the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

The White House
Office of the Press Secretary
For Immediate Release

Declaraciones del Presidente Barack Obama tras Reunion con Lideres de Ambos Partidos

El Presidente: Buenas tardes a todos. Acabo de concluir una conversación productiva con los líderes de ambos partidos en el Congreso.

Fue parte de una serie de reuniones frecuentes que propuse en el Discurso sobre el Estado de la Nación, porque considero que es importante que nos juntemos y hablemos con franqueza sobre los desafíos que enfrentamos, que resolvamos algunos de los asuntos en que no estamos de acuerdo, y que determinemos, espero, en lo que sí concordamos.

Nuestra conversación de hoy se centró en un asunto que se menciona a diario en las mesas familiares de todo el país, que es la manera de generar los empleos que la gente necesita para mantener a su familia.

Pienso que eso parte de hacer todo lo posible para respaldar a las pequeñas empresas. Las tiendas, los restaurantes, las empresas nuevas y otras pequeñas empresas son las que crean dos de cada tres empleos nuevos en este país y pasan a ser las grandes compañías que transforman sectores enteros, aquí en Estados Unidos y en todo el mundo.

Pero sabemos que muchas de estas empresas todavía no pueden obtener los préstamos y el capital que necesitan para mantener abiertas sus puertas y contratar a nuevos trabajadores.

Por eso hemos propuesto nuevas medidas para conseguirles ayuda: eliminar los impuestos a las ganancias de capital por inversiones, facilitar que los pequeños emisores de préstamos apoyen a las pequeñas empresas, expandir los exitosos programas de la Dirección de Pequeñas Empresas (Small Business Administration o SBA) a fin de ayudar a dichas empresas a obtener acceso al capital que necesitan.

Es así que generamos empleos: al invertir en los innovadores y empresarios que siempre han impulsado nuestra prosperidad.

Éste es el tipo de medidas de sentido común que gente de ambos partidos ha apoyado en el pasado, medidas para recortar los impuestos y propiciar el crecimiento del sector privado y la inversión. Y espero que en días próximos, volvamos a encontrar terreno común y logremos la aprobación de esta medida. No debemos permitir que las pequeñas empresas de Estados Unidos caigan presa de la política partidista, definitivamente, no en este momento tan crucial.

También hablamos sobre la necesidad de avanzar con la reforma energética. El Senado está listo a tomar medidas antes del receso de agosto, a promover legislación para responder al derrame de petróleo de BP y generar nuevos empleos basados en la energía limpia.

Esa legislación es un paso importante en el sentido correcto. Pero quiero destacar que es apenas el primer paso. Y tengo la intención de seguir promoviendo una reforma más extensa, incluida legislación sobre el clima, porque si hemos aprendido algo de la tragedia del golfo, es que nuestra actual política energética es insostenible.

Y no podemos darnos el lujo de permanecer de brazos cruzados mientras nuestra dependencia del petróleo extranjero aumenta, mientras seguimos bombeando contaminantes mortíferos que amenazan nuestro aire y agua y la vida y el sustento de nuestra gente. Y no podemos simplemente permanecer de brazos cruzados mientras dejamos que China se apresura a generar los empleos e industrias del futuro basados en energía limpia.

Nosotros deberíamos estar desarrollando esas fuentes de energía renovable y generando esos empleos bien remunerados y de alta capacitación aquí en Estados Unidos.

Eso es lo que se lograría con una reforma energética y climática integral. Y es por eso que tengo la intención de seguir insistiendo en este asunto.

También exhorté a los líderes de la Cámara de Representantes para que aprueben el financiamiento necesario para apoyar nuestros esfuerzos en Afganistán y Pakistán. Sé que se ha escrito mucho sobre esto en días recientes como resultado de la divulgación de una considerable cantidad de documentos sobre Afganistán que tratan del periodo del 2004 al 2009.

Aunque me preocupa la divulgación de información confidencial desde el campo de batalla que tiene el potencial de poner a personas u operativos en peligro, el hecho es que estos documentos no revelan ninguna información que no se haya mencionado ya en el debate público sobre Afganistán; de hecho, son indicios de los mismos desafíos que me llevaron a realizar un análisis extenso de nuestra política en el otoño.

Entonces, permítanme destacar lo que he dicho muchas veces: Durante siete años, no logramos implementar una estrategia adecuada al desafío que representaba esa región, la región desde la cual se coordinaron los ataques del 11 de septiembre y desde la cual se han planeado otros ataques contra Estados Unidos y nuestros amigos y aliados.

Por eso aumentamos considerablemente nuestro compromiso allí, insistimos en mayor responsabilidad de parte de nuestros socios en Afganistán y Pakistán, formulamos una nueva estrategia que puede funcionar y movilizamos un equipo para poner en práctica ese plan que incluye a uno de nuestros mejores generales. Ahora debemos llevar a cabo dicha estrategia.
 
Y como les dije a los líderes, espero que la Cámara de Representantes se sume al Senado hoy, que votó unánimemente a favor de estos fondos, para asegurarnos de que nuestras tropas tengan los recursos que necesitan y que podamos hacer lo necesario para nuestra seguridad nacional.

Finalmente, durante la reunión de hoy, le pedí al senador McConnell y a otros en el Senado que trabajaran con nosotros para llenar las vacantes que continúan afectando a nuestro Poder Judicial.

En este momento, tenemos a candidatos que esperan desde hace ocho meses ser confirmados como jueces. La mayoría de esta gente recibió votos unánimes o casi unánimes de los comités, tanto por demócratas como republicanos. Tanto demócratas como republicanos acordaron que cuentan con las calificaciones para el cargo. Sin embargo, algunos miembros de la minoría han usado procedimientos parlamentarios una y otra vez para negarles una votación en el plenario del Senado.

   Si queremos que nuestro sistema judicial funcione, si queremos impartir justicia en nuestras cortes, entonces necesitamos jueces en nuestros tribunales. Y espero que en los meses venideros, podamos trabajar juntos para asegurar un proceso más expeditivo en el Senado.

   Ahora bien, no nos quedan muchos días antes de que el Congreso concluya sus labores del año. Y todos comprenden que estamos a menos de 100 días de una elección. Es durante este tiempo que el ruido y el parloteo sobre a quién favorecen las encuestas y cuál partido está ganando amenazan con ahogar todo lo demás.

   Pero la gente por la cual trabajamos, que nos envió aquí a trabajar, nos envió aquí por un motivo. Nos enviaron aquí para escuchar sus voces. Nos enviaron aquí para representar sus intereses, no los nuestros. Nos enviaron aquí para que seamos líderes. Y espero que en meses próximos, hagamos todo lo posible para estar a la altura de esa responsabilidad. Muchas gracias.