the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

The White House
Office of the Press Secretary
For Immediate Release

Mensaje Semanal: La Ley para la Recuperación está beneficiando a las familias estadounidenses durante la temporada de impuestos

WASHINGTON – En su mensaje semanal, el Presidente Barack Obama le habló al pueblo estadounidense sobre las formas de hacer uso de los beneficios tributarios de la Ley para la Recuperación, ya que se avecina el Día de los Impuestos, el 15 de abril, 2010. Debido en gran parte a la Ley para la Recuperación, el reembolso promedio de impuestos ha aumentado casi 10 por ciento este año. Un tercio de la Ley para la Recuperación son recortes tributarios, los cuales ya han brindado más de $160,000 millones en alivio fiscal a familias y empresas, y casi $100,000 millones de eso fue directamente a los bolsillos de los trabajadores estadounidenses. Para ayudar a los contribuyentes a ver por sí mismos exactamente cómo se beneficiarán de los créditos tributarios de la Ley para la Recuperación y cobrar cada dólar que se les deba cuando presenten sus declaraciones esta temporada de impuestos, la Casa Blanca ha lanzado una nueva Herramienta de Impuestos Ahorrados (Tax Savings Tool) que es interactiva y está disponible en www.WhiteHouse.gov/Recovery.

Se puede encontrar una hoja informativa sobre los beneficios tributarios de la Ley para la Recuperación debajo del texto.

Se puede encontrar el audio completo del discurso AQUI. Se puede ver el video en Internet, en www.whitehouse.gov.

Declaraciones del Presidente Barack Obama
Mensaje Semanal
The White House
10 de abril, 2010

En todo Estados Unidos hay personas buenas y decentes que cumplen con sus obligaciones todos los días. Trabajan duro. Mantienen a su familia. Se esfuerzan por ganarse la vida honestamente en la medida posible. Y este fin de semana, se estarán sentando a pagar los impuestos que deben, no porque sea divertido, sino porque es una responsabilidad cívica fundamental.

Pero en tiempos difíciles, cuando muchas familias están pasando apuros simplemente para que todo marche bien, el Día de los Impuestos parece incluso más desmoralizante. Sin embargo, este año, muchos estadounidenses ven con gusto que hay ayuda.

Los estadounidenses que han presentado sus declaraciones de impuestos hasta ahora han descubierto que el reembolso promedio hasta ahora es casi 10 por ciento más alto este año y un récord: $3,000. Esto se debe en gran parte a la Ley para la Recuperación. De hecho, un tercio de la Ley para la Recuperación son recortes tributarios, los cuales ya han brindado más de $160,000 millones en alivio fiscal a familias y empresas, y casi $100,000 millones de eso fue directamente a los bolsillos de los trabajadores estadounidenses.
 
No he conocido a nadie que quiera que se le regalen las cosas. Y estos recortes tributarios no se tratan de eso. Más bien, son recortes específicos para ayudar a las familias de clase media a sobrellevar la tormenta, para impulsar la economía y para volver a poner al alcance de millones de estadounidenses los pilares del Sueño Americano: poder ganarse la vida honradamente, obtener una educación, ser dueño de casa propia y dedicarse a la formación de su familia.

En primer lugar, debido a que la gente que trabaja duro debe poder ganar un sueldo digno, cumplí con una promesa que hice cuando me postulé a la presidencia y recorté los impuestos de 95 por ciento de los trabajadores estadounidenses. Este recorte tributario de Making Work Pay comenzó a reflejarse en los cheques de pago de la mayoría de los estadounidenses en abril del año pasado. Y continuará este año, por un total de $400 por persona y $800 por pareja al año.

En segundo lugar, debido a que la educación universitaria es crucial para el éxito de nuestros trabajadores y nuestra economía, estamos haciendo que esté más al alcance de millones de estadounidenses. Millones de estudiantes y padres que pagan matrículas universitarias reúnen los requisitos hasta para $2,500 con el American Opportunity Credit. Además de una serie de medidas que hemos tomado, esto nos ayudará a alcanzar nuestro objetivo de volver a tener el más alto índice de graduación universitaria del mundo para el 2020.

