La promesa de los Estados Unidos: Damos la bienvenida a nuestros nuevos ciudadanos

Esta semana más de 7.800 candidatos se convertirán en ciudadanos en más de 100 ceremonias por todo el país y alrededor del mundo. Funcionarios de la Administración de Obama participaron en ceremonias que formaron parte de la celebración anual del Día de la Independencia del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos.

El 4 de julio, para celebrar el nacimiento de nuestra nación, el Jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough, hizo declaraciones en una ceremonia especial en Mt. Vernon, el que fuera hogar de George Washington, donde 101 nuevos ciudadanos hicieron el Juramento de Lealtad y se convirtieron en ciudadanos estadounidenses. Mt. Vernon es uno de los puntos destacados para albergar ceremonias de naturalización este año en honor del Día de la Independencia.

Durante la ceremonia, el Sr. McDonough discutió las formas en que los inmigrantes siempre han contribuido al éxito de nuestra economía:

“A lo largo de nuestra historia, los inmigrantes han enriquecido nuestra nación. Desde Albert Einstein que nos trajo la teoría de la relatividad hasta Andrew Carnegie quien dirigió la expansión estadounidense en el acero. Desde Madeline Albright nuestra ex Secretaria de Estado hasta Jerry Yang, fundador de Yahoo! Los Estados Unidos se han beneficiado enormemente de las contribuciones y los talentos de estos y de millones de otros inmigrantes.”

El 3 de julio, el Secretario del Tesoro, Jack Lew, hizo declaraciones en una ceremonia de naturalización en el Departamento del Tesoro para honrar a un grupo de personas que hicieron el Juramento de Ciudadanía.

Durante la ceremonia, el Secretario Lew compartió la historia de la inmigración de su familia:

"Estas ceremonias de naturalización son especialmente emocionantes para mí. Mi padre nació en Polonia. Su familia salió de su pequeño pueblo hacia los Estados Unidos a finales de la Primera Guerra Mundial. La familia de mi madre había hecho ese viaje tan sólo unos años antes. Tuvieron suerte. Ellos tuvieron la oportunidad de salir antes de iniciarse la Segunda Guerra Mundial. Y fueron especialmente afortunados de venir a los Estados Unidos. Hoy día, puedo decir con orgullo que soy un estadounidense de primera generación y el Secretario del Tesoro de los Estados Unidos.

Cada uno tiene un camino y desafíos específicos que superar. Se necesita una increíble determinación para convertirse en ciudadano estadounidense. La ciudadanía no se regala. Cada una de las personas que participan en estas ceremonias de naturalización esta semana se la han ganado. Su decisión de convertirse en ciudadanos ha hecho más fuerte a nuestro país. No podemos olvidar que siempre hemos sido una nación de inmigrantes. Es lo que nos define. Y es lo que hace que nuestra sociedad y nuestra economía sean tan vibrantes.

No es de extrañar que cuando nos fijamos en la lista de las mejores empresas de Estados Unidos, muchas de ellas fueron iniciadas por inmigrantes o hijos de inmigrantes. La inmigración no es sólo algo que es consistente con nuestros valores. También es coherente con el crecimiento de nuestra economía, el aumento de puestos de trabajo, y la expansión de nuestra clase media. Sin embargo, una verdad preocupante es que muchos inmigrantes no reciben una oportunidad justa en el sueño americano. Con demasiada frecuencia, se ven obligados a vivir y trabajar en las sombras. Esto no sólo les perjudica a ellos, también perjudica a los Estados Unidos.

Existe un proyecto de ley migratoria bipartidista en el Congreso que arreglaría nuestro sistema maltrecho de inmigración. Esta amplia legislación hace una serie de cosas. Fortalece nuestras fronteras. Proporciona un camino a la ciudadanía ganada a los 11 millones de personas que están aquí ilegalmente. E impulsará el crecimiento económico.

Este proyecto de ley impulsará el crecimiento trayendo científicos, ingenieros y empresarios altamente cualificados a los Estados Unidos. También veremos reducirse nuestro déficit, y con los trabajadores añadidos a nuestras nóminas, el Seguro Social y Medicare conseguirán una posición más estable. De hecho, según la Oficina de Presupuesto del Congreso independiente, esta legislación reducirá nuestro déficit en casi un billón de dólares en las próximas dos décadas.

