Capacitando a los trabajadores para más oportunidades laborales

La siguiente columna de opinión por Cecilia Muñoz fue publicada en Univision.com, y puede leerla AQUÍ.

El Presidente Barack Obama cree firmemente que nuestra economía es más fuerte cuando todas las personas que trabajan duro tienen una oportunidad justa. Los trabajadores hispanos, tanto los inmigrantes como los que ya son ciudadanos, son un pilar fundamental de nuestra economía. Sin embargo, determinados obstáculos se interponen a menudo en nuestro camino, lo cual no solo perjudica a las familias hispanas sino también a nuestro país en general.

Por esa razón, el Presidente Obama ha lanzado medidas dirigidas a derribar esas barreras y ayudar a las personas a adquirir los conocimientos y habilidades que necesitan para competir en la economía global del siglo XXI.

La Administración está comprometida a establecer un camino que brinde a 24 millones de trabajadores la capacitación que necesitan para llenar cientos de miles de vacantes, puestos de trabajo. Los trabajos de nivel básico deberían ser peldaños en el camino de carreras profesionales estables hacia la clase media y el sueño americano.

Muy pocos latinos reciben la formación requerida para conectar lo que aprenden en la escuela con lo que van a necesitar para tener éxito en sus trabajos. Muy pocos graduados de la escuela secundaria tienen una exposición suficiente a materias de importancia como ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

A medida que se produce una transformación de nuestra economía, nuestra mano de obra tiene que estar preparada para llenar los puestos de trabajo que no existían hace una generación. Los hispanos están infrarrepresentados en muchas industrias que van a tener que contratar a millones de trabajadores en los próximos años: por eso, la Administración continúa centrada en garantizar que los hispanos reciban la educación y la capacitación profesional que necesitan para tener éxito.

Hace un par de semanas, el Presidente anunció reformas en la manera en que los programas federales capacitan y brindan nueva formación profesional a los trabajadores. Como resultado de este cambio, la Administración ha lanzado una importante iniciativa conjunta entre el sector público y privado para ayudar a los trabajadores a salir adelante a través de un programa que hemos bautizado como "capacitando los trabajadores" ("upskilling" en inglés). Consiste en trabajar con las empresas, educadores, innovadores del sector tecnológico, sindicatos, proveedores de capacitación, municipios, los estados y las organizaciones sin ánimo de lucro para ayudar a convertir los empleos de nivel básico y con sueldos reducidos en peldaños hacia la clase media a lo largo y ancho del país.

Para los hispanos, el dominio del idioma inglés sigue siendo una de las formas más seguras de avanzar en el mundo laboral. El Departamento de Educación está creando un "paquete de herramientas" para los proveedores de educación para adultos que les permita preparar mejor a los estudiantes de idioma inglés para postularse a los empleos disponibles.

También tenemos que fomentar la preparación de los jóvenes hispanos. Muy pocos jóvenes hispanos están expuestos a una educación que conecte lo que se aprende en la escuela con una carrera profesional. A fin de promover la preparación para carreras profesionales, en abril el Presidente anunció a los ganadores de las subvenciones de Youth CareerConnect que provee $107 millones, suficientes para cubrir a 31,000 estudiantes a través de alianzas que diseñan de una manera nueva tanto la enseñanza como el aprendizaje para preparar mejor a la juventud.

No todos han nacido para estudiar: el aprendizaje práctico de oficios es otro camino comprobado hacia la clase media. Nueve de cada diez personas que finalizan un programa de aprendizaje de oficios registrado encuentran trabajos con un sueldo promedio inicial superior a los $50,000. Los hispanos que viven en nuestro país ocupan el 20 por ciento de los aprendizajes de oficios registrados. El Presidente Obama ha pedido al Congreso que apruebe un Fondo de Capacitación para Aprendizajes de Oficios de $2,000 millones para duplicar el número de aprendizajes.

Por último, la discriminación sigue siendo, desafortunadamente, un factor que dificulta que los hispanos logren desarrollar todo su potencial. Por esa razón, el Departamento de Trabajo va a promulgar normas nuevas, y más férreas, para impedir que haya empleadores sin escrúpulos que se nieguen a contratar a trabajadores hispanos o se aprovechen de ellos. La Administración está comprometida a garantizar la prevención de la discriminación en el lugar de trabajo.

Tenemos un Presidente que está comprometido a lograr el bienestar de la comunidad latina y continúa trabajando para garantizar que una cantidad mayor de trabajadores, incluyendo a los trabajadores hispanos, puedan conseguir trabajos que paguen un buen salario y brinden un camino hacia la clase media.

Cecilia Muñoz es la directora del Consejo de Política Nacional de la Casa Blanca.

 

Your Federal Tax Receipt