VERSIÓN PREPARADA

3 DE MARZO, 2010

Buenos días. Me llamo Cecilia Muñoz y soy directora de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca y copresidenta del Grupo de Trabajo del Presidente sobre el estatus de Puerto Rico. Desde el primer día, el Presidente Obama ha hecho que gobernar de manera abierta, transparente y responsable sea una prioridad en su gobierno. Por eso estamos aquí hoy, para escuchar directamente de ustedes, el pueblo puertorriqueño.

Así que permítanme empezar agradeciéndoles a nuestros invitados en la mesa redonda, así como a todo el público presente. Estamos deseosos de escuchar hoy a tantos de ustedes como sea posible. Sé que Puerto Rico tiene uno de los niveles más altos de participación entre todas las democracias, de modo que esto no es diferente en ese sentido, pero no puedo dejar de recalcar la importancia de que este foro público haya sido recibido con tanto entusiasmo e interés, y de que se hayan dado tiempo hoy para hacernos saber su opinión. Es un honor para nosotros y una oportunidad histórica estar aquí hoy.

 En unos momentos escucharán al copresidente de este Grupo de Trabajo, el fiscal general adjunto del Departamento de Justicia Tom Perrelli. Los otros miembros del Grupo de Trabajo que nos acompañan hoy son Paul Dioguardi del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Judith Enck de la Agencia de Protección Ambiental, Mercedes Márquez del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, Eric Waldo del Departamento de Educación, Tammye Treviño del Departamento de Agricultura, la Dra. Gabriella Lemus del Departamento de Trabajo, Joe García del Departamento de Energía, Patrick O'Brien, del Departamento de Defensa, Cecilia Rouse del Consejo de Asesores Económicos, Rick Wade del Departamento de Comercio, Langley Koby del Departamento de Asuntos de Veteranos, Matthew Kabaker del Departamento del Tesoro, Julissa Reynoso del Departamento de Estado y Juliette Kayyem del Departamento de Seguridad Nacional.

También permítanme mencionar a los invitados que nos acompañarán esta mañana en la mesa redonda: Manuel Casiano, de Caribbean Business; María Enchautegui Santiago, del Instituto Urbano; Camilla Feibelman, del Sierra Club; el Dr. Joxel García, de la Escuela de Medicina de Ponce; José Alfredo Hernández Mayoral, del Partido Popular Democrático; el Dr. Manuel Rodríguez Orellana, del Partido Independentista Puertorriqueño; Jimmy López Torres, de Puertorriqueños por Puerto Rico; José J. Villamil,  de Estudios Técnicos; y Carlos Vivoni, del Partido Nuevo Progresista.

También quiero mencionar a dos funcionarios de la Casa Blanca que nos acompañan hoy entre el público: Adolfo Carrión y James Albino. Adolfo Carrión es director de la Oficina de Asuntos Urbanos de la Casa Blanca y James Albino es administrador principal del programa en la Oficina de Política Nacional sobre el SIDA. Los dos no sólo son excepcionales servidores públicos, sino también ejemplos del tremendo impacto que los puertorriqueños tienen a todo nivel gubernamental a lo largo y ancho de nuestro gran país y nuestra sociedad en general. Eso es algo que el Presidente sabe muy bien.

El Presidente Obama reconoce desde hace mucho tiempo los invalorables aportes de los puertorriqueños a Estados Unidos. Por eso le encargó a su gobierno que trabajara con el Congreso y todos los grupos y partidos para examinar el asunto del estatus de Puerto Rico y buscar un tratamiento más balanceado para los puertorriqueños en programas federales.
 
Como todos ustedes saben, el Grupo de Trabajo del Presidente fue inicialmente creado por el Presidente Bill Clinton a fin de analizar las opciones para el futuro estatus político de Puerto Rico y su relación con Estados Unidos. El Presidente Obama expandió el alcance del Grupo de Trabajo por medio de un Decreto Ejecutivo con el fin de estudiar e informar respecto al asunto del estatus, y también de ofrecer consejo y recomendaciones al Congreso y la Casa Blanca sobre medidas relativas a la generación de empleo, educación, cuidado de salud, energía limpia y desarrollo económico.
 
Como directora de Asuntos Intergubernamentales, me mantengo en contacto con los funcionarios locales y estatales electos de todo el país, entre ellos, los funcionarios electos de Puerto Rico. Hemos trabajado juntos durante muchos meses en una amplia gama de asuntos, como la respuesta a la emergencia de octubre, en que una planta de almacenaje de combustible explotó. Y por supuesto, hemos trabajado juntos para hacerle frente a la crisis económica que ha afectado particularmente a las familias puertorriqueñas. Tomamos medidas inmediatas cuando el Presidente Obama asumió su mandato, incluyendo la promulgación de la Ley para la Recuperación y Reinversión en Estados Unidos, la cual ayudó a detener la caída en picada de la economía y nos permitió invertir en varios proyectos aquí en Puerto Rico para ayudar a preservar o generar empleo a través de proyectos de infraestructura, ayudó a conseguir personal y respaldo para los centros de salud comunitarios y que sólo ayer otorgó una subvención por $12.9 millones para acceso de banda ancha en beneficio de comunidades subatendidas.

Pero el Presidente reconoce que queda mucho por hacer. Y sabemos que necesitamos trabajar hombro con hombro con ustedes para seguir progresando. Por eso estamos aquí. Gracias por darnos la bienvenida, y estamos deseosos de escucharlos hoy. Ahora, quisiera presentarles al otro copresidente, el fiscal general adjunto Tom Perrelli.
 

White House Shareables