Navegar esta sección

El presidente Biden representó a Delaware por 36 años en el Senado de los EE. UU. antes de convertirse en el vicepresidente número 47 de los Estados Unidos. Como presidente, Biden restaurará el liderazgo de nuestra nación y reconstruirá mejor nuestras comunidades.

Joseph Robinette Biden, hijo, nació en Scranton (Pensilvania), el primero de cuatro hijos de Catherine Eugenia Finnegan Biden y Joseph Robinette Biden. En 1953, la familia Biden se mudó a Claymont (Delaware). El presidente Biden se graduó de la Universidad de Delaware y de la Facultad de Derecho de Syracuse y sirvió en el Concejo del Condado de Newcastle.

La Familia de Joe Biden

A los 29 años, el presidente Biden se convirtió en una de las personas más jóvenes elegidas al Senado de los Estados Unidos. Unas pocas semanas después de su elección al Senado, la tragedia golpeó a la familia Biden cuando su esposa Neilia y su hija Naomi fallecieron en un accidente automovilístico, y sus hijos Hunter y Beau resultaron gravemente heridos.

Biden fue juramentado al Senado de los EE. UU. al lado de las camas de sus hijos en el hospital y comenzó a viajar de Wilmington a Washington todos los días, primero en coche y luego en tren, para estar con su familia. Continuó haciéndolo durante toda su trayectoria en el Senado. 

Biden se casó con Jill Jacobs en 1977, y en 1980, su familia se completó con el nacimiento de Ashley Blazer Biden. Una educadora de toda la vida, Jill obtuvo su doctorado en educación y regresó a la enseñanza como profesora de inglés en un colegio comunitario en Virginia.

Beau Biden, el fiscal general de Delaware y el hijo mayor de Joe Biden, falleció en 2015 después de luchar contra el cáncer cerebral con la misma integridad, valor y fuerza que demostró todos los días de su vida. La lucha de Beau contra el cáncer inspira la misión de la vida del presidente Biden: acabar con el cáncer tal como lo conocemos.

Beau, Ashley y Hunter Biden posan juntos de niños en una foto a blanco y negro.
Beau, Ashley y Hunter Biden

Un líder en el Senado

Como senador de Delaware por 36 años, el presidente Biden se consolidó como un líder para enfrentar algunos de los desafíos nacionales e internacionales más importantes de nuestra nación. Como presidente o miembro de más alto rango del Comité Judicial del Senado durante 16 años, Biden es ampliamente reconocido por su trabajo al escribir y liderar los esfuerzos para la aprobación de la Ley sobre la Violencia contra la Mujer, la legislación histórica que fortalece las penas para la violencia contra las mujeres, crea recursos sin precedentes para las sobrevivientes de agresión y cambia el diálogo nacional sobre las agresiones domésticas y sexuales.

Como presidente o miembro de más alto rango del Comité de Relaciones Exteriores del Senado durante 12 años, Biden desempeñó un papel fundamental en la configuración de la política exterior de los Estados Unidos. Estuvo a la vanguardia de los temas y la legislación relacionada con el terrorismo, las armas de destrucción masiva, Europa tras la Guerra Fría, el Oriente Medio, el suroeste de Asia y el fin del apartheid.

“Los Estados Unidos son una idea. Una idea más fuerte que cualquier ejército, más grande que cualquier océano, más poderosa que cualquier dictador o tirano. Les dan esperanza a las personas más desesperadas de la tierra, garantizan que todos sean tratados con dignidad y no le dan resguardo alguno al odio. Inculcan en cada persona de este país la creencia de que sin importar dónde se empiece en la vida, no hay nada que no se pueda lograr si se trabaja en ello. Eso es lo que creemos.”

Joe Biden, 25 de abril de 2019

El vicepresidente número 47 de los Estados Unidos 

Como vicepresidente, Biden continuó su liderazgo en los temas importantes que enfrenta la nación y representó a nuestro país en el extranjero. El vicepresidente Biden convocó sesiones del Gabinete del presidente, dirigió esfuerzos interagenciales y trabajó con el Congreso en su lucha para elevar el nivel de vida de los estadounidenses de clase media, reducir la violencia con armas de fuego, abordar la violencia contra las mujeres y poner fin al cáncer tal como lo conocemos.

Biden ayudó al presidente Obama a aprobar la Ley de Recuperación, el mayor plan de recuperación económica en la historia de la nación y nuestro mayor y más sólido compromiso con la energía limpia, y luego supervisó la implementación de la misma. El plan del presidente evitó otra Gran Depresión, creó y salvó millones de empleos, y condujo a 75 meses ininterrumpidos de crecimiento del empleo al final de la administración. Y Biden lo hizo todo con menos del 1% en despilfarro, abuso o fraude, el programa gubernamental más eficiente en la historia de nuestro país.

El presidente Obama y el vicepresidente Biden también aseguraron la aprobación de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, que redujo el número de estadounidenses no asegurados en 20 millones en el momento en que dejaron el cargo y prohibió a las compañías de seguros negar la cobertura debido a las condiciones preexistentes.

Sirvió como representante para la diplomacia estadounidense en todo el hemisferio occidental, fortaleció las relaciones con nuestros aliados tanto en Europa como en Asia y el Pacífico, y lideró el esfuerzo para traer 150,000 tropas movilizadas en Irak de vuelta a casa.

En una ceremonia en la Casa Blanca, el presidente Obama otorgó a Biden la Medalla Presidencial de la Libertad con Distinción, el honor civil más alto de la nación.

Joe Biden y Barack Obama ambos en trajes oscuros, abrazándose y sonriendo.
Barack Obama anuncia a Biden como su compañero de boleta y candidato a la vicepresidencia en Springfield, Illinois

Un nuevo capítulo

Después de dejar la Casa Blanca, los Biden continuaron sus esfuerzos para ampliar las oportunidades para cada estadounidense con la creación de la Fundación Biden, la Iniciativa Biden contra el Cáncer, el Centro Penn Biden para la Diplomacia y el Compromiso Global y el Instituto Biden de la Universidad de Delaware.

El 25 de abril de 2019, Biden anunció su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos. La candidatura de Biden se basó, desde el principio, en tres pilares: la batalla por el alma de nuestra nación; la necesidad de reconstruir nuestra clase media, la columna vertebral de nuestro país; y un llamado a la unidad, para actuar como un solo Estados Unidos. Fue un mensaje que sólo ganaría más resonancia en 2020 cuando nos enfrentábamos a una pandemia, una crisis económica, llamados urgentes a la justicia racial y la amenaza existencial del cambio climático.

“Estamos viviendo una de batalla por el alma de nuestra nación.”

Joe Biden, 25 de abril de 2019
El presidente Joe Biden se toma una foto con los participantes durante un evento en Burlington, Iowa
El presidente Joe Biden se toma una foto con los participantes durante un evento en Burlington, Iowa

Reciba actualizaciones de la Casa Blanca por correo electrónico

¡Gracias por suscribirse!

Nos pondremos en contacto con la información más reciente sobre cómo el presidente Biden y su administración trabajan por el pueblo estadounidense, al igual que con maneras en las que usted puede involucrarse y ayudar a nuestro país a reconstruir mejor.

Regresar al inicio
Inicio