Blog de la Casa Blanca en español

  • Invirtiendo en una Centroamérica segura y estable

    En una columna de opinión que fue publicada en los periódicos The Hill y Univision.com, el Vicepresidente describe el compromiso de la Administración para la prosperidad y seguridad en Centroamérica. La columna de opinión se puede leer AQUÍ (The Hill) y AQUÍ (Univision.com).

    A principios de este mes, pasé dos días en Guatemala reuniéndome con líderes de Centroamérica sobre nuestros esfuerzos mutuos para ocuparnos de los desafíos más importantes y urgentes que enfrenta las Américas: traer estabilidad a esta región empobrecida y violenta.  

    El presidente y yo estamos determinados a ocuparnos de las condiciones en El Salvador, Guatemala y Honduras y ayudar a estos países en su camino a la prosperidad económica. Con esa finalidad he solicitado $1,000 millones en el presupuesto del año que viene para ayudar a que los líderes de Centroamérica hagan las reformas difíciles y las inversiones necesarias para poner a la región en un camino más estable y sostenible.  

    Pero, estamos igual de determinados a asegurarnos que estos países hagan sus propios compromisos de abandonar el "aquí no pasó nada" y embarcarse en un trabajo serio nuevo para entregar una oportunidad y seguridad a su gente que hace mucho que está sufriendo.

    Como les dije a estos líderes en junio, y como lo he reiterado a comienzos de este mes, mientras que estén en camino a un cambio significativo y duradero, los Estados Unidos estarán allí junto a ustedes. 

    Lo que hemos visto desde entonces no ha sido el "aquí no pasó nada" en Centroamérica. Con nuestro apoyo, los líderes de la región se han comprometido a un plan conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo llamado la Alianza para la Prosperidad.

    Incluye reformas a los sistemas policiales, la expansión de los centros comunitarios para crear condiciones que sabemos que evitan la migración, medidas para reducir la pobreza, pasos para atraer inversiones del extranjero y la continuación de esfuerzos exitosos para atacar redes de contrabandistas.  

    Estos son desafíos que la región ha enfrentado durante largo tiempo, pero que no tenía la voluntad política necesaria para ocuparse de ellos. Aún antes de mi reciente visita, El Salvador, Guatemala y Honduras habían tomado rápidos pasos por comenzar a implementar la Alianza para la Prosperidad. Honduras firmó un acuerdo con una organización internacional no gubernamental para aumentar la transparencia del gobierno. Guatemala ha agregado más oficiales policiales y ha reasignado a otros a áreas más necesitadas, ayudando a reducir en un tercio la tasa de homicidios de Guatemala. El Salvador aprobó una ley que proporciona nuevas medidas de protección para los inversores.

    Y durante mi visita, los líderes de la región firmaron los plazos, puntos de referencia y un primer conjunto de compromisos mensurables. Por ejemplo, se comprometieron a:

    • Crear mecanismos de auditoria gubernamentales independientes para finales de 2015 para asegurar que los dólares de los impuestos de sus ciudadanos, y la ayuda de los EE.UU., se usen de la manera más eficaz posible.
       
    • Actualizar regulaciones para promover un mercado eléctrico regional y completar la construcción de una gasoducto desde México a Centroamérica, haciendo que la energía sea más asequible para los consumidores;
       
    • Capacitar a oficiales policiales y ampliar centros en vecindarios con mucha delincuencia para los jóvenes en riesgo; y
       
    • Desarrollar programas para ocuparse de la violencia doméstica y promover el empoderamiento doméstico de la mujer para 2016, y enviar expertos para que ayuden. 

    Queda mucho trabajo por hacer.  Hemos pedido $1,000 millones para Centroamérica en 2016 debido a que Centroamérica no puede hacerlo sola. Sin la presencia de los Estados Unidos, estas reformas flaquearán. Pero la combinación de la voluntad política de Centroamérica y el apoyo internacional pueden causar transformaciones, especialmente debido a que los tres gobiernos se han comprometido a igualar o exceder la ayuda internacional a sus países. Pretendemos enfocar nuestra asistencia en tres áreas. 

    • Primero, las mejoras en la seguridad son esenciales. El Salvador, Guatemala y Honduras tienen tres de las cinco tasas de asesinatos por cápita más altas del mundo. Peor algunas comunidades en Guatemala y El Salvador ya están experimentando una reducción en la violencia debida a programas bien probados de vigilancia policial comunitaria patrocinada por los EE.UU., especializada en capacitación, y centros para jóvenes similares a los clubes de niños y niñas (Boys and Girls Clubs).  Queremos ayudar a sus gobiernos a ampliar estos programas para ayudar a estabilizar barrios y erradicar redes delictivas transnacionales que amenazan a las comunidades de Centroamérica y las nuestras propias. 
       
    • Segundo, en el siglo 21, la buena gobernabilidad es esencial para atraer trabajos e inversiones. La percepción general es que el sistema judicial, la contratación estatal y la recaudación de impuestos no son transparentes ni justos. Los países de Centroamérica tienen algunas de las tasas de impuestos menos eficaces del continente americano. Los países de Centroamérica deben hacer un mejor trabajo en la recolección y en la administración de los ingresos para invertir en sus propios futuros. Nosotros ayudaremos con esos trabajos. 
       
    • Tercero, estamos listos para ofrecer experiencia técnica experta para ayudar a países de Centroamérica a atraer inversiones privadas marcadamente mayores. Lo que se necesita no es un secreto: normas y regulaciones claras y racionalizadas, protecciones para inversores, contención de la corrupción, un sistema judicial que arbitre disputas de manera justa, y protecciones para la propiedad intelectual. 

