the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

Informes de estado a estado: Los beneficios económicos de enmendar nuestro sistema de inmigración que no funciona

Summary: 
Estados Unidos ha sido siempre una nación de inmigrantes y, a través de la historia de esta nación, inmigrantes de todas partes del mundo han mantenido nuestra fuerza laboral vibrante, nuestros negocios a la vanguardia, y ayudado a crear el mecanismo económico más grande del mundo. Sin embargo, el sistema de inmigración de nuestra nación no funciona y no ha mantenido el ritmo de los tiempos cambiantes.

Estados Unidos ha sido siempre una nación de inmigrantes y, a través de la historia de esta nación, inmigrantes de todas partes del mundo han mantenido nuestra fuerza laboral vibrante, nuestros negocios a la vanguardia, y ayudado a crear el mecanismo económico más grande del mundo. Sin embargo, el sistema de inmigración de nuestra nación no funciona y no ha mantenido el ritmo de los tiempos cambiantes. Hoy en día, asimismo, demasiados empleadores estafan al sistema al contratar a trabajadores indocumentados y hay 11 millones de personas que viven y trabajan en una economía sumergida. Esto ni es bueno para la economía de EE.UU. ni es bueno para las familias estadounidenses.

La reforma de inmigración con sentido común fortalecerá la economía estadounidense y establecerá empleos. Unos estudios independientes ratifican que la reforma de inmigración con sentido común incrementará el crecimiento económico al incorporar más trabajadores en alta demanda a la fuerza laboral, así aumentándose las inversiones de capital, la productividad en general, y resultando en números más altos de empresarios que emprenderán compañías en EE.UU.

Los economistas, líderes empresariales y trabajadores estadounidenses están de acuerdo— y es el por qué de que una coalición bipartidista y diversa de partes interesadas se haya unido para instarle al Congreso a que actúe ahora para enmendar el sistema de inmigración que no funciona de tal manera que se requiera que todos seamos responsables—tanto los trabajadores no autorizados, como aquellas personas que los contratan—y se garantice que todo el mundo siga las reglas. Recientemente el Senado aprobó una ley de reforma de inmigración bipartidista con sentido común [sic] que hará exactamente eso— y es hora de que la Cámara de Representantes se le una en la toma de medidas para asegurar que la reforma de inmigración con sentido común se haga realidad lo más pronto posible.

Además de estimular significativamente nuestra economía  nacional, la reforma de inmigración con sentido común también generará beneficios económicos de importancia en cada estado—desde aumentar los sueldos de los trabajadores, hasta aumentar los ingresos fiscales para fortalecer las industrias locales que son el eje de las economías estatales. Los siguientes informes nuevos de estado a estado describen exactamente cómo la reforma de inmigración fortalecería la economía y crearía empleos en todas las regiones de nuestro país.

Nos debemos aprovechar de esta oportunidad histórica para enmendar totalmente nuestro sistema de inmigración que no funciona. En riesgo se encuentra una economía más fuerte, más dinámica, que crece más rápidamente, que fomentará la creación de empleos, productividad y sueldos más altos, y la creación de empresas.

INFORMES DE LOS ESTADOS

Alabama                              Alaska                          Arizona                       Arkansas         
 
California                            Colorado                      Connecticut               Delaware
 
Florida                                 Georgia                         Hawaii                              
 
Idaho                                    Illinois                           Indiana                       Iowa
 
Kansas                                Kentucky                       Louisiana                  Maine
 
Maryland                             Massachusetts            Michigan                    Minnesota
 
Mississippi                          Missouri                        Montana                    Nebraska
 
Nevada                                New Hampshire         New Jersey               New Mexico
 
New York                             North Carolina            North Dakota            Ohio
 
Oklahoma                            Oregon                         Pennsylvania           Rhode Island
 
South Carolina                   South Dakota              Tennessee                Texas
 
Utah                                      Vermont                       Virginia                      Washington
 
West Virginia                      Wisconsin                    Wyoming                   

 


Para obtener más información:

Megan Slack es la Subdirectora de Contenidos Digitales de la Oficina de Estrategia Digital