Renovando el Sueño Americano:La Educación, el Gran Igualizador

 Frankie nació en la isla. Yo nací en el estado de Alabama y pasé mi niñez y adolescencia en vuelos constantes a San Juan seguidos por el viaje posterior en automóvil para visitar a mis familiares en Caguas.  Ahora ocupamos oficinas a 500 pies de distancia en el Departamento de Educación de los EE.UU.  Como tantos otros que entran y salen del gobierno, hemos pasado innumerables meses, semanas, días y horas pensando en cómo mejorar la educación pública en los Estados Unidos y Puerto Rico. Como representante del Departamento en el Grupo de Trabajo del Presidente sobre la Situación de Puerto Rico, he tenido la oportunidad y el honor de interactuar con las partes interesadas de la isla sobre cómo superar los retos de la educación específicos a Puerto Rico. 

 Como seguimiento a la Recomendación del Grupo de Trabajo, hemos colaborado con la Casa Blanca y con las partes interesadas locales para celebrar una Cumbre de Educación en Puerto Rico con el Secretario Duncan, que tendrá lugar el lunes, 17 de octubre de 2011 en San Juan.   En la cumbre, convocaremos a expertos en educación, partes interesadas, profesionales, funcionarios electos, así como a la comunidad empresarial y a organizaciones sin fines de lucro para analizar la importancia de mejorar la educación pública en Puerto Rico. El Secretario Duncan también se reunirá con los docentes, padres y estudiantes durante su visita. Nada podría tener más valor sentimental para mí o ser más importante para Puerto Rico. 

 He sufrido en propia carne algunas de las dificultades reales de la isla. La casa de mi abuela en Caguas alguna vez fue parte de un barrio pujante a poca distancia del centro del pueblo.  Esa misma calle ahora está llena de casas vacías y en deterioro y es frecuentada por trabajadores sexuales. A mi madre le encanta esa casa (ella la mantuvo después de que mi abuela murió)—ella y sus hermanas crecieron allí, así como mis hermanos y mis primos.  Tristemente, uno ya no se siente seguro allí.  Para mí, como con tantos desafíos que afrontamos en la sociedad, todo se reduce a la educación. 

 Porque conocemos el poder de una gran educación.  Hemos sabido que la educación es el mejor programa para combatir la pobreza desde que Horace Mann lo explicara mejor en 1848: “La educación entonces, más allá de todos los demás elementos de origen humano, es un gran igualizador de la condición de los hombres—la rueda de equilibrio de la maquinaria social….evita ser pobre.”  Y el Presidente Obama ha manifestado con claridad que “los países que hoy nos superan en la educación nos sobrepasarán mañana”.  Es por eso que es nuestra responsabilidad asegurarnos de que todos los niños en los EE.UU y en Puerto Rico reciban una educación pública de talla mundial. 

 El Presidente Obama ha suministrado al Departamento los dólares y la flexibilidad para ayudar a Puerto Rico y a los estados a lograr esas metas.  Con programas como el de la Ley de Recuperación y Reinversión Estadounidenses, Carrera a la Cumbre, Inversión en la Innovación y Promesa a los Vecindarios, el Departamento ha incentivado la innvoación y originado una conversación a nivel nacional sobre la reforma educativa.  Aun así, al final del día, la ardua tarea se lleva a cabo a nivel estatal y local.  Los directores de escuelas, los docentes, los padres, los estudiantes y las comunidades deben ser partes interesadas en el éxito de todos los estudiantes. 

 El Secretario Duncan afirma que “La educación es el tema de los derechos civiles de nuestra generación”. Tiene razón.  Puerto Rico, como tantos otros lugares, afronta desafíos reales para mejorar su sistema de educación pública.  Y nos corresponde a nosotros asegurarnos de que sin importar dónde uno nació o dónde vive, se tenga la oportunidad de tener acceso a una gran educación.  Los más de 450.000 estudiantes de las escuelas desde el jardín de infantes hasta el 12 grado en Puerto Rico confían en eso.

Eric Waldo es Jefe Adjunto de la Secretaría del Departamento de Educación de los EE.UU.

Frankie Martínez-Blanco es Director de Avance del Departamento de Educación de los EE.UU.

 

Your Federal Tax Receipt