    Mientras que solicitamos $1,000 millones del Congreso de los Estados Unidos para empoderar a los líderes de Centroamérica para que se ocupen de cada uno de estos desafíos, nuestro propio gobierno se debe mover rápidamente para mostrar resultados y también considerarnos responsables. Esto quiere decir evaluar vigorosamente nuestros programas para edificar sobre lo que funciona y eliminar lo que no entrega el impacto que necesitamos. El proceso ya está en marcha, y esperamos trabajar de cerca con el Congreso para crear el paquete de ayuda más eficaz.

    Este nivel de apoyo es casi tres veces lo que hemos proporcionado a Centroamérica recientemente. Pero el costo de invertir ahora en una Centroamérica donde los jóvenes pueden prosperar en sus propias comunidades empalidece en comparación con los costos de otra generación de violencia, pobreza desesperación y emigración.  

    Nos esperan desafíos formidables. Se demorará muchos años en resolverlos. Pero los líderes de Centroamérica han diseñado un plan compartido para hacer avanzar a su región y han tomado los primeros pasos por convertirlo en una realidad. Si ellos pueden convertirlo en realidad, Centroamérica se puede convertir en la próxima historia de un gran éxito del hemisferio occidental. 

    Buscamos la ayuda del Congreso para hacerlo. 

  • Celebrando Nuestra Cultura y Nuevas Oportunidades

    A continuación se encuentra el texto completo del artículo de Secretario Perez, que fue publicado en el blog del Departamento de Trabajo AQUI

    La semana pasada fue el 171 aniversario de independencia de la República Dominicana, el país del que emigró mi familia. Mi madre llegó durante los años 30 cuando su padre fue designado como el embajador de Estados Unidos. Después de que mi abuelo protestara abiertamente contra el dictador cruel que estaba en el poder, se le declaró "persona non grata".

    El Secretario Perez presenta a la Embajada de la República Dominicana un retrato de su abuelo, embajador de la República Dominicana en Estados Unidos, el 3 de septiembre de 2013.

    Después, mi padre huyó del régimen y como muestra de gratitud por el asilo que encontró aquí, ofreció su servicio con distinción como médico en el ejército de Estados Unidos. Su servicio a este país le llevó a destinar el resto de su carrera médica a ayudar a los veteranos. Mis padres se asentaron en Buffalo, Nueva York, y me criaron a mí y a mis cuatro hermanos con un gran sentido de respeto hacia esta nación, al igual que con un gran sentido de responsabilidad.

    Por eso elegí dedicarme profesionalmente al servicio público. Me siento muy afortunado por poder trabajar para un presidente que comparte mis valores y que comparte un compromiso de fidelidad hacia la promesa de oportunidad para todos, incluidas aquellas personas que viven en Estados Unidos desde hace poco tiempo.

    Esa promesa de oportunidad para todos es la razón por la cual el presidente propone acceso gratuito a colegios comunitarios para quienes estén dispuestos a ganárselo. Es la razón por la cual quiere luchar para ampliar el acceso a licencia pagada para los trabajadores de este país y la razón por la cual sigue luchando para aumentar el salario mínimo. Es la razón por la cual propone brindar ayuda tributaria a las familias de clase media y hacer grandes inversiones en capacitación y entrenamiento. Es la razón por la cual quiere que el cuidado infantil sea más asequible. Es la razón por la cual trabaja para crear más oportunidades para los jóvenes de minorías a través de la iniciativa El guardián de mi hermano (My Brother’s Keeper). Y también es la razón por la cual sigue intentando conseguir una reforma migratoria exhaustiva.

    Estos esfuerzos son importantes para todos, pero la verdad es que, en muchos lugares del país, los latinos son el futuro de la fuerza laboral. Y a medida que la población dominicana, al igual que toda la población hispana, sigue creciendo, el acceso a la capacitación para el siglo XXI, la capacitación necesaria para conseguir los trabajos de hoy y de mañana, será vital para la prosperidad del futuro del país.

    En particular, los colegios comunitarios son una vía demostrada que ofrece la capacitación que lleva a profesiones estables de clase media. En los últimos años la administración ha invertido $2000 millones en los colegios comunitarios y sus afiliados. La nueva propuesta del presidente para los colegios comunitarios tendría un gran impacto para los latinos y sus familias: en 2013, casi la cuarta parte de los estudiantes inscritos en los colegios comunitarios de todo el país eran latinos.

    Otro camino demostrado pero poco caminado hacia la clase media es el aprendizaje en oficios. Para poder ayudarnos a duplicar el número de aprendizaje en oficios en Estados Unidos, el Presidente en su presupuesto incluye un número de inversiones importantes para promover y ampliar su uso. Y nuestro nuevo programa de Subvenciones para el Aprendizaje en Oficios en Estados Unidos ayudará a más personas, y en especial a mujeres y minorías, a tener acceso a oportunidades de este tipo.

    No hay muchos lugares en el mundo donde un grupo de personas de una cultura parecida se puedan juntar para celebrarla y al mismo tiempo celebrar la nación que consideran su hogar. Pero en Estados Unidos consideramos la diversidad como nuestra mayor fortaleza. Somos ahora, y siempre hemos sido, una nación de inmigrantes. Y seremos una nación más fuerte si garantizamos que todos tengan acceso a la oportunidad.

     

     

  • Vista previa del viaje del Vicepresidente Biden a Guatemala

    El vídeo está disponible AQUÍ.

    A fin de seguir impulsando la participación activa de la Administración en Centroamérica, el Vicepresidente viaja este lunes a la Ciudad de Guatemala para reunirse con los presidentes de El Salvador, Guatemala y Honduras, y el Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.

