.
 
Hemos acordado mutuamente que Ken Feinberg estará a cargo del proceso independiente de tramitación de reclamaciones que estamos creando. Y habrá un panel de tres personas para arbitrar las reclamaciones que se hayan rechazado. Estamos haciendo todo lo posible por procesar rápidamente esas reclamaciones. Ken tiene mucha experiencia en esta materia, incluyendo la administración del fondo que compensó a las víctimas del 11 de setiembre. Y estoy convencido de que se asegurará de que las reclamaciones se administren tan rápida, justa y transparentemente como sea posible.
 
Las responsabilidades legales de BP por este derrame son considerables, y están conscientes de ello. Seguiremos exigiendo que BP y las otras partes responsables rindan cuentas. Y estoy totalmente seguro de que BP podrá cumplir con sus obligaciones con la Costa del Golfo y con el pueblo estadounidense. BP es una compañía sólida y viable, y nos conviene a todos que siga siéndolo. Así que esto se trata de responsabilidad. Al final de cuentas, eso es lo que todo estadounidense desea y espera.
 
La estructura que estamos creando hoy es un importante paso para hacer que la gente de la Costa del Golfo vuelva a la normalidad, pero no va cambiar las cosas de la noche a la mañana. Y quiero que todos los estadounidenses sepan que seguiré luchando todos y cada día hasta que se detenga el derrame de petróleo, hasta que se recuperen los negocios, y hasta que la Costa del Golfo supere esta tragedia, algo que sé que sucederá.
 
Un último punto. Durante una conversación privada con el presidente Svanberg le enfaticé que para las familias que conocí en el Golfo, para los dueños de pequeñas empresas, para los pescadores, para los camaroneros... esto no es sólo una cuestión de dólares y centavos, que muchos de ellos no tienen ningún respaldo. Que vienen de sobrevivir Rita y Katrina, de sobrevivir la peor economía que ha visto este país desde la Gran Depresión, y esta temporada iba a ser la temporada en que se iban a recuperar. No sólo eso. Desde su perspectiva, esto pasó en el peor momento posible, porque todos sus ingresos del año dependen de los tres o cuatro meses en que la gente puede sacar su bote y la gente viene por turismo.
 
Y entonces, le recalqué al presidente que cuando hable con sus accionistas, cuando tenga reuniones de directorio, que tenga en mente a esas personas, que están desesperadas, que para algunos de ellos, si no reciben ayuda rápidamente, pueden perder el negocio que ha estado en su familia por dos o tres generaciones. Y el presidente me aseguró que tendría eso presente.
 
Ése será el estándar con el que mediré la respuesta de BP. Y creo que hoy fue un buen comienzo y les debe dar cierta seguridad a algunos de los pequeños empresarios y personas que visité en el Golfo, de que BP va a cumplir con sus obligaciones. Pero le indiqué al presidente que, en todo este proceso, mientras trabajamos para asegurar que el Golfo se recupere de nuevo, que el estándar que voy a aplicar es si esas personas con las que me reuní, sus familiares, esas vulnerables comunidades son la prioridad en la mente de todos los involucrados. Porque es por ellos que trabajamos.
 
Bueno, muchas gracias a todos.
 

White House Shareables