Navegar esta sección

Kamala D. Harris es la vicepresidenta de los Estados Unidos de América. Ella fue elegida vicepresidenta después de una larga trayectoria de servicio público, tras haber sido elegida fiscal general de San Francisco, fiscal general de California y senadora de los Estados Unidos.

La vicepresidenta Harris nació en Oakland (California) de padres que inmigraron de India y Jamaica. Se graduó de la Universidad de Howard y de la Escuela de Derecho de Hastings (Hastings College of Law) de la Universidad de California.

Kamala cuando era una niña pequeña vistiendo un suéter a cuadros rojo y zapatos de punto blanco, sonriendo junto a su madre, Shyamala.
La vicepresidenta Harris con su madre, Shyamala

“Mi madre me miraba y me decía, ‘Kamala, tú puedes ser la primera en hacer muchas cosas, pero asegúrate de que no seas la última.’”

Kamala Harris, 28 de enero de 2019

La vicepresidenta Harris y su hermana Maya Harris fueron criadas e inspiradas principalmente por su madre, Shyamala Gopalan. Gopalan, una científica y pionera en cáncer de mama por su propio mérito, recibió su doctorado el mismo año que la vicepresidenta nació. 

Sus padres eran activistas y le inculcaron a la vicepresidenta Harris un fuerte sentido de la justicia. Ellos la llevaban a las manifestaciones de los derechos civiles y le presentaron a modelos a seguir: desde el juez de la Suprema Corte Thurgood Marshall hasta la líder de los derechos civiles Constance Baker Motley, cuyo trabajo la motivó a convertirse en fiscal. 

Durante su niñez y su desarrollo, la vicepresidenta Harris estuvo rodeada de una comunidad y una familia extendida diversas. En 2014, ella se casó con Doug Emhoff. Ellos tienen una familia grande y mixta que incluye a sus hijos, Ella y Cole.

La vicepresidenta Harris le sonríe a la multitud en el Desfile del Orgullo Gay en San Francisco (California), acompañada de su esposo, Doug, y su sobrina, Meena.
La vicepresidenta Harris en el Desfile del Orgullo Gay en San Francisco (California)

A través de su carrera, la vicepresidenta se ha guiado por las palabras que dijo la primera vez que puso los pies en la corte: Kamala Harris, por el pueblo.

En 1990, la vicepresidenta Harris se integró a la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Alameda en donde se especializó en enjuiciar casos de violación sexual infantil. Ella se desempeñó después como la abogada en jefe de la Oficina del Fiscal del Distrito de San Francisco y más adelante fue la jefa de la División de Niños y Familias para la Oficina del Fiscal de la ciudad de San Francisco. 

Fue elegida como fiscal del distrito de San Francisco en 2003. En ese rol, la vicepresidenta Harris creó un programa revolucionario para brindarles a las personas con cargos de drogas por primera vez la oportunidad de obtener un título de estudios secundarios y conseguir empleo. El programa fue designado como un modelo nacional de innovación para las fuerzas policiales por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. 

En 2010, la vicepresidenta Harris fue elegida como la fiscal general de California y supervisó el departamento de justicia estatal más grande en los Estados Unidos. Ella estableció la primera Oficina de Justicia Infantil del estado e instituyó varias reformas que fueron primeras en su clase para asegurar mayor transparencia y rendición de cuentas en el sistema de justicia criminal. 

Como fiscal general, la vicepresidenta Harris ganó un acuerdo de $20 mil millones para los californianos que experimentaron la ejecución hipotecaria en sus casas, así como un acuerdo de $1.1 mil millones para los estudiantes y veteranos de quienes se aprovecharon los miembros de una compañía de educación con fines de lucro. Ella defendió la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, por sus siglas en inglés) en la corte, hizo cumplir la ley ambiental y fue una líder nacional para avanzar el matrimonio igualitario.

A través de su carrera, la vicepresidenta se ha guiado por las palabras que dijo la primera vez que puso los pies en la corte: Kamala Harris, por el pueblo.

En 1990, la vicepresidenta Harris se integró a la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Alameda en donde se especializó en enjuiciar casos de violación sexual infantil. Ella se desempeñó después como la abogada en jefe de la Oficina del Fiscal del Distrito de San Francisco y más adelante fue la jefa de la División de Niños y Familias para la Oficina del Fiscal de la ciudad de San Francisco. 

