EL PRESIDENTE: Hola, buenas tardes a todos. Estoy aquí porque estamos enfocados en lo que le está pasando a la gente de Puerto Rico nuevamente. Estábamos hablando– casi al día, casi — al menos la misma semana y — cinco años después del huracán María, el cual fue devastador.

Y como le dije, gobernador, cuando estábamos hablando al inicio de la semana, estamos aumentando los recursos federales para Puerto Rico y haremos todo, todo lo que podamos para satisfacer las necesidades urgentes que usted tiene. Y sabemos que son reales e importantes. Y estamos allí. Y, lo sé, mal chiste, “Soy del gobierno federal y estoy aquí para ayudar”. Pero realmente lo somos.

Y creo que nosotros – yo espero que esté satisfecho con la respuesta hasta ahora.

Estaremos con Puerto Rico — la gente de Puerto Rico — ahora y hasta que esto termine y hasta que nos recuperemos. Y mi esposa y yo estuvimos hablando de esto anoche. Oramos por — sé que el número de muertos ha aumentado un poco, pero — todas las personas desplazadas y todas las personas que simplemente tienen tanto miedo, sabiendo lo que sucedió antes. Especialmente si pasaron por esto la última vez, tiene que ser increíblemente intimidante.

Y el domingo, incluso antes de que la tormenta tocara tierra, aprobé esa declaración de desastre — la declaración de desastre de emergencia, para traer toda la fuerza del gobierno federal para responder, sabiendo muy bien los efectos catastróficos — cuán catastróficos podrían ser en las comunidades que ni siquiera han recuperado por completo de la última vez, gobernador, como usted y yo hablamos. Gracias.

Y, mira, le pedí a la administradora de FEMA, Criswell — ella está aquí conmigo — que vaya ella misma y evalúe la situación y se asegura de que la gente de Puerto Rico tenga todo — todo lo que puedan necesitar que podamos darles para ayudarlos a superar esto.

Y ahora hay cientos de personal federal y de FEMA, incluyendo equipos de búsqueda y rescate, equipos bilingües de asistencia a sobrevivientes de desastres y los expertos en restauración de energía de los Estados Unidos.

Y quiero agradecer especialmente a los socorristas locales. Quiero decir eso nuevamente: los socorristas locales. Quiero agradecerles, incluyendo la Guardia Nacional de Puerto Rico, que ha estado trabajando 24 horas al día.

Los desastres son traumáticos para los sobrevivientes, pero también lo son para los socorristas. Es la realidad. Y pasando por tantos desastres en los últimos cinco años es extremadamente difícil.

FEMA está poniendo a disposición consejeros de crisis en todo Puerto Rico, tanto para sobrevivientes como para socorristas. Así que, por favor, aprovechen estos recursos. Está bien pedir ayuda. Este es un lugar donde debe pedir ayuda. No hay nada, no hay crédito por no pedir ayuda. Pida ayuda si la necesita.

Y quiero agradecer a la delegación del Congreso de Nueva York y la congresista González-Colón por estar aquí hoy. En particular, quiero agradecer a la gobernadora, la gobernadora Hochul y al alcalde Adams que están aquí. Han enviado policías estatales, socorristas de emergencia de Nueva York para ayudar a nuestros hermanos y hermanas en Puerto Rico. Y hay muchos de ellos, creo. Tal vez Nueva York tenga la población puertorriqueña más grande del país. Y el estado, creo, tiene el segundo más grande, si no me equivoco.

GOBERNADORA HOCHUL: Más de un millón.

EL PRESIDENTE: Más de un millón.

Y estamos todos juntos en esto, se lo prometo, gobernadora. Esto — no lo vemos como un problema distante.

Y la electricidad está regresando lentamente, pero está regresando. Y viene más ayuda de las empresas de servicios públicos y desde aquí. Y también tenemos agua y otros suministros disponibles. Y todavía hay docenas de refugios que todavía están disponibles y abiertos.

Pero todavía hay demasiados hogares y negocios sin electricidad, sin agua potable limpia. Y ayer, a pedido del gobernador, aprobé de inmediato una declaración acelerada de desastre mayor para proveer asistencia individual y pública para ayudar a las personas y las comunidades a recuperarse.

Y esta declaración va a — obtendremos recursos federales allí rápidamente. Y va a ayudar a las personas a comenzar a reconstruir sus vidas.

Y como parte de la declaración, anuncio hoy que autoricé el cien por ciento — el cien por ciento de fondos federales para —

ADMINISTRADOR WARRINGTON: Sí.

EL PRESIDENTE: — remoción de escombros, búsqueda y rescate, restauración de energía y agua, refugio y comida para todo el mes. Cien por ciento.

Así que no hay ningún costo para usted, gobernador. Quiero decir, hay un costo significativo, lo sé –costo emocional y otros. Pero ya sea que lo sea — es un financiamiento del cien por ciento para la remoción de escombros, búsqueda y rescate, restauración de energía y agua, y refugio y alimentos para el mes.

Y a la gente de Puerto Rico que todavía está sufriendo por el huracán María cinco años después, sé que nosotros – ellos — deberían saber esto — estamos con ustedes. No nos vamos a ir. Lo decimos en serio.

Y me gusta el hecho de que Deanne– va a hablar en un minuto — pero también se preparó para esto — sabiendo lo que tenía que hacer.

Entonces, ya sabe, en el futuro, gobernador, le dije: tiene el número de teléfono. Puedes llamarme, personalmente, en cualquier momento. Y hablo en serio.

Esto es muy, muy, muy importante para nosotros. Realmente importante para nosotros. Y entonces no vamos —

GOBERNADOR PIERLUISI: Gracias.

EL PRESIDENTE: — a alejarnos.

Y con eso, permítanme decir que Dios bendiga al pueblo de Puerto Rico y a nuestros soldados.

Y ahora voy a dar el micrófono a la administradora de FEMA.

2:22 EDT

Manténgase informado

Suscribirse

Nos comunicaremos con la información más reciente sobre cómo el presidente Biden y su administración trabajan por el pueblo estadounidense y le haremos saber de qué maneras puede usted involucrarse y ayudar a nuestro país a reconstruirse.

Seleccione para enviar y recibir mensajes de texto del presidente Biden.

Regresar al inicio Regresar al inicio
Inicio