the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

The White House
Office of the Press Secretary
For Immediate Release

Declaraciones del Presidente sobre las cifras laborales del mes

11:03 A.M. EDT
 
   EL PRESIDENTE: Bien. Buenos días a todos. Con una frecuencia que parece ser diaria, nos inundan datos estadísticos, pronósticos e informes y datos relacionados con el bienestar económico. Pero desde los primeros días de este gobierno, en medio de la peor crisis económica desde la Gran Depresión, he dicho que la medida más exacta de progreso es si estamos generando empleo o no. Eso es lo importante en la vida de la gente. Lo importante es si alguien que necesita trabajo puede encontrar empleo, si la gente puede mantener a su familia y ahorrar para el futuro y lograr cierta medida de seguridad económica.
 
   Todo lo que hemos hecho ha sido con este objetivo en mente. Y hoy, me complace reportar que hemos recibido noticias muy alentadoras. En abril, la economía agregó 290,000 empleos, y una gran mayoría –aproximadamente 230,000– provino del sector privado. Éste es el mayor aumento mensual en cuatro años. Y en febrero y marzo, generamos 121,000 empleos más de lo que se calculó anteriormente, lo que significa que hemos visto generación de empleo durante cuatro meses consecutivos. Estas cifras son particularmente alentadoras cuando se toma en cuenta dónde estaban hace un año, que la economía caía en picada. En la peor parte de la retracción, aproximadamente cuando asumí la presidencia, estábamos perdiendo un promedio de 750,000 empleos mensuales.
 
   Entonces, esta noticia viene inmediatamente después del informe de la semana pasada de que la producción general de nuestra economía –nuestro PIB– está aumentando. Ahora sabemos que la economía ha estado creciendo durante la mayor parte de los últimos doce meses. Y este estable crecimiento está comenzando a darles a las empresas la confianza para ampliar sus operaciones y contratar a gente nueva.
 
   También debo mencionar que la tasa de desempleo aumentó ligeramente de 9.7 a 9.9 [por ciento]. Dada la solidez de estas cifras laborales, esto parecería ser contradictorio, pero este aumento refleja mayormente el hecho de que trabajadores que habían abandonado la fuerza laboral del todo ahora están viendo empleos otra vez …están buscando empleo nuevamente, alentados por mejores posibilidades.
 
   Ahora, quiero hacer hincapié en esto: La crisis económica que hemos enfrentado ha causado grandes perjuicios a familias y empresas en todo el país y tomará un tiempo repararlos y reconstruir. En el transcurso de esta recesión, se han perdido más de 8 millones de empleos. Entonces, hay mucha gente por allí que aún pasa verdaderos apuros. Y debemos tener en mente que a pesar de las cifras laborales de hoy, que son bienvenidas, queda mucho trabajo por hacer. Tomará tiempo lograr la generación laboral contundente y sostenida que es necesaria. Y por supuesto, mucho antes de que esta recesión nos afectara, durante una década, las familias de clase media ya venían percibiendo una menor seguridad económica.
   
   O sea que sí, nos queda mucho que hacer. Pero también hemos logrado mucho. Y podemos ver que las difíciles y a veces poco populares medidas que hemos tomado en el último año están teniendo un impacto. La productividad ha aumentado. El número de horas que la gente trabaja ha aumentado. Ambos son indicios de que posiblemente las empresas contraten a más trabajadores en los próximos meses. Vimos el mayor aumento en empleo industrial desde 1998. Y podemos ver los beneficios de nuestra Ley para la Recuperación en las sólidas cifras de la construcción y otros sectores en el informe laboral, en los que hemos hecho importantes inversiones para generar y preservar empleos.
 
   Por supuesto, que hay límites a lo que el gobierno puede hacer. El verdadero motor de la generación laboral en este país siempre será el sector privado. Por eso nos complace mucho ver la sólida generación de empleo en el sector privado.
 
  Lo que el gobierno puede hacer es ayudar a crear las condiciones para que las empresas vuelvan a contratar. Lo que puede hacer es desarrollar la infraestructura y ofrecer incentivos que permitan que las pequeñas empresas agreguen trabajadores, que ayuden a los empresarios a apostar a una idea, que lleve a los industriales a establecerse no en el extranjero sino aquí mismo en Estados Unidos de Norteamérica.
 
