EL PRESIDENTE:  Bueno, buenas tardes.  Antes de comenzar, permítanme decirles que estaré disponible para responder preguntas sobre muchas cosas, pero tengo 600 atletas olímpicos esperándome.  Si me retienen demasiado tiempo, ellos ocuparán el lugar a toda prisa.

Y… dejando de lado las bromas, yo… esta semana, mi administración publicó nueva información que indica que estamos en camino de reducir el déficit federal en otros… otros 1.5 billones de dólares para fines de este año fiscal… la mayor disminución en un solo año en la historia estadounidense.  Y la mayor disminución, más allá de haber tenido una reducción de 350 mil millones de dólares en el déficit el año pasado, en mi primer año como presidente.

También supimos que, por primera vez desde 2016, el Departamento del Tesoro planea pagar la deuda nacional emitida al público este trimestre.  Y, a pesar de todo lo que los republicanos hablan sobre los déficits, esto no sucedió ni en un solo trimestre con mi predecesor.  Ni una sola vez.

La conclusión es que el déficit aumentó todos los años con mi predecesor, antes de la pandemia y durante la pandemia.  Y, desde que estoy aquí… bajó dos años. Punto.  Eso es… son los hechos.

¿Y por qué es esto importante?  Porque reducir el déficit es una forma de aliviar las presiones inflacionarias en una economía donde las consecuencias de una guerra y los precios del gas, el petróleo y los alimentos… todo… es solo un mundo diferente en este momento debido a Ucrania y Rusia.  Reducimos los préstamos federales y ayudamos a combatir la inflación.

Este proceso [progreso] es muy bueno… es una buena noticia, pero no sucedió por sí solo.  La administración anterior aumentó el déficit cada año que estuvo en el cargo, en parte debido a su imprudente recorte de impuestos de 2 billones de dólares.  Sé que están cansados de escucharme decir eso, pero un recorte de impuestos de 2 billones de dólares que no se pagaron.  No se pagaron.  Y un recorte de impuestos que benefició en gran medida a las corporaciones más grandes (55 de las cuales obtuvieron 40 mil millones de dólares en ganancias y no pagaron ni un centavo en impuestos sobre la renta en 2020) y a los estadounidenses más ricos, como los multimillonarios que en promedio pagan solo el 8 por ciento en impuestos federales.

La administración anterior no solo aumentó el déficit, sino que socavó a los organismos de control, los inspectores generales, cuyo trabajo era evitar que se desperdiciaran los fondos de ayuda para la pandemia.

Recuerden, en ese momento, seguí diciendo que iban a despedir a… los inspectores generales.  Bueno, despidieron al inspector general.

Y, en mi administración, esos organismos de control están de vuelta.  El Departamento de Justicia tiene un fiscal jefe para el fraude durante la pandemia que perseguirá a los delincuentes que robaron miles de millones (miles de millones en dinero de ayuda destinados a pequeñas empresas y familias estadounidenses, pero que nunca llegaron a ellos), que se metieron en los bolsillos de los delincuentes.

Cuando asumí el cargo, adoptamos un enfoque diferente en todos los ámbitos.  Con el Plan de Rescate Económico y otras acciones, comenzamos a hacer crecer la economía de abajo hacia arriba y del centro hacia afuera: cheques de rescate y recortes de impuestos para las familias trabajadoras, que les dieron un poco de espacio para respirar y pusieron comida en la mesa y un techo sobre sus cabezas. 

¿Recuerdan el primer año… todas esas largas filas de automóviles uno detrás del otro que pasaban por un estacionamiento solo para llevar una caja de comida en su maletero?  Eso… todo eso. Colocamos… las vacunas, que nos ayudaron a pasar de 2 millones de estadounidenses vacunados a más de 220 millones de estadounidenses completamente vacunados.

Y facilitamos que millones de estadounidenses obtuvieran cobertura bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, lo que les permitió ahorrar un promedio de 2.400 dólares al año.

Como resultado de estos y otros planes de recuperación económica, nos recuperamos más rápido de lo proyectado.  El año pasado se creó un récord de 6.7 millones de empleos… la mayor cantidad en el primer año de cualquier presidente en la historia de Estados Unidos y el crecimiento económico más rápido en cualquier año en casi cuatro décadas.  Y, de cara al futuro, tengo un plan para reducir aún más el déficit, lo que ayudará a reducir las presiones inflacionarias y reducir los costos de todos para las familias.    

Miren, es un plan que le permite a Medicare negociar el precio de los medicamentos recetados, como lo hacen con el Departamento de Veteranos.  Podemos limitar el precio de la insulina a 35 dólares en lugar de los cientos de dólares (o incluso 1,000 dólares) al mes para algunas familias.

Manténgase informado

Suscribirse

Nos comunicaremos con la información más reciente sobre cómo el presidente Biden y su administración trabajan por el pueblo estadounidense y le haremos saber de qué maneras puede usted involucrarse y ayudar a nuestro país a reconstruirse.

Seleccione para enviar y recibir mensajes de texto del presidente Biden.

Regresar al inicio Regresar al inicio
Inicio