    Los líderes de esos países lanzaron en noviembre pasado su plan Alianza para la Prosperidad en Washington D.C. con el objetivo de hacer frente a la pobreza y la violencia endémicas que han detenido el progreso de la región mientras el resto del hemisferio prosperaba. El vicepresidente delineó también las maneras en las que Estados Unidos, la comunidad internacional y el sector privado podrían apoyar la implementación del plan.

    Esta semana, los presidentes pondrán al tanto de sus progresos al Vicepresidente Biden en la Ciudad de Guatemala. Los presidentes de los países mencionados ya han tomado medidas valientes para luchar contra las redes criminales de contrabando, para erradicar la corrupción y fomentar la transparencia de sus instituciones.

    Como ha afirmado el Vicepresidente, confrontar los enormes desafíos a los que se enfrenta Centroamérica requiere nada menos que un cambio sistémico, y Estados Unidos tiene un interés directo en ayudar a nuestros vecinos para que logren llevarlo a cabo.

    Por eso el Presidente y el Vicepresidente le pidieron al Congreso que destine $1,000 millones de ayuda para que los líderes de Centroamérica realicen las difíciles reformas e inversiones necesarias para encargarse de los desafíos entrelazados entre sí con respecto a la seguridad, el gobierno y la economía de la región.   

    Las reuniones del lunes y el martes son para estudiar los próximos pasos. El Vicepresidente y estos cuatro presidentes trazarán los objetivos concretos para:

    • Estimular el crecimiento económico de la región
    • Reducir la desigualdad y promover las oportunidades educativas
    • Atacar a las redes criminales responsables del tráfico de personas
    • Crear instituciones transparentes y responsables de rendir cuentas

    Para obtener más información sobre el inminente viaje, mire este video nuevo que explica la situación actual y los próximos pasos que debemos dar para asegurar que nuestros vecinos centroamericanos se conviertan en la próxima gran historia de éxito del hemisferio occidental.

  • El Presidente Tomó Nuevas Medidas en 2014 para Arreglar Nuestro Sistema de Inmigración

     

  • Ofreciendo a todos los jóvenes un camino para alcanzar su potencial

    MANTENTE AL DÍA con EL GABINETE

    Nota del editor: Esta es una publicación proveniente del blog del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU. Puede leer la publicación original aquí.

    El deber más básico de nuestra nación es garantizar que todos los niños tengan la oportunidad de cumplir con su potencial. Esta no es la responsabilidad de una sola persona o de un solo vecindario: todos nosotros tenemos que abrir estos caminos de oportunidad para que los jóvenes -sin importar donde crezcan- puedan salir adelante en la vida y alcanzar sus sueños.

    Por eso El guardián de mi hermano (My Brother’s Keeper) (MBK por sus siglas en inglés) es una iniciativa tan importante. Lanzada por el Presidente Obama el año pasado, MBK une a las comunidades para asegurar que todos los jóvenes -incluyendo niños y jóvenes de minorías- puedan superar las barreras para el éxito y mejorar sus vidas. Llegué a ver este trabajo de cerca durante un reciente viaje a Oakland, California. Me uní a la Alcaldesa Libby Schaaf, a la Presidenta del Consejo Municipal Lynette McElhaney y a otras personas interesadas en una conversación acerca de los esfuerzos que están marcando la diferencia en las vidas de los jóvenes de la localidad.

    Uno de los participantes era un adolescente llamado Edwin Manzano. Hijo de una madre soltera trabajadora, Edwin encontró aliento y apoyo en el Centro de Desarrollo Juvenil de East Oakland (East Oakland Youth Development Center, EOYDC). Gracias en parte a los servicios académicos y de tutoría que ofrece el EOYDC, Edwin se convertirá en el primer miembro de su familia en asistir a la universidad cuando comience sus estudios este otoño en la Universidad Estatal de San Francisco.

    Edwin está agradecido por las oportunidades que le presentó el EOYDC. “Todos necesitamos un sistema de apoyo”, comenta. Eso es cierto tanto si es un adolescente como si es el Secretario de HUD. Tuve suerte cuando estaba creciendo en el lado oeste de San Antonio. Aunque era una comunidad modesta en cuanto a recursos, era rica en cuanto a personas que se interesaron por mi futuro. Tuve miembros de la familia, maestros -e incluso legisladores- que abrieron el camino para que yo y otros jóvenes como yo pudiéramos tener éxito.

    Lamentablemente, no todos los niños son tan afortunados. Es por eso que El guardián de mi hermano significa tanto para mí. El futuro de todos los jóvenes en Estados Unidos debe estar determinado por su corazón, su mente y su ética de trabajo. Nunca debe estar determinado por su código postal.

    En Oakland, hablé con 17 jóvenes que tienen grandes esperanzas y aspiraciones para el futuro. Es en el interés de nuestra nación ayudarles a alcanzar sus metas. Y en el Departamento de Vivienda estamos comprometidos a hacer nuestra parte.

    Por ejemplo, hemos introducido un programa piloto Jobs-Plus que proporcionará a los residentes de viviendas públicas en ocho ciudades una capacitación intensiva en empleo, incentivos para el alquiler y construcción de la comunidad centrada en el trabajo y la autosuficiencia económica.

    También estamos trabajando en una iniciativa de banda ancha para asegurar que los estudiantes que viven en hogares que reciben asistencia del HUD se beneficien de las oportunidades para cambio de vida disponibles a través de internet de alta velocidad. Este proyecto proporcionará el acceso a los recursos de internet que los jóvenes necesitan para tener éxito en la economía global del siglo XXI.