Fue elegida como fiscal del distrito de San Francisco en 2003. En ese rol, la vicepresidenta Harris creó un programa revolucionario para brindarles a las personas con cargos de drogas por primera vez la oportunidad de obtener un título de estudios secundarios y conseguir empleo. El programa fue designado como un modelo nacional de innovación para las fuerzas policiales por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. 

En 2010, la vicepresidenta Harris fue elegida como la fiscal general de California y supervisó el departamento de justicia estatal más grande en los Estados Unidos. Ella estableció la primera Oficina de Justicia Infantil del estado e instituyó varias reformas que fueron primeras en su clase para asegurar mayor transparencia y rendición de cuentas en el sistema de justicia criminal. 

Como fiscal general, la vicepresidenta Harris ganó un acuerdo de $20 mil millones para los californianos que experimentaron la ejecución hipotecaria en sus casas, así como un acuerdo de $1.1 mil millones para los estudiantes y veteranos de quienes se aprovecharon los miembros de una compañía de educación con fines de lucro. Ella defendió la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, por sus siglas en inglés) en la corte, hizo cumplir la ley ambiental y fue una líder nacional para avanzar el matrimonio igualitario.

La vicepresidenta Harris de pie frente a una bandera de los Estados Unidos mientras habla con un grupo de seguidores durante un evento.
La vicepresidenta Harris hablando en un evento

“En cada paso del camino, he sido guiada por las palabras que hablé desde el primer día que me paré en una corte: Kamala Harris, por el pueblo.”

Kamala Harris, 19 de agosto de 2020

En 2017, la vicepresidenta Harris fue juramentada en el Senado de los Estados Unidos. En su primer discurso, ella habló a favor de los inmigrantes y refugiados quienes en ese momento estaban bajo ataque. Como miembro del Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado, ella luchó para mejores protecciones para los DREAMers y pidió que hubiera mejor supervisión de las condiciones subestándar en los centros de detención de inmigrantes.

En el Comité Selecto de Inteligencia del Senado, ella trabajó con los miembros de ambos partidos para proteger a los estadounidenses de amenazas extranjeras y elaboró legislación bipartidista para ayudar a proteger las elecciones estadounidenses. Ella visitó Irak, Jordania y Afganistán para reunirse con los miembros del servicio militar y evaluar la situación en el terreno. Ella también ejerció en el Comité Judicial del Senado. Durante su ejercicio en el comité, dos nominados a la Suprema Corte fueron considerados y ella defendió la integridad del sistema judicial. 

Como senadora, la vicepresidenta Harris lideró la legislación para reformar las fianzas en efectivo, combatir el hambre, proveer ayuda con el pago de la renta, mejorar los cuidados de salud maternoinfantil y, enfrentar la crisis climática como miembro del Comité del Medioambiente y Obras Públicas del Senado. Su proyecto de ley bipartidista antilinchamientos fue aprobado en el Senado en 2018. Su legislación para preservar los institutos y universidades históricamente negros (HBCU, por sus siglas en inglés) fue firmada como ley, así como su esfuerzo para proveer capital muy necesario a comunidades de ingresos bajos durante la pandemia del COVID-19.

Harris abraza con júbilo a una niña pequeña sonriente que luce una camiseta color púrpura.
La vicepresidenta Harris abraza a una de sus seguidoras jóvenes

El 11 de agosto de 2020, la vicepresidenta Harris aceptó la invitación del presidente Joe Biden para convertirse en su compañera de boleta y ayudar a unificar a la nación. Ella es la primera mujer, la primera afroestadounidense, la primera estadounidense surasiática en ser elegida vicepresidenta, como fue el caso con otros cargos que ella ha ocupado. Sin embargo, ella está determinada a no ser la última.

Reciba actualizaciones de la Casa Blanca por correo electrónico

¡Gracias por suscribirse!

Nos pondremos en contacto con la información más reciente sobre cómo el presidente Biden y su administración trabajan por el pueblo estadounidense, al igual que con maneras en las que usted puede involucrarse y ayudar a nuestro país a reconstruir mejor.

Regresar al inicio
Inicio