the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

The White House
Office of the Press Secretary
For Immediate Release

Declaraciones del Presidente sobre la Economía

Smith Electric Vehicles
Kansas City, Missouri

12:13 P.M. CDT

EL PRESIDENTE: Hola a todos. Es un gusto verlos. (Aplausos.) No es necesario que hagan eso. Es un gusto verlos. Muchas gracias. Gracias. Muchísimas gracias. Todos… todos tomen asiento.

Generalmente me anuncian con algo elaborado, y creo que metí la pata… simplemente salí caminando. (Risas.) O sea que espero que no les importe. Pero si desean, al salir, podemos tocar Ruffles and Flourishes y todo lo demás.

Quiero, antes de comenzar, mencionar a ciertas personas que han hecho una fabulosa labor a favor de esta región y también una maravillosa labor a favor del país. En primer lugar, uno de los mejores gobernadores que tenemos en Estados Unidos de Norteamérica, el gobernador Jay Nixon. (Aplausos.) Una de no sólo mis senadores preferidos, sino de mis personas preferidas y una gran amiga mía que lucha todos los días por el bien de la gente de Missouri, la senadora Claire McCaskill. (Aplausos.)

Contamos con la presencia de dos sobresalientes miembros del Congreso, uno de este lado y otro del otro lado: el congresista Emanuel Cleaver… (aplausos)… y el congresista Dennis Moore. (Aplausos.)

Y finalmente, sólo quiero mencionar a toda la gente maravillosa de Smith Electric Vehicles y su energético y sobresaliente personal.

Es fabuloso estar aquí, y no me voy a demorar mucho. Sólo quiero dedicar un tiempo a darles la mano y agradecerles por el gran trabajo que han hecho. Acabo de tener la oportunidad de realizar un recorrido y ver algunos de los camiones a batería que están fabricando. Tuve la oportunidad de hablar con algunas de las personas que los producen. Pero la razón por la que estoy hoy aquí es porque, en esta planta, están haciendo más que simplemente fabricar vehículos nuevos. Están ayudando a que salgamos de una recesión viciosa y están forjando la economía del futuro de Estados Unidos.

Ahora bien, no es fácil. Hemos pasado por la peor situación económica que hemos tenido desde la Gran Depresión. Y esta recesión fue la culminación de una década de irresponsabilidad… una década en la que pareció que les caía un gran mazo a las familias de clase media. Durante gran parte de los últimos 10 años, la gente ha enfrentado ingresos estáticos, el aumento vertiginoso del costo del seguro médico, el aumento vertiginoso de las matrículas universitarias y cada vez menos seguridad económica. Y todo esto llegó a un punto crítico en una crisis financiera masiva que hizo que nuestra economía se fuera en picada y que eliminó 8 millones de empleos estadounidense, entre ellos muchos en esta comunidad.

Por eso, fue durante esta crisis que mi gobierno se inició y tuvimos que tomar decisiones difíciles en un momento muy precario para evitar una Gran Depresión, para asegurarnos de que no hubiera un colapso total en nuestro sistema financiero. Fue un momento de alteraciones en el mercado y en que perdimos 750,000 empleos al mes.

Algunas de las decisiones que tomamos no fueron muy populares en ese momento… y algunas de ellas posiblemente sigan siendo poco populares ahora. Pero tomamos esas decisiones porque debíamos ponerle fin a la caída en picada. Y debido a que tomamos esas difíciles decisiones, nuestra economía está en otra situación ahora de lo que estaba hace apenas un año.

Una de esas decisiones fue proporcionar importantes fondos a empresas innovadoras y con promesa como Smith Electric Vehicles. Y debido a que lo hicimos, tenemos aquí una empresa próspera en vez de un almacén vacío y oscuro. Debido a la subvención que se le otorgó a esta compañía, podemos oír el sonido de las máquinas en marcha y la gente que hace su trabajo, en vez de simplemente el silencio espectral de un edificio desocupado y el recuerdo de trabajadores víctimas de recortes de personal hace un tiempo.

