Administración Obama a la comunidad hispana de Orlando: Trabajemos juntos para renovar el sueño americano y restablecer las oportunidades económicas

Francisco Sanchez (spanish)

(Crédito fotográfico: Phelan M. Ebenhack)

 

El pueblo estadounidense quiere empleos y apoya los esfuerzos bipartidistas del Presidente Obama para poner a la gente de nuevo a trabajar.   

Eso fue sólo uno de los muchos mensajes que oí la semana pasada, en mi estado de origen de la Florida, durante la primera conferencia regional sobre la política del gobierno patrocinada por la Casa Blanca para la comunidad hispana. Ahí me reuní con docenas de funcionarios de la Administración Obama para entablar conversaciones directas y positivas con cientos de líderes hispanos locales.

Nuestros objetivos para la reunión eran simples: Intercambiar ideas y experiencias; compartir nuestras perspectivas únicas respecto a los desafíos que enfrentan las comunidades; hablar del trabajo que está haciendo la Administración Obama para ampliar el círculo de oportunidades para todos y fortalecer nuestras asociaciones para que, juntos, podamos fomentar el progreso en el futuro.

La reacción de los participantes fue enormemente positiva. En un momento en que los estadounidense sienten, cada vez más, que nadie les escucha, esta conversación aseguró que sus voces sí fueran escuchadas. A diferencia de la mayoría de los congresos, los participantes trabajaron juntos para definir el orden del día y decidir el formato. Fue una experiencia valiosa para todas las partes. Hubo discusión de una gran diversidad de temas, desde cómo mejorar nuestras escuelas hasta cómo reparar nuestro quebrantado sistema de inmigración. Pero, en mis conversaciones, el tema que siempre volvió a surgir fue el de los empleos, y es comprensible. 

La tasa de desempleo latino, al 11.3%, sigue siendo más alta que la tasa nacional. Y la recesión ha tenido grandes repercusiones en nuestra comunidad. En Pew Research han encontrado recientemente que, de 2005 a 2009, el patrimonio neto promedio de las familias latinas bajó en un 66 por ciento, más que para cualquier otro grupo.

Por supuesto, no tenemos necesidad de un informe para entender los desafíos que enfrenta la comunidad latina, especialmente cuando nos hablan de ellos, todos los días, nuestros familiares y amigos, igual como oímos hablar de ellos en Orlando. El Presidente Obama los entiende también y, desde el primer día de su mandato, se ha dedicado a hacer algo al respecto.

Es por este motivo que ha propuesto la Ley para Trabajos Estadounidenses, elaborada a base de una serie de propuestas bipartidistas, y que ya envió esta semana al Congreso. Pondría a trabajar de nuevo a 1.9 millones de estadounidenses, según economistas independientes. Para los latinos, la aprobación de este proyecto de ley reportaría beneficios para 25 millones de trabajadores hispanos mediante la extensión de la reducción de los impuestos sobre nómina, y 250,000 pequeñas empresas propiedad de hispanos recibirían los beneficios de una reducción inmediata de sus impuestos, entre otros beneficios.

En Orlando los participantes hablaron de las dificultades que enfrentan, y los sacrificios que hacen, debido a la economía. También insistieron en que el Congreso debería aprobar el plan bipartidista del Presidente, para que las familias no tengan que hacer más sacrificios. La gente en todas partes de la Florida no puede esperar hasta la próxima elección para que se tome acción; tiene que preocuparse por dónde encontrará la próxima comida y cómo pagará la renta del próximo mes. Necesita soluciones ahora.

Es por estas razones que tantos participantes prometieron apoyar la Ley para Trabajos Estadounidenses del Presidente Obama, y se han comprometido a trabajar con la Administración para construir sobre la base de los éxitos anteriores y alcanzar nuevas metas que hacen que nuestro país vaya progresando. También prometieron llevar lo que habían aprendido de regreso a sus comunidades e iniciar conversaciones con sus amigos y familiares. Les animamos a ustedes a que hagan lo mismo y que participen.

Nuestra conferencia regional en Orlando fue la primera de una serie que tendrá lugar en todo el país en las próximas semanas y próximos meses. Espero que participen conmigo, y con muchos otros altos funcionarios de la Administración, en estas reuniones. Todos tenemos algún interés en esta conversación, así que por favor estén atentos a nuestra llegada, cuando visitemos su estado, para que continuemos esta conversación.

Trabajemos juntos para asegurar que la oportunidad llegue a todas las comunidades y a todos los rincones de nuestra nación.

Por Francisco Sánchez, Subsecretario, Departamento de Comercio de Estados Unidos

Your Federal Tax Receipt