   Y eso es lo que hemos estado haciendo. En este momento, están entrando en vigor una serie de incentivos tributarios y otras medidas para promover la contratación. Gracias a una ley que promulgué hace unas semanas, las empresas ahora reúnen los requisitos para créditos tributarios por contratar a trabajadores desempleados. Las empresas también podrán deducir más de sus inversiones en equipo nuevo. Y estamos propiciando inversiones adicionales en renovación de escuelas, proyectos de energía limpia y construcción de carreteras, lo cual generará empleos y a la vez sentará nuevas bases para un crecimiento duradero.
 
   Además, como parte de la reforma de salud, 4 millones de pequeñas empresas recientemente recibieron una postal por correo que les decía que reúnen los requisitos para un crédito tributario este año. Tiene un valor de quizá decenas de miles de dólares para cada una de estas compañías. Y será un alivio bienvenido para los dueños de pequeñas empresas, quienes a menudo han tenido que escoger entre la atención médica y la contratación.
 
   Entonces, esto es lo que ya ha entrado en vigor. Pero aún queda más por hacer. En mi discurso sobre el Estado de la Nación, propuse un fondo para otorgarles préstamos por $30,000 millones a las pequeñas empresas, lo que ayudaría a aumentar el flujo de crédito a pequeñas empresas muy afectadas por la disminución en otorgamiento de préstamos tras la crisis económica. Y obviamente, las pequeñas empresas son una fuente importante de generación de empleo.
 
  Esta mañana, remitimos una propuesta legislativa al Congreso sobre este fondo, el que ahora incluye un nuevo programa de créditos estatales a pequeñas empresas. Este programa estatal, que fue concebido con la ayuda de gobernadores y miembros tanto de la Cámara de Representantes como el Senado, ayudará a aumentar el otorgamiento de préstamos a pequeñas empresas e industriales en un momento en que el déficit presupuestal está llevando a los estados a recortar programas de préstamo de vital importancia. 
 
   Asimismo, ya que los gobiernos estatales y locales enfrentan enormes brechas presupuestales, estamos viendo el despido de maestros, policías, bomberos y otros funcionarios públicos esenciales, lo cual no sólo afecta la economía, sino también la comunidad y economía en general. Por lo tanto, estamos trabajando con el Congreso para encontrar maneras de mantener a nuestros maestros en las aulas, a los agentes de policía trabajando en las calles y a los bomberos de guardia.
 
   Hace unos meses, también propuse darle a la gente reembolsos para que aumenten la eficiencia energética de su casa. Esto no sólo les ahorrará dinero a las familias, sino que generará empleos en los afectados sectores de construcción y producción industrial, ya que productos como ventanas y aislamiento se fabrican mayormente en Estados Unidos de Norteamérica. Me dio gusto ver ayer votos de ambos partidos para aprobar esta propuesta, llamada “Home Star”, en la Cámara de Representantes. Insto al Senado a que también tome una decisión. Y hago un llamamiento al Congreso para que expanda el crédito tributario por la producción de energía limpia, que está ayudando a generar empleo en todo Estados Unidos en la producción de turbinas eólicas y paneles solares.
 
   Incluso al tomar estas medidas para aumentar la contratación a corto y largo plazo, tenemos en mente también otros factores económicos que pueden surgir. Por lo tanto, quiero hablar sobre la actividad inusual en el mercado que tuvo lugar ayer en Wall Street. Las entidades normativas lo están evaluando de cerca, pues les concierne la protección de los inversionistas y evitar que esto vuelva a suceder. Y darán a conocer sus conclusiones para que el público las evalúe, además de recomendaciones sobre medidas apropiadas.
 
   También hablé esta mañana con la Canciller Merkel de Alemania sobre los acontecimientos económicos y financieros en Europa. Estuvimos de acuerdo sobre la importancia de una sólida respuesta política por los países afectados y una sólida respuesta financiera por la comunidad internacional. Dejé en claro que Estados Unidos apoya dichos esfuerzos y continuará cooperando con las autoridades europeas y el Fondo Monetario Internacional durante este crucial periodo.
 
   Entonces, las cifras sobre el empleo de esta semana son un alivio para los estadounidenses que encontraron trabajo. Pero son de poco consuelo para quienes todavía no lo tienen. Por lo tanto, a quienes aún buscan empleo, les doy mi palabra que continuaré luchando todos los días para generar empleo y oportunidades para la gente. Todos los miembros de mi equipo parados al lado mío también se toman muy en serio esta misión. No descansaremos hasta que hayamos dejado atrás este capítulo difícil. Y no descansaré hasta que ustedes y millones de sus vecinos afectados por el vendaval económico puedan encontrar un buen empleo y ver días mejores.
 
   Muchas gracias a todos.
 
FIN      11:11 A.M. EDT