Y tomamos ese tipo de decisión en todo Estados Unidos el año pasado. Y nos guió una idea simple: El gobierno no tiene todas las respuestas. A fin de cuentas, el gobierno no genera todos los empleos. El gobierno solo no puede garantizar el crecimiento. Pero lo que el gobierno puede hacer es sentar las bases para que las pequeñas empresas se expandan y prosperen, para que los empresarios pongan negocios y prueben nuevos productos, para que los trabajadores reciban la capacitación que necesitan y para que las familias logren cierta medida de seguridad económica. Y esa función es especialmente importante en un difícil momento económico.

Y por eso, cuando se inició mi gobierno, recortamos los impuestos de inmediato… correcto. Por la manera en que habla la gente, es difícil darse cuenta de ello, pero recortamos los impuestos de familias trabajadoras y dueños de pequeñas empresas en todo Estados Unidos para ayudarlas a sobrellevar la tormenta. Por medio de nuestros préstamos a pequeñas empresas y nuestra atención a la investigación y el desarrollo, y nuestra inversión en sectores de alta tecnología y rápido crecimiento como la energía limpia, estamos ayudando a acelerar nuestra recuperación, aprovechando el talento y dinamismo y el espíritu innovador del pueblo estadounidense. Entonces, nuestro objetivo nunca fue crear otro programa gubernamental; nuestro objetivo ha sido propiciar el crecimiento del sector privado.

Por ejemplo, aquí mismo en Smith, acaban de tener una ocasión importante –la contratación del quincuagésimo empleado— y sé que van por buen camino para contratar a 50 más. Y estamos viendo cosas similares en todo Estados Unidos, con incentivos e inversiones que están produciendo turbinas eólicas y paneles solares. Estamos viendo inversiones en enseres domésticos y materiales de construcción de consumo eficiente de energía, y en tecnología avanzada de baterías y vehículos de energía limpia.

Entonces, para darles solamente un par de ejemplos, apenas la semana pasada, Abound Manufacturing en Colorado recibió respaldo para dos plantas para la producción de paneles solares. Esto generará 2,000 empleos de construcción y 1,500 empleos permanentes. Una de las plantas en efecto ocupará lo que ahora es una fábrica vacía de un proveedor de Chrysler. Otra compañía, llamada Abengoa Solar, ahora está planeando construir una de las más grandes plantas solares aquí mismo en Estados Unidos. Y cuando se concluya, en esas instalaciones estará la primera planta solar a gran escala de Estados Unidos que, en efecto, pueda almacenar la energía que genera para usarla posteriormente, incluso de noche.

Con todo, tenemos previsto que tan sólo las inversiones en energía generen 700,000 empleos en los próximos años. Y esto no sólo va a impulsar nuestra economía a corto plazo, sino que va a sentar las bases para una plataforma para el futuro. Va a crear oportunidades año tras año tras año, década tras década tras década, a medida que compañías como Smith, que comienzan desde abajo, se pongan a realizar expansiones. Y acabo de hablar con su CEO y dice que quiere abrir hasta 20 de éstas en todo el país, para que en cada región pueda prestar servicio… Smith va a poder brindar servicio a sus clientes, y éstos van a tener la seguridad de que Smith siempre va a estar a su disposición, asegurándose de que la satisfacción del cliente y el desempeño siempre sean altos.

Les doy otro ejemplo. Hace apenas unos años, Estados Unidos tenía la capacidad de fabricar apenas 2 por ciento de las baterías de avanzada del mundo para vehículos eléctricos e híbridos como los de Smith… 2 por ciento, eso era todo. Constituimos 25 por ciento de la economía del mundo y sólo estábamos produciendo 2 por ciento de las baterías avanzadas del mundo.

Pero gracias a nuestra atención a la energía limpia y el trabajo que está teniendo lugar en plantas como ésta, podríamos tener hasta 40 por ciento del mercado mundial para el 2015… en cinco años. Eso significa empleos. Pero también significa que vamos a contar con experiencia y conocimientos sobre un sector que simplemente va a seguir creciendo en todo el mundo durante varios años. Entonces, en conjunto, todos estos esfuerzos están teniendo un impacto.

Hace un año y medio, nuestra economía se estaba reduciendo 6 por ciento al año; ahora está creciendo. Había una hemorragia de empleos en la economía. Ahora hemos creado empleos en el sector privado, hemos agregado empleos en el sector privado durante seis meses consecutivos.

