El Presidente de la Cámara de Representantes Boehner tiene una decisión que tomar

Nota del editor: A horas tempranas de hoy, el Asesor Superior Dan Pfeiffer mandó un mensaje a la lista de correos electrónicos de la Casa Blanca sobre el debate fiscal aquí en Washington.  ¿No recibió el mensaje? Inscríbase para actualizaciones.

Ahora mismo el Congreso tiene dos funciones que realizar: aprobar un presupuesto que invierte en la clase media y pagar las cuentas en las que ya ha incurrido.

Sin embargo, en vez de cumplir con sus deberes, unos cuantos republicanos temerarios en el Congreso están obsesionados con volver a pelear viejas batallas políticas sobre Obamacare que amenazan cerrar el gobierno y dejar de pagar las cuentas del país.

El viernes, estos republicanos en la Cámara de Representantes votaron a favor de cerrar el gobierno al menos que el Senado y el Presidente acordaran quitarle los fondos a Obamacare.  Esta semana, en vez de jugar esos juegos, el Senado está dispuesto a mandar una resolución simple de presupuesto de vuelta a la Cámara, una que mantiene en funcionamiento al gobierno por cuantos meses mientras que los líderes siguen trabajando en un presupuesto que crea puestos de trabajo y reduce el déficit de forma equilibrada. Esto es una solución razonable.

No obstante, a algunos republicanos aun les importa más conseguir victorias políticas en Obamacare que mantener en pleno funcionamiento al gobierno y seguir sacando adelante a nuestra economía.

Este tipo de política arriesgada de última hora es muy irresponsable y al crear otra crisis, podría revertir los avances económicos que nos ha costado tanto esfuerzo lograr.  Desafortunadamente, ya les hemos visto hacer este juego antes y sabemos exactamente cómo es.  Hace dos años, los republicanos mantuvieron a la economía como su rehén y el resultado fue que nuestra calificación de crédito fue rebajada, la bolsa de valores cayó en un 17 por ciento, la confianza de los consumidores se fue al suelo y las empresas dejaron de contratar personal.

Por eso es hora que los legisladores del Partido Republicano aprueben una resolución de presupuesto simple que no le quite los fondos a Obamacare y sigan hacia adelante.

Necesitamos su ayuda para que pase la voz sobre este mensaje de modo que las personas que viven en Estados Unidos sepan lo que está pasando ahora, así que envíe este mensaje a sus amigos y familiares.

En los cinco años desde que empezó la crisis financiera, las personas que viven en los Estados Unidos han sacado adelante a la economía.  En los últimos 42 meses, las empresas han añadido 7.5 millones de puestos de trabajo.  La industria manufacturera de EE. UU. está creciendo de nuevo y la industria automotriz está de vuelta.  Hemos reformado a Wall Street para que ninguna empresa sea demasiada grande de nuevo para fracasar y hemos creado las protecciones más estrictas para consumidores financieros que se hayan visto alguna vez en este país.  Hemos reducido nuestro déficit en más de la mitad, hemos reformado el código tributario para hacerlo más progresista y hemos reformado nuestro sistema del cuidado de salud.

Ahora, existe una demanda récord en el extranjero para productos hechos en Estados Unidos y nuestras empresas tecnológicas están en pleno auge.  El mercado inmobiliario se ha recuperado y la venta de casas existentes ha ascendido a tasas de dos cifras y los embargos hipotecarios nuevos se han reducido a los niveles más bajos desde principios de 2006.

Tenemos que seguir aumentando este impulso y por eso le pedimos al Congreso que se una al Presidente para crear un mejor negocio para la clase media y deje de crear una nueva crisis política.  Sin embargo, para que suceda eso, los congresistas republicanos razonables tienen que enfrentarse a unos cuantos miembros extremistas de su partido por el bien del país y el de nuestra economía.

Desde el día que asumió el cargo, el Presidente Obama ha estado dispuesto a escuchar cualquier buena idea con respecto al presupuesto, siempre que el apoyo a la clase media siga siendo nuestro guía.  Los republicanos no extraerán concesiones contra la fe y el crédito plenos de los Estados Unidos.

¿Nos puede ayudar a pasar la voz? Comparta este mensaje para que la gente sepa lo que está a punto de suceder si el Congreso no actúa.

 Dan Pfeiffer es Asesor Superior al Presidente

Your Federal Tax Receipt