Si bien es alentador ver que la inflación anual se moderó en abril, el hecho es que la inflación es inaceptablemente alta. Como dije ayer, la inflación es un desafío para las familias de todo el país y reducirla es mi principal prioridad económica. 

Esto comienza con la Reserva Federal, que juega un papel primordial en la lucha contra la inflación en nuestro país. Agradezco al Senado por confirmar anoche a la Dra. Lisa Cook en la Junta de Gobernadores e insto al Senado a que confirme a mis nominados restantes sin demora. Si bien nunca interferiré con la independencia de la Reserva Federal, creo que hemos construido una economía sólida y un mercado laboral sólido, y estoy de acuerdo con lo que dijo el presidente Powell la semana pasada acerca de que la amenaza número uno para esa fortaleza es la inflación. Confío en que la Reserva Federal hará su trabajo teniendo eso en cuenta.   

Más allá de la Reserva Federal, mi plan de inflación se centra en reducir los costos que enfrentan las familias y reducir el déficit federal. Ya esta semana, mi Administración ha anunciado nuevos pasos en asociación con el sector privado para reducir el precio de Internet de alta velocidad para decenas de millones de estadounidenses. Y la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO por sus siglas en inglés) informó que el déficit del presupuesto federal en los primeros siete meses de este año fiscal se redujo en $1.5 billones, lo que nos coloca en el camino hacia la mayor reducción del déficit en cualquier año registrado. La CBO también confirmó que el déficit presupuestario en lo que va del año es más bajo que durante el mismo período en 2019, antes de que comenzara la pandemia.  Hoy viajaré a Illinois para hablar con los agricultores sobre lo que podemos hacer para reducir sus costos y ayudarlos a producir más, reduciendo el precio de los alimentos para los estadounidenses y en todo el mundo. Todo esto es progreso, pero la lucha contra los problemas de la cadena de suministro global relacionados con la pandemia y el aumento de precios de Putin continuará todos los días. 

Los republicanos del Congreso hablan de inflación, pero su único plan es aumentar los impuestos a las familias trabajadoras, sacando aún más dinero de sus bolsillos.  Si se toman en serio la inflación, deberían enviarme el proyecto de ley de innovación bipartidista para reforzar nuestras cadenas de suministro y hacer más en Estados Unidos, junto con una legislación que reduzca los costos y el déficit, reduzca las facturas de servicios y medicamentos recetados de las familias, y restablezca la equidad en nuestro código fiscal. Hemos hecho un enorme progreso para volver a encarrilar nuestra economía, y estas medidas nos ayudaríáan a mantener este progreso y reducir los precios para las familias.

Manténgase informado

Nos comunicaremos con la información más reciente sobre cómo el presidente Biden y su administración trabajan por el pueblo estadounidense y le haremos saber de qué maneras puede usted involucrarse y ayudar a nuestro país a reconstruirse.

Regresar al inicio
Inicio