Ahora bien, obviamente los logros que estamos alcanzando no son suficientes ni mucho menos para revertir todo el daño hecho como consecuencia de la crisis económica. Aún hay cinco trabajadores desempleados por cada puesto vacante. Aún hay demasiadas tiendas vacías en las calles principales de todo Estados Unidos. Y he dicho desde que asumí el mando que mi gobierno no descansará hasta que todo estadounidense que pueda y esté listo y dispuesto a trabajar pueda encontrar empleo, un empleo que pague un salario decente y tenga beneficios decentes para mantener a una familia.

Aún no hemos alcanzado ese punto. Nos queda mucho camino por recorrer. Pero lo que está absolutamente claro es que vamos en el sentido correcto. Vamos en el sentido correcto. Y eso… la manera más segura de sobrellevar esta tormenta es ir hacia adelante, no hacia atrás. Hay personas que alegan que deberíamos abandonar algunos de estos esfuerzos… algunas personas que hacen el cálculo político que es mejor decirle no a todo que ayudar a solucionar el caos en el que hemos estado.

Pero mi respuesta a quienes no tienen confianza en nuestro futuro, que quieren parar… mi respuesta es vengan aquí a Kansas City. Vengan a ver lo que está sucediendo con Smith Electric. Creo que no podrían decirles a ustedes que no están en mejor situación de lo que estarían si no hubiéramos hecho inversiones en esta planta.

Las personas negativas deben recorrer Estados Unidos y conocer a las personas que he conocido en lugares como Navistar en Indiana, donde se está contratando a gente para fabricar nuevos camiones eléctricos; o Siemens Wind Power en Iowa, donde están produciendo turbinas eólicas en una fábrica que solía estar vacía, como ésta; o Celgard, que es una compañía de tecnología de baterías en Carolina del Norte que contrató a más de 50 personas debido a las inversiones que hicimos, o Poet Biorefinery aquí en Missouri, que está poniendo a la gente a trabajar en la generación local de energía.

También deben hablar con todos los dueños de pequeñas empresas que han recibido recortes tributarios para pagar sus planes de salud y nuevos préstamos de la Dirección de Pequeñas Empresas (Small Business Administration o SBA) para realizar expansiones o mantener sus puertas abiertas, y eso incluye decenas de millones de dólares en préstamos para compañías aquí mismo en Kansas City.

O deben hablar con las cuadrillas que están reconstruyendo todas las carreteras o vías ferroviarias para nuevas líneas, lo que incluye proyectos de caminos que están poniendo a cientos de personas a trabajar en esta zona. Deben hablar con los científicos que están trabajando día y noche para crear tecnologías y encontrar curas con el potencial de mejorar nuestra economía y nuestra salud y nuestro bienestar.

Y quizá quieran hablar con los maestros cuyos puestos no se recortaron debido a la ayuda que le dimos con su presupuesto al estado de Missouri, quienes van a enseñarles a nuestros niños y van a tener el incentivo de reformar nuestra manera de hacer las cosas para que contemos con el mejor sistema de educación del mundo y tengamos el más alto número de gente que estudia en instituciones comunitarias de enseñanza superior o universidades de cuatro años de estudios que cualquier otro lugar en el mundo.

Es así que vamos a hacernos cargo de nuestro destino. Es así que vamos a generar empleos y crear crecimiento perdurable. Es así que vamos a asegurar que Estados Unidos no simplemente se las arregle o quizá se recupere al punto en que nos encontrábamos, sino que más bien prospere… que este país sea el líder de las industrias del futuro.

Es decir, han sido momentos difíciles para Estados Unidos: dos años de brutal recesión, una década de inseguridad económica. Y habrá días difíciles por delante. Es cierto. Nos tomará un tiempo salir de este hoyo. Pero lo que ustedes están probando aquí, cada uno de ustedes que trabaja aquí en Smith Electric, es la promesa de un futuro más brillante. Lo que están probando es que si nos aferramos a ese espíritu empresarial y de innovación que siempre ha definido a Estados Unidos, no sólo vamos a salir de este periodo turbulento, sino que vamos a salir con más solidez que nunca antes.

   Están probando que mientras sigamos avanzando, nadie nos puede detener. Y por ello quiero darles las gracias. Está creando un modelo de lo que necesitamos hacer en todo el país.

O sea que felicitaciones. Muchas gracias. (Aplausos.)