the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

Los Futuros Líderes de los Estados Unidos

Summary: 
Eduardo Ochoa, secretario adjunto de educación postsecundaria del Departamento de Educación de Estados Unidos, escribe sobre las instituciones comunitarias de enseñanza superior (community colleges), donde la mayoría de los hispanos y otras minorías tradicionalmente subatendidas por la educación superior ahora están matriculados y en camino a un diploma universitario en proporciones mayores.

Este mes tuve la gran oportunidad de hablar en la reunión nacional de la Asociación de Estudiantes de Instituciones Comunitarias de Enseñanza Superior de Estados Unidos (American Student Association of Community Colleges o ASACC) en Washington, DC. Los estudiantes miembros de la ASACC son los futuros líderes de los Estados Unidos, y estaban en Washington para correr la voz sobre las instituciones comunitarias entre sus representantes electos y quienes dictan la política. Su energía y entusiasmo eran contagiosos. Las instituciones comunitarias son un aspecto importante del sistema de educación superior de Estados Unidos, y también es allí donde la mayoría de los latinos y otras minorías tradicionalmente subatendidas por la educación superior están procurando obtener grados universitarios, y ese número cada vez aumenta más.

En el Departamento de Educación, sabemos que las instituciones comunitarias desempeñan un papel importante en la capacitación de la fuerza laboral de Estados Unidos, motivo por el cual recientemente iniciamos una serie de Cumbres Regionales de Instituciones Comunitarias de Enseñanza Superior (Regional Community College Summits). Sin embargo, las instituciones comunitarias son apenas una parte del sistema educativo de Estados Unidos, y con el dinámico liderazgo del secretario Duncan, estamos transformando el rostro de toda la educación en Estados Unidos.

Cuando me sumé al departamento en julio, me hice parte de un equipo que está firmemente comprometido con asegurarse de que los estudiantes de educación superior de Estados Unidos  reciban lo mejor de lo mejor.  Continuamos distribuyendo miles de millones de dólares dirigidos a brindarles respaldo a los estudiantes universitarios, especialmente grupos en desventaja, incluidos latinos, por medio de programas de subvenciones como TRIO, GEAR UP y programas institucionales para entidades que históricamente han prestado servicios a los hispanos y personas de raza negra.

También hemos designado como prioridad asegurarnos que las instituciones de educación superior a las que asisten nuestros hijos tengan la más alta calidad académica. Continuamos trabajando con el Comité Asesor Nacional sobre Calidad e Integridad Institucional (National Advisory Committee on Institutional Quality and Integrity o NACIQI) para examinar las agencias de acreditación a fin de asegurar la calidad académica. Además, en la actual economía mundial, sabemos lo importante que es la educación internacional y enseñanza de idiomas para nuestros estudiantes, motivo por el cual estamos apoyando a profesores e instituciones en sus esfuerzos por reforzar este aspecto esencial de la educación del siglo XXI.

Todas estas medidas nos están acercando a lograr la transformación propuesta por el Presidente Obama de convertirnos, para el 2020, en el país con el más alto nivel de educación en el mundo. Recientemente fui orador en una serie de seminarios sobre “Reinventar el entorno académico” (“Reimaging the Academy”) en la Universidad Duke, y por medio de un diálogo ponderativo en lugares como este y otros similares, he descubierto que hay mucho respaldo para el objetivo del Presidente. Hay un anhelo de que la educación superior se una y se pronuncie al unísono sobre lo necesario para lograr lo que se propone el Presidente, y lo que la educación superior en general debe hacer para que así suceda. Me parece sumamente emocionante que el Consejo de Educación de Estados Unidos (American Council of Education) y las seis asociaciones presidenciales a su cargo se hayan comprometido a iniciar un diálogo y un proceso creativo para trabajar hacia ese objetivo. Pasos tan positivos están teniendo un gran impacto en la educación superior y están brindándoles a los estudiantes de Estados Unidos las herramientas que necesitan para llegar a triunfar en el futuro.  

Eduardo M. Ochoa es secretario adjunto de educación postsecundaria del Departamento de Educación de Estados Unidos