    En el frente de la vivienda, se espera que la reciente expansión de nuestra iniciativa de Demostración de Asistencia para el Alquiler (Rental Assistance Demonstration, RAD) ayude a las propiedades que reciben asistencia del HUD a recaudar miles de millones de dólares en inversiones del sector privado -fondos que serán utilizados para asegurar el futuro de la vivienda económica de nuestra nación. Y recientemente, nuestra Administración de Vivienda Federal redujo sus primas de seguro hipotecario para que la propiedad de vivienda sea más asequible para las familias responsables, ayudándoles a echar raíces y crear riqueza para el futuro.

    Pero sé que HUD por sí solo no va a resolver los problemas que enfrenta la juventud de Estados Unidos. Estos desafíos requieren que nuestro Departamento mantenga asociaciones eficaces de larga data con otras agencias federales y los principales interesados. Más importante aún, el Presidente Obama entiende que El guardián de mi hermano sólo tendrá éxito si los líderes locales asumen su llamada a la acción por sí mismos.

    La gente de Oakland está asumiendo la responsabilidad para responder a esta llamada. Durante la Conversación con la Comunidad, hablé con los líderes de las organizaciones no lucrativas, instituciones filantrópicas y organizaciones religiosas de Oakland que están poniendo a nuestros jóvenes en el camino hacia el éxito. Grupos como el Centro de Desarrollo Juvenil de East Oakland (East Oakland Youth Development Center, EOYDC), la fundación East Bay Foundation y la iglesia bautista Allen Temple Baptist Church están utilizando enfoques prometedores y probados para marcar una verdadera diferencia en sus comunidades.

    Este tipo de trabajo está ocurriendo en todo el país y beneficiará a las generaciones de personas que viven en Estados Unidos. Tenemos que mantenerlo en marcha continuando el apoyo a nuestros jóvenes. Cuando tienen éxito, nuestra nación se hace más fuerte, y nuestro futuro se vuelve más brillante. Y al dar a todos la oportunidad de alcanzar sus metas, podemos asegurar que el siglo XXI es otro siglo de Estados Unidos.

    Julián Castro es el Secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano.

     

  • Nuestra promesa: la iniciativa "El guardián de mi hermano" y la ampliación del acceso a carreras profesionales para los jóvenes

    En el Discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado el mes pasado, el Presidente Obama habló sobre el progreso significativo que se ha realizado este último año en fortalecer los peldaños de oportunidades en Estados Unidos, entre lo que se incluye la racha más prolongada de crecimiento de empleo en más de una década, los salarios que vuelven a estar en aumento y la obtención de seguro médico por parte de 10 millones de personas que viven en Estados Unidos gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

    Además de tener en cuenta estos logros, el Presidente comprende asimismo que lo que hace que este país sea excepcional no es simplemente nuestra economía o nuestra influencia a nivel internacional, sino también la promesa que les hacemos a nuestros niños: “la idea de que independientemente de quiénes sean, de su apariencia, de dónde vienen, de cuánto ganan sus padres, si se lo proponen pueden lograrlo”. 

    Para poder cumplir esta promesa, el Presidente lanzó El guardián de mi hermano (My Brother’s Keeper), una iniciativa dirigida a combatir la desigualdad de oportunidades y acabar con las barreras que impiden con demasiada frecuencia que los jóvenes alcancen todo su potencial. También estableció un Grupo de Trabajo compuesto por representantes de diferentes sectores del gobierno federal para emitir recomendaciones dirigidas a mejorar las condiciones de vida de todos los jóvenes, desde la cuna hasta la universidad y las carreras profesionales.

    Hoy, dicho Grupo de Trabajo ha anunciado la creación de una nueva guía de recursos que ayudará a los empleadores a obtener acceso a una variedad de herramientas federales que facilitarán la contratación de jóvenes.

    Los jóvenes siguen enfrentándose a fuertes desafíos a la hora de entrar al mundo laboral. Recientemente, la tasa de desempleo en EE. UU. cayó al nivel más bajo en seis años y, sin embargo, la tasa de desempleo de los jóvenes sigue siendo superior al doble de la cifra nacional. Durante los meses de verano, cuando la contratación de mano de obra joven llega a su punto más alto, las tasas de desempleo de los jóvenes afroamericanos (24.8 por ciento) e hispanos/latinos (16.5 por ciento) son significativamente más altas que las de sus homólogos de raza blanca (12.2 por ciento). La educación superior reduce la probabilidad de desempleo, pero los jóvenes afroamericanos tienen el doble de probabilidades de estar desempleados que los jóvenes blancos incluso entre los graduados universitarios. 

    Los efectos agregados del desempleo juvenil son significativos: una persona que ha permanecido sin trabajo durante un amplio período de tiempo puede enfrentarse a una reducción sustancial de sus ganancias en el futuro, una pérdida que se estima que sea de aproximadamente $22,000 en la próxima década. Algunas proyecciones afirman que la economía de EE. UU. pierde miles de millones de dólares al año a raíz del desempleo juvenil, debido a la reducción de las ganancias, los costos de encarcelamiento y los gastos de los servicios sociales.

    La buena noticia es que hoy hay 5 millones de puestos vacantes en Estados Unidos, más que en ningún momento desde el año 2000. Muchos de estos puestos de trabajo provienen de industrias de alto crecimiento (por ejemplo, tecnología de la información, fabricación avanzada y atención médica) que ofrecen carreras profesionales con empleos relevantes, satisfactorios y bien remunerados: una oportunidad que debería estar al alcance de todas las personas que viven en EE. UU.

    A continuación, veremos algunos ejemplos de la colaboración del gobierno federal con las comunidades locales para brindar a las personas jóvenes las herramientas y las oportunidades que necesitan para incorporarse con éxito al mundo laboral.

