LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del sábado, 21 de enero, 2012

MENSAJE SEMANAL: Creación de empleos mediante el impulso del turismo

WASHINGTON, DC— El Presidente Obama, en su mensaje de esta semana, informó al pueblo estadounidense sobre los pasos que está tomando su Administración para facilitarles a los viajeros visitar los Estados Unidos, debido a que el aumento del turismo ayudará a las economías locales y apoyará a las empresas que tienen planes de expandirse y contratar empleados.  Este plan de estimular el turismo es parte de diversas medidas que ha tomado el Presidente sin el Congreso, ya que no podemos esperar más para tomar los pasos que necesitamos tomar para ayudar a fomentar la economía y crear empleos.  El Presidente Obama además dijo que, en su discurso del Estado de la Unión de la semana entrante, él describirá su plan específico para cómo nuestros líderes electos y todos los estadounidenses pueden colaborar entre sí para crear una economía establecida para que perdure.

El audio y el vídeo del mensaje estarán disponibles en línea en: www.whitehouse.gova las 6:00 a.m. ET, del sábado, 21 de enero, 2012.

Declaraciones del Presidente Barack Obama

Mensaje semanal

La Casa Blanca

Sábado, 21 de enero, 2012

Hola a todos.  El jueves fui a la Florida para visitar Disneyworld.  Fue decepcionante para Sasha y Malia que el propósito de mi visita no fuera compartir un rato con Mickey ni escalar Space Mountain.  En lugar de ello, el propósito de mi visita fue para hablar sobre los pasos que estamos tomando para impulsar el turismo y crear empleos.

El turismo es el servicio más importante que nosotros exportamos.  Todos los años, decenas de millones de turistas vienen de todas partes del mundo para visitar los Estados Unidos.  Ellos se hospedan en nuestros hoteles, comen en nuestros restaurantes y disfrutan de todas las atracciones que este país ofrece.

Eso es algo bueno para los negocios locales.  Es bueno para las economías locales.  Y, mientras más gente visite los Estados Unidos, más de nuestra gente puede volver a tener trabajo.  Es algo tan sencillo como eso.

Estamos ansiosos de aprovechar esta oportunidad.  Como he dicho anteriormente, continuaré colaborando con el Congreso, los estados, y los líderes del sector privado para encontrar maneras de llevar este país adelante.  Sin embargo, cuando ellos no puedan o no quieran tomar medidas, yo lo haré.  Queremos que el mundo sepa que los Estados Unidos están listos para hacer negocios.  Y es por eso que he dado a conocer los pasos que estamos tomando para promover nuestro país y hacer más fácil que los turistas vengan y nos visiten. 

Los viajeros frecuentes que pasen una verificación minuciosa de sus antecedentes podrán escanear sus pasaportes y huellas digitales y pasar por alto las largas filas en inmigración en más aeropuertos.  Vamos a expandir el número de países en los que los visitantes puedan ser autorizados de antemano por el Departamento de Seguridad Nacional de manera que no necesiten una visa de turista.  Y vamos a agilizar el procesamiento de las visas para aquellos países como China y Brasil que tienen una clase media creciente que dispone de los recursos para visitar los Estados Unidos.

Queremos que haya más visitantes que vengan a este país.  Queremos que gasten más dinero aquí.  Eso favorece a nuestra economía, y ayudará a proveer el impulso que necesitan más negocios para poder crecer y contratar.  Y estamos ansiosos de poder lograrlo.

Con demasiada frecuencia durante los últimos meses, hemos visto que el Congreso dilata su reacción y se niega a tomar las medidas que sabemos que ayudarán a fortalecer nuestra economía.  Por eso es que ésta es la más reciente de las diversas medidas que he tomado por mi cuenta para ayudar a que nuestra economía siga creciendo, se creen empleos, y se restablezca la seguridad de las familias de la clase media. 

En septiembre, decidimos dejar de esperar por el Congreso para arreglar la ley de que ningún niño se quede atrás (No Child Left Behind) y darles a los estados la flexibilidad que necesitan para ayudar a nuestros niños a lograr niveles más altos.  Nos cercioramos de que a las pequeñas empresas que tienen contratos con el gobierno federal se les pueda pagar más pronto, de manera que puedan comenzar a contratar más gente.  Les ofrecimos facilidades a los veteranos para conseguir empleos y aprovechar sus habilidades de trabajo.  Tomamos medidas para ayudar a las familias cuyas viviendas se han devaluado a refinanciar sus hipotecas y ahorrar hasta miles de dólares anualmente.  Agilizamos el proceso de obtención de préstamos para las compañías que quieren reconstruir nuestras carreteras y puentes, lo que hace que los trabajadores de la construcción vuelvan a tener trabajo.  Y nombré a Richard Cordray como vigilante de los consumidores de Estados Unidos y para que proteja a nuestros trabajadores contra los peores abusos cometidos por la industria financiera.

Éstos son buenos pasos.  Ahora tenemos que hacer más. 

El martes por la noche, pronunciaré mi discurso del Estado de la Unión, en el que daré a conocer mi plan específico para las medidas que tenemos que tomar juntos, no sólo yo, ni el Congreso, sino todos los habitantes de Estados Unidos, para reconstruir una economía en la que el trabajo duro y la responsabilidad se recompensen.  Una economía creada para perdurar.

Espero que escuchen mi discurso.  Mientras tanto, voy a continuar haciendo todo lo posible para lograr que este país no solo sea el mejor lugar para visitar y hacer negocios, sino el mejor lugar para vivir y trabajar y crear una vida mejor.

Gracias por su sintonía. Que disfruten el fin de semana.  Y nos vemos el martes.

White House Shareables