A medida que la implementación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) continúa, el aumento de los costos del cuidado de salud para los consumidores ha sido menos acelerado

Los precios de los gastos de consumo personal en los bienes y servicios del cuidado de salud aumentaron solo un 1.1 por ciento durante los doce meses terminados en mayo de 2013, que es la tasa de aumento más lenta en casi 50 años. La desaceleración en la inflación de los gastos de consumo personal en el sector salud ha sido generalizada, debido a contribuciones importantes de dos componentes significativos: los servicios en hospitales y asilos de ancianos (que comprenden el 42 por ciento del total de los gastos del cuidado de salud) y los servicios ambulatorios (que comprenden el 34 por ciento del total de los gastos del cuidado de salud). Según indica la gráfica siguiente, desde marzo de 2010, esos dos componentes de los gastos del sector salud han realizado contribuciones notablemente más pequeñas a la inflación general del cuidado de salud para los consumidores que en años anteriores.

Consumer prices for health care have risen at the slowest pace in nearly 50 years

La desaceleración en la inflación del precio del cuidado de salud para los consumidores guarda consistencia con una amplia gama de otra evidencia que sugiere que la tasa de crecimiento de los costos del cuidado de salud está disminuyendo:

·         Los datos de la encuesta realizada por la Oficina de Estadísticas de Trabajo sobre los costos para los empleadores de la compensación de los empleados indican que, para los empleadores del sector privado que ofrecen seguro de salud, la tasa anualizada de aumento de los costos reales (ajustados según la inflación) del seguro de salud de los trabajadores ha disminuido del 2.2 por ciento al año del cuarto trimestre de 2006 hasta el cuarto trimestre de 2009 al 1.8 por ciento al año del cuarto trimestre de 2009 al cuarto trimestre de 2012, habiendo ocurrido una desaceleración específicamente marcada en los establecimientos más pequeños. En el caso de los establecimientos con menos de 50 empleados, los costos reales para los empleadores del seguro de salud de los trabajadores aumentó solo un 1.0 por ciento al año del cuarto trimestre de 2009 al cuarto trimestre de 2012, que es la mitad de la tasa observada durante los tres años anteriores.

·         Durante estos últimos años, la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO) informa que “ha hecho una sucesión de ajustes de reducción a sus proyecciones de gastos para Medicaid y Medicare.” Por ejemplo, “mayormente reflejando el crecimiento más lento en los gastos de los programas en años recientes”, actualmente CBO espera que los gastos combinados en los dos programas sean alrededor de $200 mil millones menos en 2020 que lo que se había proyectado hace tres años.

·         De 2009 a 2011, a nivel nacional, los gastos reales per cápita de salud aumentaron al ritmo más lento desde que se comenzaron a publicar en 1960.

·         En 2012, el aumento de las primas en el seguro patrocinado por los empleadores tenía la tasa más baja (de 3 por ciento) desde que se inició la encuesta del panel de gastos médicos en 1996.

·         En 13 estados que han informado públicamente las primas para 2014, el promedio del plan de costo más bajo está cerca de un 20 por ciento por debajo de las proyecciones basadas en las primas de CBO. Esto incluye al estado de Nueva York, que recientemente anunció que las tarifas de seguro de salud en 2014 serán al menos un 50 por ciento más bajas, en promedio, que los planes que están disponibles actualmente en el estado. Estos planes sustancialmente más asequibles de costo estarán disponibles muy pronto, a través del nuevo Mercado de Seguro de Saludo establecido bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

En resumen, los datos de los diversos sectores de la economía, que abarcan a los consumidores, el gobierno, y los empleadores privados, apuntan a la misma conclusión: el aumento del costo del cuidado de salud ha sido menos acelerado.

Un creciente cuerpo de investigación indica que hay cambios estructurales que están impulsando una parte sustancial de la reciente desaceleración en el aumento de los costos del cuidado de salud, lo que sugiere que la tendencia puede continuar. Es más, el hecho de que la desaceleración en el aumento de los costos refleja cambios tanto en los precios como en el uso del cuidado médico, y que la desaceleración es aparente en muchos aspectos diferentes del sistema de cuidado de salud, sugiere adicionalmente que están ocurriendo cambios estructurales.

La Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio incluye una gama de medidas de ahorro en los costos y de mejoramiento de calidad. La ley incluye disposiciones que tienen el propósito de fomentar la coordinación del cuidado, reducir las complicaciones de salud que pueden prevenirse durante las hospitalizaciones, y promover la adopción de una tecnología más eficiente de información sobre la salud. Por ejemplo:

·         El programa de Alianza para los Pacientes es una alianza público-privada que aspira a reducir las complicaciones y readmisiones en los hospitales en todo el país mediante alianzas con más de 3,700 hospitales y miles de otras organizaciones de médicos, enfermeros, y grupos comunitarios. Desde que se estableció el programa en 2011, la tasa de readmisión a los hospitales bajo Medicare ha bajado a menos de su promedio histórico.

·         Bajo las Organizaciones de Cuidado Responsable (las ACO), los proveedores prestan sus servicios a través de organizaciones de médicos, enfermeros, hospitales y otros proveedores que son responsables de la calidad y el costo del cuidado a sus pacientes a través del tiempo. Medicare comparte los ahorros logrados con las ACO que satisfacen normas de calidad rigurosas. Actualmente, más de 4 millones de beneficiarios reciben cuidado de más de 240 organizaciones ACO que participan en el Programa de Ahorros Compartidos de Medicare y otros proyectos relacionados.

·         El Programa de Adquisición de Servicios de Hospitalización según el Valor entró en vigor en octubre de 2012. El programa exhorta a más de 3,500 hospitales a que provean un cuidado de alta calidad y les reduce los pagos a los hospitales que demuestren un rendimiento deficiente. Además, en prácticamente todas las categorías de pagos de Medicare se han lanzado iniciativas de pago por informar en las que se recompensa a los proveedores por informar sobre ciertas medidas de calidad clínica.

·         La Administración está comprometida a lograr un progreso adicional en los próximos años a través de las protecciones esenciales a los pacientes y las medidas de ahorro de costos contenidas en la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.

Alan B. Krueger es el Presidente del Consejo de Asesores Económicos.

Your Federal Tax Receipt