    • Vías para brindar oportunidades laborales a los jóvenes: Recursos federales para empleadores: esta guía de recursos destaca un conjunto heterogéneo de recursos federales a disposición de las empresas privadas, las organizaciones sin ánimo de lucro, las entidades religiosas y laicas de la comunidad, las agencias públicas, las tribus, las organizaciones sindicales y las instituciones académicas que ofrecen oportunidades laborales de nivel básico para personas jóvenes. Entre estos recursos cabe mencionar los programas Job Corps, One-Stop Career Centers, Federal Bonding, YouthBuild y Registered Apprenticeship, administrados por el Departamento de Trabajo de EE. UU., y las subvenciones AmeriCorps administradas por la Corporación para el servicio nacional y comunitario

    • Subvenciones para el aprendizaje de oficios en Estados Unidos: en diciembre de 2014, el Presidente Obama y el Secretario de Trabajo Tom Perez anunciaron un concurso de Subvenciones para el aprendizaje de oficios en Estados Unidos dotado de $100 millones para alianzas entre el sector público y el sector privado, entre las que se incluyen los consorcios regionales/estatales y dirigidos por empleadores, a fin de ampliar los programas de aprendizaje registrados en determinadas industrias de alto crecimiento, como atención médica, biotecnología, tecnología de la información y fabricación avanzada. Estas subvenciones están diseñadas para promover el acceso a oportunidades de aprendizaje por parte de los sectores de la población infrarrepresentados, entre los que se incluyen las mujeres y los jóvenes de minorías, las personas discapacitadas, los trabajadores no cualificados, los veteranos y otros. Al día de hoy, el concurso sigue abierto y las condiciones se encuentran aquí. La fecha límite para presentar una solicitud para obtener una Subvención para el aprendizaje de oficios en Estados Unidos es el 30 de abril de 2015.

    • Manual de recursos federales para el aprendizaje de oficios registrado: este manual fue publicado por el Departamento de Trabajo de EE. UU. para ayudar a los empleadores, instituciones académicas, proveedores de capacitación y profesionales de formación de mano de obra a aprovechar más de 50,000 millones de dólares al año en fondos federales para respaldar los programas de aprendizaje de oficios. 

    Si está interesado en saber más sobre la iniciativa El guardián de mi hermano y cómo participar, visite WhiteHouse.gov/My-Brothers-Keeper.  

    Roy L. Austin, Jr. es Asistente Adjunto de Asuntos Urbanos, Justicia y Oportunidades del Presidente en el Consejo de Políticas Nacionales. Byron G. Auguste es Asistente Adjunto de Política Económica del Presidente y Director Adjunto del Consejo Económico Nacional.

     

     

  • Columna de Opinión por el Vicepresidente sobre solicitud de presupuesto de la Administración para ayudar a los países en Centroamérica

    La seguridad y la prosperidad de Centroamérica están inextricablemente vinculadas a las nuestras, ya que el verano pasado se nos dio un recordatorio de esto cuando miles de menores sin acompañante se presentaron en la frontera suroeste.

    Las economías de El Salvador, Guatemala y Honduras siguen estancadas mientras el resto del continente americano sigue adelante. La combinación de falta de educación, corrupción institucional, delincuencia desenfrenada y falta de inversión evitan que estos países prosperen. Seis millones de jóvenes centroamericanos ingresarán a la fuerza laboral en la próxima década. Todo el hemisferio occidental sufrirá las consecuencias si a estos jóvenes no se les presenta una oportunidad.

    Enfrentarse a estos desafíos requiere nada menos que un cambio sistémico, el cual nosotros en Estados Unidos tenemos un interés directo en ayudar a que se logre. Con ese fin, el Presidente Obama le pedirá el lunes al Congreso que destine $1,000 millones de ayuda para que los líderes de Centroamérica realicen las difíciles reformas e inversiones necesarias para encargarse de los desafíos entrelazados entre sí con respecto a la seguridad, el gobierno y la economía de la región. Esta cifra es casi tres veces de lo que generalmente le hemos brindado a Centroamérica.

    El verano pasado, cuando nuestros países trabajaban juntos para detener el peligroso aumento de la migración, los líderes de El Salvador, Guatemala y Honduras pidieron más ayuda para cambiar el clima de violencia y pobreza endémicas que ha detenido su progreso. En junio, les dejé en claro a estos líderes que Estados Unidos estaba dispuesto a apoyarlos, siempre y cuando se hicieran cargo del problema. El Presidente Obama les hizo entender este punto a los líderes cuando visitaron Washington en julio, y ellos respondieron ante la situación. El gobierno de Honduras firmó un acuerdo con Transparencia Internacional para combatir la corrupción. Guatemala ha eliminado altos funcionarios sospechosos de corrupción y de ayudar al tráfico de personas. El Salvador aprobó una ley que proporciona nuevas medidas de protección para los inversores. En colaboración con el Banco Interamericano de Desarrollo,  estos tres países establecieron un plan conjunto de reformas económicas y políticas: una alianza para la prosperidad.

    Estos líderes reconocen que es necesario esforzarse enormemente. Nos comprometimos a intensificar nuestra colaboración en tres áreas.

    En primer lugar, la seguridad es lo que posibilita todo lo demás. Podemos ayudar a estabilizar los barrios mediante vigilancia policial con participación comunitaria y erradicar las redes criminales trasnacionales que han transformado a Centroamérica en un caldo de cultivo para el contrabando de drogas, el tráfico de personas y los delitos financieros. Algunas comunidades de Guatemala y El Salvador ya están viendo los beneficios de los programas iniciados bajo el auspicio de Estados Unidos sobre policía comunitaria, capacitación especializada para cuerpos policiales y centros juveniles similares a los Boys and Girls Clubs de EE. UU. Al redactar el proyecto de ley de justicia penal de Estados Unidos en 1994, aprendí que estos programas pueden reducir el crimen.

