En este momento, demasiados estadounidenses están teniendo dificultades para satisfacer sus necesidades básicas y hacer frente a sus gastos esenciales. Una economía que no funciona para muchos de nosotros no solo es injusta, sino también insostenible.

El Plan para las Familias Estadounidenses es una inversión única en las bases de la prosperidad de la clase media: la educación, la atención médica y el cuidado infantil. Reconoce que las políticas para facilitar la vida de las familias estadounidenses deben centrarse en incluir a todos, independientemente del género, la raza o el lugar de residencia —urbano, suburbano o rural. Más allá de ayudar a las familias estadounidenses a satisfacer sus necesidades actuales, este plan impulsa la innovación y el crecimiento futuros.

Esto es lo que el Plan para las Familias Estadounidenses ofrecerá:

El Plan para las Familias Estadounidenses es una inversión ambiciosa, única en una generación, para reconstruir la clase media e invertir en el futuro de los Estados Unidos.

Junto con el Plan para las Familias Estadounidenses, el presidente Biden propone una agenda de reforma tributaria que recompensará el trabajo, no la riqueza. La agenda incluye la revocación de muchas exenciones impositivas de la ley tributaria de 2017, así como reformas al código tributario para garantizar que los ricos se rijan por las mismas reglas que todos los demás. Los ingresos resultantes pagarán la inversión del Plan para las Familias Estadounidenses en educación y cuidado infantil, el alivio tributario para las familias estadounidenses, y la reducción de la pobreza infantil.

Reciba actualizaciones de la Casa Blanca por correo electrónico

Nos pondremos en contacto con la información más reciente sobre cómo el presidente Biden y su administración trabajan por el pueblo estadounidense, al igual que con maneras en las que usted puede involucrarse y ayudar a nuestro país a reconstruir mejor.

Regresar al inicio
Inicio