En tercer lugar, estamos reinstituyendo la casa propia como una fuente de estabilidad y ancla del Sueño Americano. Si compraron vivienda por primera vez, podrán recibir un crédito de hasta $8,000. Y si compraron carro nuevo el año pasado, pueden deducir los impuestos a la venta estatales y locales que pagaron por él.

En cuarto lugar, en el caso de quienes compraron casa por primera vez y también los que son dueños desde hace tiempo, si invirtieron en mejoras para que su casa consuma energía más eficientemente, como nuevo material de aislamiento o ventanas, o si planean hacerlo este año, podrán recibir hasta $1,500 en nuevos créditos tributarios. Esto hace más que simplemente volver a poner dinero en su bolsillo; está ayudando a las pequeñas empresas de todo el país a crear nuevos empleos en producción y construcción en el sector de la energía limpia.

En quinto lugar, para ayudar a las familias trabajadoras con hijos en este difícil momento, aumentamos el Crédito Tributario por Ingresos Devengados y permitimos que más familias cumplan con los requisitos para el Crédito Tributario por Hijos.

Finalmente, a quienes perdieron su empleo en la recesión y necesitan un poco de ayuda para salir a flote, les otorgamos un crédito tributario de 65 por ciento para ayudar a pagar el costo del cuidado de salud y nos aseguramos que los primeros $2,400 en beneficios por desempleo estén exonerados de impuestos.

Éstos son algunos de los recortes y descuentos tributarios que están a disposición de más de cien millones de estadounidenses en este momento. También es importante señalar que la nueva ley de reforma de salud incluye el mayor recorte tributario a la clase media para seguro médico de la historia y una vez que se implemente, finalmente habrá cuidado de salud de calidad y bajo precio, y la tranquilidad que proviene de ello, al alcance de millones de estadounidenses. Y algo que no hemos hecho es aumentar los impuestos a la renta de las familias que ganan menos de $250,000. Ésa es otra promesa que hemos cumplido.

También hemos facilitado averiguar cuánto se le debe a cada uno de ustedes y a su familia. Al fin y al cabo, los ricos bien que saben encontrar recortes tributarios; es hora de que ustedes también puedan hacerlo. Basta visitar WhiteHouse.gov y pulsar en la Herramienta de Impuestos Ahorrados (Tax Savings Tool). Ya han recurrido a ella más de 100,000 personas que quieren saber cuánto se les debe y cómo recibirlo. Si ya han presentado sus declaraciones de impuestos y no aprovecharon algún recorte a su disposición, no se preocupen: pueden modificar sus declaraciones después del 15 de abril para ahorrar cientos o miles de dólares.

Y al igual que cada uno de nosotros cumple con sus responsabilidades cívicas, esperamos que nuestras empresas y nuestro gobierno hagan lo mismo. Por eso le he pedido al Congreso que elimine algunas de las mayores lagunas legales de las que abusan algunas de nuestras corporaciones más lucrativas para evitar pagar lo que les corresponde o, en algunos casos, evitar pagar impuestos del todo. Por eso estamos ajustándole los cinturones a Washington para eliminar programas que no funcionan, contratos que no son justos y gastos que no necesitamos. Y por eso he propuesto que se congelen los gastos discrecionales; promulgué una ley que reinstituye el principio de pagar conforme se incurre en gastos, algo que ayudó a producir los superávits de los años noventa, y constituí una comisión independiente con miembros de ambos partidos para ayudar a resolver y disminuir el déficit, que crece desde hace una década, pues me rehúso a pasarle nuestros problemas a la próxima generación.

Estados Unidos ha tenido un par de años difíciles. Pero la economía está volviendo a crecer. Las empresas han comenzado a contratar nuevamente. Estamos recompensando el trabajo y ayudando a más de nuestra gente a alcanzar el Sueño Americano. Y aunque no hay duda de que aún tenemos una larga travesía por delante, en la que tendremos que dar más pasos, superar más obstáculos y enfrentar más desafíos, si hay algo de lo que la gente de este gran país me ha convencido es que Estados Unidos de Norteamérica se recuperará y será más fuerte que nunca.