    En segundo lugar, la buena gestión pública genera los trabajos y las inversiones que necesita Centroamérica. En la actualidad, la percepción general es que el sistema judicial, la contratación estatal y la recaudación de impuestos no son transparentes ni justos. Las tasas fiscales efectivas de estos países se encuentran entre las más bajas del hemisferio. A fin de atraer las inversiones necesarias para promover un progreso real y perdurable, deben recaudar y gestionar los ingresos de forma eficaz y transparente.

    En tercer lugar, no hay suficiente dinero en el erario del gobierno, ni siquiera con la ayuda de Estados Unidos y la comunidad internacional, para abordar el nivel de necesidad económica existente. La única manera en la que las economías centroamericanas pueden crecer es atrayendo inversiones internacionales y aportando argumentos convincentes para que sus ciudadanos inviertan en sus propios países. Esto requiere el establecimiento de reglas y normas claras, garantías para los inversionistas, un sistema judicial confiable que emita fallos justos, un gran esfuerzo para erradicar la corrupción, mecanismos de protección de la propiedad intelectual y transparencia que garantice que la ayuda financiera internacional se utiliza de manera responsable y eficiente.

    Estamos listos para colaborar con las instituciones financieras y el sector privado a fin de ayudar a que estos países capaciten a sus jóvenes, faciliten el inicio de negocios y garanticen que las empresas locales aprovechen al máximo los tratados de libre comercio con Estados Unidos.

    Nos esperan desafíos formidables. Sin embargo, si existe voluntad política, no hay ninguna razón por la que Centroamérica no pueda convertirse en la próxima historia de éxito del hemisferio occidental.

    La región ya fue testigo de este tipo de transformación. En 1999, lanzamos el Plan Colombia para combatir el tráfico de drogas, la pobreza extrema y la corrupción institucional que, en combinación con una insurgencia feroz, amenazaban con convertir a Colombia en un estado fallido. Quince años después, Colombia es un país transformado. Al ser uno de los arquitectos del Plan Colombia en el Senado de Estados Unidos, quiero señalar que el ingrediente clave fue la voluntad política que demostró ese país. Colombia se benefició de gozar de líderes que tuvieron el valor de realizar cambios significativos en materia de seguridad, gestión pública y derechos humanos. Las élites aceptaron pagar impuestos más altos. El gobierno colombiano reformó el sistema judicial, investigó y acreditó a las fuerzas policiales y reformó los reglamentos de comercio para abrir su economía. Estados Unidos invirtió $9,000 millones en el transcurso del Plan Colombia, destinando al país $700 millones el primer año. No obstante, nuestras cifras muestran que Colombia gastó cuatro veces más que nosotros.

    El costo de invertir ahora para lograr que la región de Centroamérica sea segura y próspera es ínfimo en comparación con los costos de dejar incubar la violencia y la pobreza.

    El Sr. Obama me pidió que me encargara de esta iniciativa. Por primera vez, podemos concebir un continente americano que es mayoritariamente de clase media, democrático y seguro, y trabajar para conseguirlo.

    Es por ello que le estamos pidiendo al Congreso que colabore con nosotros. Juntos, podemos ayudar a que Centroamérica se convierta en un símbolo del formidable resurgimiento del hemisferio occidental en vez de ser la excepción.

    ###

    En una columna exclusiva de opinión que fue publicada en el New York Times, el Vicepresidente anunció el presupuesto de la Administración para el Año Fiscal 2016 de $1,000 millones para ayudar a los países en Centroamérica. La columna de opinión se puede leer AQUÍ.

  • Qué efecto tendrán las medidas del Presidente sobre inmigración en su estado

    Para leer el blog, haga clic AQUÍ.

    "El tema de la inmigración todavía levanta pasiones, pero seguramente todos podemos reconocer algo de nosotros mismos en un perseverante estudiante joven y estar de acuerdo en que nadie se beneficia cuando se separa a una madre trabajadora de su hijo, y que es posible perfilar una ley que ratifique nuestra tradición como una nación de leyes y una nación de inmigrantes."

    -- Presidente Obama, discurso de Estado de la Unión, 20 de enero de 2015

    El 20 de noviembre de 2014 el Presidente Obama promulgó acciones ejecutivas para comenzar a arreglar nuestro sistema de inmigración que no funciona de manera que brinde más beneficios a la población y la economía. Los tres pilares principales de las medidas comprenden:

    • Lograr que sea más fácil y más rápido para los inmigrantes altamente calificados, licenciados y empresarios quedarse y contribuir a nuestra economía, como han propuesto muchos líderes empresariales.
    • Tratar de manera responsable con algunos inmigrantes sin documentos que recibieron los beneficios de la ley DREAM que son padres de ciudadanos nacidos aquí o de residentes permanentes legales exigiéndoles que se sometan a investigación de antecedentes penales y paguen la parte de impuestos que les corresponde.
    • Aprovechar el progreso obtenido en la frontera y reforzar nuestras leyes de migración de formas más inteligentes y eficaces.

    Estas medidas no solo están a la altura de nuestra herencia como país, sino que son vitales para sentar los cimientos de nuestra expectativa de un mejor futuro. De hecho, las acciones que tomó el Presidente harán posible que la gente aporte más a su comunidad y se active la economía en cada uno de los estados del país.

