La trágica pérdida de vidas en San Antonio, Texas, que tuvo lugar ayer, es horrible y desgarradora. Nuestras oraciones están con aquellos que perdieron la vida, sus seres queridos, así como aquellos que aún luchan por sobrevivir. Como siempre, estoy agradecido por el rápido trabajo de todos los socorristas federales, estatales y locales.

Aunque aún estamos conociendo los hechos sobre lo que sucedió y el Departamento de Seguridad Nacional está a cargo de la investigación, los informes iniciales revelan que esta tragedia fue causada por contrabandistas o traficantes de personas que no tienen en cuenta las vidas que ponen en peligro y a las cuales explotan para obtener ganancias.

Este incidente subraya la necesidad de perseguir a la multimillonaria industria criminal de contrabando que se aprovecha de los migrantes y provoca demasiadas muertes inocentes. Hace dos semanas en Los Ángeles, anuncié que en Estados Unidos hemos lanzado una campaña contra el contrabando, la primera en su tipo, con nuestros aliados regionales. En los primeros tres meses, hemos realizado más de 2.400 arrestos, y ese trabajo se intensificará en los próximos meses.

Explotar a personas vulnerables para obtener ganancias es atroz, al igual que usar este hecho como una tribuna política en torno a la tragedia, y mi Administración continuará haciendo todo lo posible para evitar que los contrabandistas y traficantes de personas se aprovechen de las personas que buscan ingresar a los Estados Unidos entre los puertos de entrada.

###

Manténgase informado

Suscribirse

Nos comunicaremos con la información más reciente sobre cómo el presidente Biden y su administración trabajan por el pueblo estadounidense y le haremos saber de qué maneras puede usted involucrarse y ayudar a nuestro país a reconstruirse.

Seleccione para enviar y recibir mensajes de texto del presidente Biden.

Regresar al inicio Regresar al inicio
Inicio