the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

The White House
Office of the Press Secretary
For Immediate Release

Extractos del Discurso de la Secretaria Sebelius a America’s Health Insurance Plans

**Versión preparada del discurso**

A continuación, sírvase a encontrar extractos de la versión preparada del discurso de la secretaria Sebelius durante la conferencia de Planes de Seguro Médico de Estados Unidos (America’s Health Insurance Plans o AHIP), programado para las 10:30 esta mañana.

“Me he reunido con muchos de ustedes y he oído que el hecho que un número cada vez mayor de estadounidenses jóvenes y saludables estén abandonado el mercado en esta situación económica ha causado que aumente su nivel de riesgo y, consecuentemente, sus tarifas.

   Pero por un momento, pónganse en el caso de los clientes que les quedan. Según la Asociación Médica de Estados Unidos (American Medical Association), hoy en día, en 99 por ciento de todos los mercados metropolitanos de seguro médico hay, y cito, “una alta concentración”. Se trata de un aumento con relación al 94 por ciento hace un año e implica que sólo hay unas cuantas ciudades en todo el país en las que existen verdaderas opciones y competencia.

   Cuando los estadounidenses tienen tan pocas opciones, ¿no es de esperar que estén frustrados, cuando sus primas suben diez veces más que el costo del cuidado de salud? Imagínense qué piensan los residentes de Illinois cuando abren el periódico y ven que las utilidades de las principales compañías de seguros aumentaron 56 por ciento apenas el año pasado y al día siguiente reciben una carta que anuncia un aumento de dos dígitos en sus primas. ¿No es de esperar que piensen que el sistema no está funcionando cuando su seguro médico –que se supone que los proteja de costos excesivos de salud–los fuerza de todos modos a pagar de su bolsillo miles de dólares todos los años?

   Quise venir a hablarles hoy porque creo que cualquier conversación sobre maneras de solucionar los problemas de nuestro sistema de seguro médico debe comenzar con la pregunta: ¿Cómo podemos hacer para que las familias y los dueños de pequeñas empresas que se sienten tan impotentes en el actual mercado de salud recuperen el control de su atención médica?”

***

“Entonces, deben decidir.

Pueden optar por continuar oponiéndose a la reforma. Si lo hacen y la reforma fracasa, sabemos lo que sucederá. Para marzo del próximo año, las primas representarán una proporción aun mayor de los salarios de los estadounidenses. Más estadounidenses perderán la seguridad de pólizas subsidiadas por su empleador. Más pequeñas empresas se verán forzadas a cerrar o a cancelar el seguro de sus empleados. Se les continuará negado acceso al mercado de seguros a padres e hijos con enfermedades preexistentes. Y los estadounidenses continuarán viviendo con el temor de recibir otra carta de su aseguradora que anuncie su más reciente aumento de prima.

   Quizá esta estrategia funcione a corto plazo. Leí que les han aconsejado que posiblemente, por lo menos por un tiempo, puedan continuar ganando dinero con los clientes que temen cancelar su seguro o no tienen otras opciones. Pero esta manera de pensar de corto plazo no funcionará a largo plazo para los estadounidenses o nuestro sistema de salud. No les funcionará a ustedes.

   Luego, tienen otra opción.

   Pueden optar por usar los millones de dólares que han guardado para su próxima serie de avisos para frustrar una reforma significativa y usarlos para comenzar a darles a los estadounidenses un respiro del vertiginoso aumento de primas. En vez de dedicar su energía a atacar los aspectos de la propuesta del Presidente que no les agradan, pueden usarla para mejorar los aspectos que sí les agradan.

   Si lo enfocan de esa manera, quizá renuncien a una porción de sus utilidades a corto plazo. Pero también ayudarán a crear un mercado sostenible de seguro médico en el que todos los estadounidenses podrán comprar pólizas. Eso es mejor para los estadounidenses. Y también podría ser mejor para las aseguradoras”.