    Dé un vistazo a California. A continuación se explica lo que las medidas del Presidente podrían traer al Estado Dorado:

    Según conclusiones recientes del Consejo de Asesores Económicos del Presidente, estas acciones ejecutivas harían crecer la economía de EE. UU. en $90,000 millones para un total de $210,000 millones en los próximos diez años. Esto significa para California: 

    • Un aumento de $11,700 millones en el PIB estatal a $27,500 millones en los próximos diez años.
    • Un incremento en el rubro de ingresos del presupuesto de California.
    • Un aumento en inversión para la comunidad: escuelas, viviendas y negocios. 
    • Un alza en el salario promedio de $170 al año para todos los trabajadores nacidos en EE. UU que residen en California y el resto del país.

    Dé un vistazo a Texas. A continuación se explica lo que las medidas del Presidente podrían traer al Estado de La Estrella Solitaria:

    Según conclusiones recientes del Consejo de Asesores Económicos del Presidente, estas acciones ejecutivas harían crecer la economía de EE. UU. en $90,000 millones para un total de $210,000 millones en los próximos diez años. Esto significa para Texas: 

    • Un aumento de $8.2 mil millones en el PIB durante los próximos diez años.
    • Un incremento en el rubro de ingresos del presupuesto de Texas.
    • Un aumento en inversión para la comunidad: escuelas, viviendas y negocios. 
    • Un aumento en la productividad de más de 743,000 personas que podrían pagar impuestos y contribuir a la economía del estado.
    • Un alza salarial promedio de $170 por año para todos los trabajadores nacidos en Estados Unidos en todo el país.

    En los siguientes meses daremos el perfil de un estado por semana para subrayar los beneficios económicos locales que traerán las medidas migratorias del Presidente y compartir lo que significa para las comunidades locales de su estado. Manténgase en sintonía para saber qué pasará en los otros estados que tienen alta población infantil o padres de familia elegibles para recibir protección temporal gracias a las acciones que realizó el Presidente.

    Entérese de las medidas tomadas por el Presidente el año pasado y lo que significan para el futuro de Estados Unidos visitando: www.whitehouse.gov/immigration-action

  • Los 6 puntos más importantes para los latinos del discurso del Estado de la Unión de Presidente Obama

    Anoche en su discurso del Estado de la Unión, el Presidente Obama reiteró su compromiso con políticas que ayudarán más a las familias de clase media y recompensarán el arduo trabajo a fin de que los cheques de nómina alcancen más para cubrir los costos de atención médica, vivienda y un fondo de retiro seguro.  Queremos dedicar un momento para enfocarnos en 6 políticas fundamentales que impactarán particularmente a las familias latinas. 

    1.      Lograr que la vivienda sea más asequible para las familias de la clase media al reducir las primas hipotecarias: Aunque el mercado de la vivienda ahora ya tiene mejores cimientos, gracias al incremento de precios, la reducción de ejecuciones hipotecarias y menos familias que deben más de lo que cuesta la casa, a muchos hogares solventes que reúnen los requisitos para comprar una casa, y desean hacerlo, se les niega la oportunidad a causa del estricto mercado de préstamos de hoy. Como respuesta a ello, el Presidente anunció una nueva importante medida que está tomando su Administración a fin de que las hipotecas sean más asequibles para las familias solventes. La Administración de Vivienda Federal (Federal Housing Administration, FHA) reducirá las primas de seguro anuales para hipotecas en un 0.5 punto porcentual, de 1.35 a 0.85 por ciento. Más del 60 % de los hispanos que compra su vivienda por primera vez utilizan préstamos asegurados por la FHA, así que esto representa grandes ahorros para muchas familias. Para el típico primer comprador esta reducción representa una disminución en el pago anual de hipoteca de $900.

    2.      Fortalecer las políticas de la licencia pagada por enfermedad para las familias de clase trabajadora: Cuando 43 millones de trabajadores del sector privado no cuentan con licencia por enfermedad remunerada, muchos de ellos van a trabajar estando enfermos. Muchos padres deben elegir entre tomar un día libre del trabajo sin paga, lo que significa perder el ingreso que tanto necesitan y posiblemente poner en riesgo su trabajo, y enviar a la escuela a un niño que debería estar en casa descansado en cama. Actualmente, solo el 43 % de los trabajadores hispanos tiene acceso a licencias pagadas. El Presidente propone más de $2,000 millones en fondos nuevos para motivar a los estados a que desarrollen programas de licencia por asuntos familiares o enfermedad, siguiendo el ejemplo de California, Nueva Jersey y Rhode Island.

    Mira este video del Secretario de Trabajo, Thomas Pérez, sobre la importancia de la licencia pagada por enfermedad para las personas que trabajan en Estados Unidos.

    3.      Ofrecer dos años gratis de colegio comunitario a los estudiantes responsables de manera que todo joven que vive en Estados Unidos tenga acceso a por lo menos dos años de universidad: El Presidente propuso una nueva iniciativa ambiciosa de ofrecer dos años gratis de universidad a estudiantes responsables. La propuesta, convertiría en gratis y universal los primeros dos años de universidad como lo es la escuela secundaria, reduciría el costo de una licenciatura de cuatro años y mejoraría la calidad de los colegios comunitarios que matriculan casi el 40 por ciento de todos los estudiantes de licenciatura hoy en día. Para los estudiantes hispanos, los colegios comunitarios son el principal acceso a la educación superior. El alto costo de la universidad es uno de los factores que frenan el acceso de los latinos a la educación posterior post secundaria, aunque éstos han mejorado su tasa de inscripción desde 2012.

