THE WHITE HOUSE

Oficina del Secretario de Prensa

________________________________________________________________

Para Publicación Inmediata                          15 de abril de 2012

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE OBAMA EN UN EVENTO DE TITULARIDAD DE PROPIEDAD

Plaza San Pedro

Cartagena, Colombia

6:09 P.M. COT

PRESIDENTE OBAMA:  ¡Buenas tardes!  Es un -- (aplauso) -- es un gran honor para mí el estar aquí con el presidente Santos, la primera dama, tantos invitados distinguidos.  Estoy especialmente agradecido a todos los niños porque están todos sentados muy quietos y portándose muy bien, y quiero llevarme las lecciones para mis propias hijas de los padres y maestros, porque están haciendo aquí un gran trabajo. (Aplauso)

Y estoy encantado -- Estoy encantado por tener entre nosotros a otra defensora de estas comunidades, especialmente del desarrollo de la educación de estos hermosos niños. Gracias, Shakira, por el maravilloso trabajo que estás haciendo. (Aplauso).

Éste es un día histórico: décadas, incluso siglos se necesitaron para crearse.  Durante generaciones, han vivido en estas tierras, trabajado en estas tierras y criado a sus familias en estas tierras.  Y ahora, desde este día en adelante, por fin tendrán un título de propiedad de esta tierra -La Boquilla y San Basilio de Palenque.  (Aplauso.)

Y el estar aquí tiene un significado especial para mí.  Al principio de mi presidencia, mi familia y yo visitamos Ghana, en África Occidental.  Y visitamos el histórico Castillo de la Costa del Cabo y no olvidaré nunca cómo mis dos hijas -descendientes de africanos y africanos americanos- miraban a través de esa "puerta de no retorno" donde se obligó a tantos africanos a viajar a este hemisferio.

Hoy, nos reunimos en una ciudad portuaria adonde llegaron muchos de esos africanos encadenados.  Al igual que sus hermanos y hermanas, sufrieron una crueldad inimaginable en nuestros dos países y por este hemisferio.  Pero en su sufrimiento, que reveló la capacidad para el mal de los hombres, también podemos ver el espíritu de este día, la capacidad de los hombres para el bien, la perseverancia, la creencia de que podemos vencer.

El presidente Santos y yo acabamos de visitar esta magnífica catedral dedicada a un hombre de fe que dedicó su vida a los más necesitados, San Pedro Claver.  Y en los Estados Unidos, hubo otro hombre de fe, el Reverendo Dr. Martin Luther King, que dijo que el arco del universo moral es largo, pero se dobla hacia la justicia. Y eso es lo que está sucediendo hoy.  (Aplauso.)   

A lo largo de mi visita, he hablado sobre la notable transformación por la que está pasando este país: más seguridad, más prosperidad, más esperanza.  Y esto es un tributo a la perseverancia de líderes como el presidente Santos y ustedes, los colombianos.  Pero todos entendemos que la paz no es sencillamente la ausencia de la guerra.  La paz verdadera y duradera se tiene que basar en la justicia y la dignidad de cada persona. 

Y por eso el día de hoy es tan importante.  El darles a ustedes y a tantas comunidades afro-colombianas el título de propiedad de esta tierra es parte de la finalización del largo conflicto de esta nación.  Les da nuevos intereses en una nueva Colombia.  No muy lejos de aquí, sus antepasados fueron comprados y vendidos.  Mirando hacia el futuro, Colombia puede darse cuenta de su potencial pleno al facultar a toda su gente, sin importar el aspecto que tenga ni de donde provenga.

Nuestras dos naciones han luchado para vencer un pasado doloroso.  Ambas han continuado esforzándose para conseguir nuestros ideales de justicia e igualdad.  Y yo estoy aquí hoy como presidente de los Estados Unidos, y ustedes pueden estar aquí con el título de propiedad de la tierra, y eso es prueba de que el progreso es posible.  (Aplauso.)    

Y cuando miramos a estos niños que están detrás de nosotros, estos hermosos niños, ellos tienen un futuro más brillante por delante.  Pero ese futuro solo se cumplirá si invertimos en ellos cada día, como Shakira y la primera dama están trabajando en ello; como el presidente Santos y yo nos hemos comprometido a hacerlo.  Pero hoy es un primer paso muy importante para crear ese futuro brillante para ellos.  Y al buscar la paz y la prosperidad y la dignidad que toda la gente se merece, les prometo, que siempre tendrán un socio fuerte y constante en los Estados Unidos de América. 

Muchas gracias.  (Aplauso.)

FIN 6:17 P.M. COT

White House Shareables