Gracias por escuchar y que tengan un buen fin de semana.


RECORTES TRIBUTARIOS DE LA LEY PARA LA RECUPERACION
Principales beneficios tributarios

Los contribuyentes pueden beneficiarse de más de una decena de beneficios de la Ley para la Recuperación del 2009 cuando presenten sus declaraciones de impuestos correspondientes al 2009, entre ellos:

Making Work Pay – Noventa y cinco por ciento de las familias trabajadoras están recibiendo el crédito tributario Making Work Pay de la Ley para la Recuperación, que equivale a $400 para personas individuales u $800 para matrimonios que presentan la declaración conjuntamente por medio de sus cheques de pago en el 2009 y que continuará en el 2010.

• Los contribuyentes a quienes no se les reembolsó lo suficiente en el 2009 para cubrir el monto total del crédito que se les debe recibirán la cantidad adicional cuando presenten su declaración de impuestos del 2009. Aunque la mayoría de los contribuyentes se benefició de este crédito en sus cheques de pago vía deducciones tributarias modificadas por sus empleadores, de todos modos deben solicitar este crédito en sus declaraciones de impuestos (por ejemplo, Formulario 1040 ó 1040A).

Hasta $2,500 por gastos universitarios – Las familias y estudiantes que reúnen los requisitos pueden ahorrar hasta $2,500 con el American Opportunity Credit, como también mayores beneficios con planes 529 de ahorro por gastos universitarios, que ayudan a las familias y estudiantes a pagar sus gastos universitarios.

• American Opportunity Credit – Los padres y estudiantes, en su mayoría, reúnen los requisitos para un crédito tributario de hasta $2,500 para pagar gastos universitarios y pueden solicitar el crédito anualmente durante cuatro años en vez de dos.

• Planes 529 de ahorro para gastos universitarios – Los estudiantes ahora pueden usar un plan 529 para pagar computadoras, además de la lista tradicional de gastos universitarios (matrícula, libros, etc.) que se pueden pagar con un plan 529.

Hasta $8,000 para la compra de la primera casa – Quienes compren casa por primera vez para el 30 de abril del 2010, a más tardar, pueden recibir un crédito de hasta $8,000 con el crédito tributario First Time Homebuyer. También pueden recibir un crédito menor quienes ya son propietarios pero no reúnen los requisitos de compra inicial y las personas individuales con ingresos de hasta $145,000 y los matrimonios que declaran conjuntamente con ingresos de hasta $245,000.

Hasta $1,500 en incentivos para la eficiencia energética y energía renovable – Los contribuyentes pueden recibir hasta $1,500 en créditos tributarios por hacer ciertas mejoras para el consumo eficiente de energía en su casa, como aumentar el material aislante e instalar ventas de consumo eficiente de energía.

Reembolso por la compra de vehículos nuevos – Los contribuyentes pueden deducir los impuestos a la venta estatales y locales que pagaron si compraron vehículos nuevos del 17 de febrero, 2009 al 31 de diciembre, 2009 con la deducción de impuestos por venta de autos. En los estados sin impuesto a las ventas, se pueden deducir otros impuestos o cuotas pagadas.

Mayores créditos tributarios para familias - Las familias de ingresos moderados con hijos posiblemente puedan recibir un mayor crédito tributario por ingresos devengados (Earned Income Tax Credit) y un crédito tributario por hijos (Child Tax Credit) adicional.

• Crédito tributario por ingresos devengados – La Ley para la Recuperación aumentó el crédito a las familias de tres o más hijos hasta una cantidad máxima de $5,657.

• Crédito tributario por hijos – Más familias podrán aprovechar el crédito tributario por hijos con la Ley para la Recuperación, que redujo la cantidad mínima de ingresos devengados que se usa para calcular el crédito tributario por hijo adicional de $12,550 a $3,000.

Hasta $2,400 en beneficios por desempleo libres de impuestos en el 2009 – Los beneficios por desempleo generalmente están sujetos a impuestos, pero la Ley para la Recuperación exoneró de impuestos los $2,400 iniciales en beneficios de desempleo recibidos en el 2009.


###