    4.       Arreglar el sistema de inmigración que no funciona: El Presidente Obama sigue instando al Congreso para arreglar nuestro sistema de inmigración mediante el fortalecimiento de nuestra seguridad fronteriza, haciendo responsables a los empleadores, creando un camino merecido a la ciudadanía para que los inmigrantes indocumentados sigan las mismas reglas que todos los demás, y la modernización de nuestro sistema de inmigración legal para impulsar nuestra economía y reunir a las familias. Después de esperar que la Cámara actuara en la reforma migratoria de sentido común e integral, en noviembre el Presidente actuó dentro de sus facultades legales para ayudar a asegurar la frontera, hacer responsables a millones de inmigrantes indocumentados, y asegurarse de que todos respeten las mismas reglas y paguen su parte justa de impuestos. Según un análisis realizado por el Consejo de Asesores Económicos, estas acciones aumentarían los salarios medios de los trabajadores nacidos en Estados Unidos en $170 dólares en diez años. Tal como actúa el Presidente, continuará instando al Congreso a trabajar con él en un proyecto de ley bipartidista integral, pero no permitirá luchas ideológicas que harán retroceder el progreso que hemos logrado.

    5.      Un nuevo rumbo para Cuba: En Cuba, el Presidente está poniendo fin a una política que debería haber terminado hace tiempo. El cambio de política en relación con Cuba tiene el potencial de poner punto final a un legado de falta de confianza en nuestro hemisferio; desmorona una excusa ficticia para imponer restricciones en Cuba; defiende los valores democráticos; y extiende una mano de amistad al pueblo cubano. Y este año, el Congreso debería iniciar el trabajo de poner fin al embargo. 

    6.      Garantizar que todas las familias de clase trabajadora tenga acceso a cuidado infantil de alta calidad y asequible: Las disposiciones del código fiscal actual sobre cuidado infantil son innecesariamente complejas y no son suficientes para cubrir los costos que enfrenta la mayoría de las familias. La propuesta del Presidente agilizaría los beneficios tributarios por pago de cuidado infantil y triplicaría el crédito máximo por estos servicios para las familias de clase media que tengan hijos pequeños, aumentándolo a $3,000 por hijo. Lo anterior beneficiaría a 5.1 millones de familias, ya que les ayudará a cubrir los gastos de cuidado infantil para 6.7 millones de niños de los cuales 3.5 millones son menores de 5 años de edad. La propuesta del Presidente sobre el crédito tributario por pago de cuidado infantil complementará nuevas inversiones considerables en su presupuesto para mejorar la calidad, acceso y asequibilidad de este servicio.

  • Nuevas maneras de sintonizar al Estado de la Unión, incluyendo información bilingüe

    No importa que aparato tecnológico utilizas, WhiteHouse.gov/SOTU es el sitio para ver el Discurso del Estado de la Unión del Presidente Obama hoy a las 9 pm ET y este año hay muchas maneras para que la comunidad latina pueda participar, incluyendo información bilingüe en vivo a través de las redes sociales. Subtítulos en español estarán disponibles AQUÍ y también habrá oportunidades para realizar preguntas a funcionarios de la Casa Blanca sobre temas hispanos y de inmigración. Las políticas que el Presidente presentará en el Discurso del Estado de la Unión esta noche tendrán un impacto para millones de latinos mediante la ampliación de oportunidades para la clase media, así que no olvides sintonizar.

    Con esta dirección podrás ver la transmisión en vivo y podrás seguir el discurso con exclusivas gráficas interactivas bilingües y gráficas que muestran lo que significan los anuncios para tí.

    Luego, asegúrate de quedarte viendo después del discurso para ver un vídeo exclusivo con preguntas y repuestas en vivo.

    #AskTheWH

    El día después del Discurso del Estado de la Unión, participa con nosotros para una jornada abierta en línea: Puedes hacer preguntas a través de las redes sociales utilizando #AskTheWH. A las 12:00 PM ET el 21 de enero, tendremos una hora dedicada para hablar sobre temas que afectan a los hispanos incluyendo el tema migratorio con @Cecilia44, @Vargas44 y @LaCasaBlanca.

    Esto es lo que llamamos “Día del Gran Bloque de Queso”, en honor a la jornada abierta del Presidente Andrew Jackson en 1837 con un bloque de queso de 1,400 kilos. (Lee más sobre eso aquí.)

    Un nuevo tipo de entrevista

    Por último, el jueves 22 de enero, el Presidente Obama realizará una entrevista con personalidades de YouTube.

    Estamos invitando a algunos de los mejores usuarios de YouTube para que vengan aquí a la Casa Blanca para entrevistar al Presidente, incluyendo la hispana @BethanyMota - pero ellos están solicitando al público cuales deberán ser sus preguntas.

    No querrás perderte de esta oportunidad.

    ________________________________________

    El Estado de la Unión 2015: Todo lo que necesitas saber

    • Sintoniza al discurso en vivo a través de una experiencia mejorada en WH.gov/SOTU el martes 20 de enero a las 9 pm ET.
       
    • Sigue a @LaCasaBlanca en Twitter y La Casa Blanca en Facebook para recibir actualizaciones bilingües e infografías en español.
       
    • Visita a WH.gov/SOTU para inscribirte para recordatorios sobre el discurso, hacer una pregunta para después del discurso y obtener información actualizada sobre los temas del discurso.
       
    • La Casa Blanca está abierta para tus preguntas: Prepárate para el “Día del Gran Bloque de Queso” 2.0
       
    • Comparte el tema que más te gustaría ver progreso en el tiempo que nos queda.
       
    • Asegúrate de obtener toda la información más actualizada, siguiendo The White House y La Casa Blaca en YouTube, Twitter, Facebook, Instagram y Tumblr.