the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

The White House
Office of the Press Secretary
For Immediate Release

Declaraciones del Presidente Obama y el Presidente Calderón en el Brindis durante la Cena

Salón Este

7:30 P.M. EDT

             PRESIDENTE OBAMA: Es un extraordinario honor para Michelle y para mí recibirlos, pero más importante aun, recibir al Presidente Calderón y la Primera Dama Margarita Zavala. Sí, disculpen. Sírvanse tomar asiento. Les damos la bienvenida a ellos y la delegación mexicana a nuestra segunda Cena de Estado aquí en la Casa Blanca, esta noche, (en español) la Casa Blanca. (Risas).
 
             En nuestra visita a México, el Presidente y la Primera Dama nos deleitaron a Michelle y a mí con un homenaje al rico patrimonio cultural de México, lo que incluyó el impresionante Museo de Antropología y maravillosos mariachis. Esta noche, celebramos los lazos que nos unen como vecinos y como amigos.

             Celebramos todo lo que México y sus antiguas civilizaciones han aportado al mundo durante toda la historia: adelantos en arquitectura y astronomía, matemáticas y medicina, y por supuesto, comida deliciosa, que incluye “el alimento de los dioses”, el chocolate. (Risas).

             En la celebración del bicentenario de la independencia de México y el centenario de su revolución, rendimos homenaje al digno pueblo que ha trazado su propio destino, con patriotas como Hidalgo y Juárez, y lumbreras de las artes y literatura y las ciencias… y al igual que Estados Unidos, con un equipo de fútbol muy bueno. (Risas).
 
             Celebramos todo lo que han aportado a Estados Unidos los méxico-americanos: líderes en todos los segmentos de nuestra sociedad, entre ellos muchos de los invitados que están aquí esta noche, y una cultura que atesora la familia y la fe. De hecho, Estados Unidos se enriquece con el sabor de México.
 
             Y celebramos la colaboración entre nuestros dos países. Sr. Presidente, debo repetirlo: En la lucha por el futuro de su país, usted ha demostrado extraordinario coraje, extraordinario valor, y usted y el pueblo mexicano tienen en Estados Unidos un total y comprometido aliado.

             Cuando miramos al futuro, me vienen a la mente todos los jóvenes que fueron parte de nuestras visitas, los niños de la Ciudad de México que ondeaban banderas estadounidenses y mexicanas; los estudiantes que compartieron sus sueños con Michelle, y algunos chicos muy entusiastas que hicieron ejercicio con Michelle y Margarita hoy. (Risas). Cada uno de esos niños tiene un sueño. Sin embargo, sabemos que en la vida no es suficiente tener un sueño. Como escribió el extraordinario escritor Octavio Paz en uno de sus poemas, debemos “merecer lo que soñamos”.
 
             Entonces, Sr. Presidente, propongo un brindis, por los sueños de nuestros niños. Que juntos hagamos realidad esos sueños. Y juntos, que los merezcamos al avanzar, colaborando y respetándonos.
 
             Salud. Salud. 

(Se ofreció un brindis.)

             PRESIDENTE CALDERON: (hablando en español) Excelentísimo Presidente Barack Obama, Presidente de los Estados Unidos de América.
 
             Señora Michelle Obama.
 
             Señoras y señores:
 
             Le agradezco al Presidente Barack Obama, a Michelle, su esposa, y a todo el pueblo estadounidense su invitación y la generosa hospitalidad con la que hemos sido recibidos en esta Visita.
 
             Sus atenciones, señor Presidente, así como las recibidas por parte de la Primera Dama, honran la gran amistad y la alianza que vincula a nuestros pueblos.
 
             Hoy he vuelto a constatar que compartimos el mismo anhelo, de hacer de la relación entre norteamericanos y mexicanos un ejemplo de lo mucho que se puede lograr entre vecinos, al trabajar bajo la guía de ideales comunes como la paz, la seguridad, la prosperidad, la libertad, la democracia.
 
             Hoy impulsamos los acuerdos y las acciones de cooperación que requieren nuestros países para enfrentar nuevos retos y para beneficiarse mutuamente de las enormes ventajas que derivan de nuestra vecindad y de la larga frontera que nos une.
 
             Hoy México y Estados Unidos nos encontramos en una nueva etapa de cooperación. Basamos nuestros esfuerzos en los principios de responsabilidad compartida, de respeto mutuo y de confianza.
 
             Entendemos plenamente que nuestra labor conjunta tiene un impacto directo en ambas sociedades,  que de esta buena relación depende la felicidad de millones de gentes en ambos lados de la frontera. Somos vecinos, somos socios, somos aliados y puedo asegurarles, amigas y amigos, que somos amigos también.
 
             Lo he dicho y lo repito, trabajamos con la seguridad de que lo que es bueno para Estados Unidos es bueno para México, si entendemos esta relación. Y también lo que es bueno para México, la prosperidad de nuestro país, implica también que es bueno para Estados Unidos.
 
             Yo quiero felicitar al pueblo norteamericano por tener un Presidente con el liderazgo que tiene el Presidente Obama. Eso también es bueno para nosotros. Y a él también quiero felicitarlo por tener una esposa, como la Primera Dama, Michelle Obama.
 
             Gracias por su hospitalidad y por su amistad.
 
             (Continúa en inglés.) Presidente:
 
             Me gustó mucho la frase de Octavio Paz, de que uno debe merecer los sueños para alcanzarlos. Yo no sé si usted y yo merecemos nuestros sueños, pero sé que ambos los tenemos y que luchamos todos los días para merecerlos. Y por lo mismo, sé que los vamos a alcanzar. (Aplausos.)
 
             Finalmente, los invito a todos a que me acompañen a un brindis por la felicidad de nuestros pueblos y de nuestras grandes naciones.

(Se ofreció un brindis.)

                                   FIN               7:44 P.M. EDT