Además de la celebración en Mt. Vernon y en el Departamento del Tesoro, hubo ceremonias en el Centro Cultural de Chicago; el Parque Nacional Saguaro en Tucson, Arizona; la Torre de la Libertad en Miami; el acorazado Missouri Memorial en Pearl Harbor, Hawái; y en la Embajada de EE.UU. en Seúl, Corea del Sur. Felicitamos a todos nuestros nuevos ciudadanos y les recordamos, como hace a menudo el Presidente cuando habla en las ceremonias de naturalización, que en los Estados Unidos cualquiera puede escribir el próximo gran capítulo de la historia de nuestra nación.

# # #

This week more than 7,800 candidates will become citizens at more than 100 ceremonies across the country and around the world.  Obama Administration officials participated in ceremonies which were part of the United States Citizenship and Immigration Services’ annual celebration of Independence Day. 

On July 4, to celebrate our nation’s birth, White House Chief of Staff, Denis McDonough, gave remarks at a special ceremony at George Washington’s Mt. Vernon where 101 new citizens recited the Oath of Allegiance and became American citizens.  Mt. Vernon is one of the prominent landmarks to host naturalization ceremonies this year in honor of Independence Day.

During the ceremony, Mr. McDonough discussed the ways immigrants have always contributed to the success of our economy:

“Throughout our history, immigrants have enriched our nation.  From Albert Einstein who brought us the theory of relativity to Andrew Carnegie who led the American expansion in steel.  From Madeline Albright our former Secretary of State to Jerry Yang who founded Yahoo!.  America has benefited immensely from the contributions and talents of these and millions of other immigrants.”

On July 3, Treasury Secretary Jack Lew delivered remarks at a naturalization ceremony at the Department of Treasury to honor a group of people who took the Oath of Citizenship.

During the ceremony, Secretary Lew shared his family’s immigrant story:

“These naturalization ceremonies are especially moving for me. My father was born in Poland. His family left their small town for America at the end of World War I. My mother’s family made the journey just a few years earlier. They were lucky. They had the chance to leave before the Second World War was underway. And they were especially fortunate to come here to America. Today, I can proudly say I am a first generation American and Treasury Secretary of the United States.

Everyone has a specific journey and challenges overcome. It takes incredible resolve to become an American citizen. Citizenship isn’t given.  It’s earned by each every person participating in these naturalization ceremonies this week. Their decision to become citizens has made our country stronger. We cannot forget we have always been a nation of immigrants. It is what defines us. And it is what makes our society and our economy so vibrant.

It is no surprise that when you look at the list of America’s best businesses, many of them were started by immigrants or children of immigrants. Immigration is not just something that is consistent with our values. It is also consistent with growing our economy, increasing jobs, and expanding our middle class. Yet the troubling truth remains that too many immigrants do not get a fair shot at the American dream. Too often, they are forced to live and work in the shadows. This not only hurts them, it hurts America as well.

There is a bipartisan immigration bill before Congress that would fix our broken immigration system. This comprehensive legislation does a number of things. It strengthens our borders. It provides a pathway to earned citizenship for the 11 million people who are here illegally. And it will boost economic growth.

This bill will drive growth by bringing highly skilled scientists, engineers, and entrepreneurs to the United States. We will also see our deficits shrink, and with added workers on our payrolls, Social Security and Medicare will be put on a more stable footing. In fact, according to the nonpartisan Congressional Budget Office, this legislation will lower our deficits by nearly a trillion dollars over the next two decades.

In addition to the celebration at Mt. Vernon and the Department of Treasury, there were ceremonies at the Chicago Cultural Center; Saguaro National Park in Tucson, Arizona; the Freedom Tower in Miami; the Battleship Missouri Memorial at Pearl Harbor, Hawaii and at the U.S. Embassy in Seoul, South Korea. We congratulate all of our newest citizens and remind them, as the President often does when speaking at naturalization ceremonies, that in the United States anyone can write the next great chapter of our nation’s history.

###

Your Federal Tax Receipt