the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

The White House
Office of the Press Secretary
For Immediate Release

Declaraciones del Presidente sobre la votación por la Cámara de Representantes para aprobar la Ley DREAM

Felicito a la Cámara de Representantes, su presidenta Pelosi, el congresista Berman, el Grupo Hispano del Congreso (Congressional Hispanic Caucus) y otros líderes del Congreso por dar el histórico paso de aprobar hoy la Ley DREAM en una votación bipartidista. Esta votación no sólo es lo correcto para los jóvenes de talento que quieren ponerse al servicio del país al que conocen como propio, ya sea continuando su educación o prestando servicio militar, sino que es lo correcto para Estados Unidos de Norteamérica. Su talento nos enriquece, y el éxito de sus esfuerzos contribuirá al éxito y seguridad de nuestra nación. Y como concluyó la Oficina de Presupuesto del Congreso (Congressional Budget Office), entidad no partidista, la Ley DREAM puede recortar en $2,200 millones el déficit en los próximos 10 años. Insto enérgicamente al Senado de Estados Unidos a que también apruebe la Ley DREAM para que pueda yo promulgarla lo antes posible.  

Esta votación es un paso de vital importancia para hacer lo que el pueblo estadounidense espera de quienes dictan la política: que trabajemos juntos para hacerles frente a los problemas más urgentes del país. La Ley DREAM corrige una de las peores fallas de un sistema de inmigración aquejado de problemas, una falla que fuerza a muchachos que han crecido en Estados Unidos, hablan inglés, han sobresalido en sus comunidades en sus studios, como atletas o voluntarios, a poner en suspenso su vida y talento, lo que tiene un precio muy alto para ellos y nuestra nación.

También felicito a la Cámara de Representantes por ir más allá de los trillados debates falsos y frases hechas que durante demasiado tiempo llevaron a los extremos las discusiones sobre inmigración. La Ley DREAM no es una amnistía; se trata de rendimiento de cuentas y de aprovechar la fuente de talento en la que ya hemos invertido. La Ley DREAM es parte de un debate más extenso que se requiere para restaurar la responsabilidad y el rendimiento de cuentas generalizados en nuestro fallido sistema de inmigración. Mi gobierno continuará haciendo todo lo posible para avanzar con la reforma de inmigración; la votación de hoy en la Cámara de Representantes es un paso importante en este vital esfuerzo.