THE WHITE HOUSE

Oficina del Secretario de Prensa

________________________________________________________________

Para Publicación Inmediata                       3 de mayo, 2012

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE

DURANTE LA RECEPCIÓN DEL CINCO DE MAYO

Jardín de Rosas

5:12 P.M. EDT

     PRESIDENTE: ¡Hola, hola!  (Aplausos).  Gracias y bienvenidos. Me siento honrado de darles la bienvenida a la celebración del Cinco de Mayo en la Casa Blanca. (Aplausos).  Aun si es apenas el tres de mayo. Es que nos gusta comenzar la fiesta temprano por aquí. (Risas).

Nos complace que se nos hayan unido tantos latinos y latinas... y tantos de ustedes que quisieran serlo. (Risas).  Sabía que ustedes no se perderían la oportunidad de disfrutar de música y baile estupendos en la Casa Blanca, en particular contando con el extraordinario Ballet Folklórico de Universidad Georgetown. ¡Démosle un gran aplauso! (Aplausos). 

Aquí nos acompañan nuestro gran amigo, embajador Arturo Sarukhan y su encantadora esposa Verónica. Me honra dar la bienvenida a los estadounidenses de origen hispano que trabajan en todos los niveles de mi administración, incluida Hilda Solís, Secretaria de Trabajo. (Aplausos).  Deseo reconocer la presencia de Charlie González, presidente del Grupo Hispano del Congreso. Como todos ustedes saben, el cinco de mayo es el cumpleaños de Charlie, así que no se olviden de desearle un feliz cumpleaños.

Por último, muchas gracias al comité directivo de la Cumbre Hispana de la Casa Blanca por todo el tesón puesto en lograr la participación de miles de líderes latinos en todo el país en este año. Bien hecho. Su labor demuestra que esta celebración se basa principalmente en el orgullo en el patrimonio cultural y en las contribuciones de los hispanos en todos los aspectos de la vida estadounidense.

El Cinco de Mayo destaca un momento único en la historia mexicana. Hace exactamente 150 años, el General Zaragoza y su banda heterogénea de patriotas se opusieron a las fuerzas invasoras de un ejército europeo de fama mundial. La historia me suena. Y la historia continúa: luego que estos ciudadanos y soldados heroicos triunfaron a pesar de las dificultades y batieron en retirada a los invasores, el General Zaragoza halló el tiempo para sentarse y escribir una carta al ministro de guerra. En ella celebraba la gloria del ejército nacional, notando que jamás habían dado la espalda a la lucha. Hoy honramos el valor que demostraron.

Cuando las noticias de la victoria mexicana en Puebla llegaron a esta casa, este país se hallaba en medio de sus propias luchas. Poco después, sin embargo, los Estados Unidos prestó ayuda a México para que pudieran expulsar definitivamente a los franceses de sus tierras. Desde entonces, los Estados Unidos y México han vivido historias entrecruzadas y superpuestas. Nuestras dos naciones comparten valores y vínculos históricos, familiares, comerciales y culturales. Y en la actualidad, estamos más unidos que nunca, en la amistad y en con un propósito común.

Hay más de 50 millones de estadounidenses de ascendencia latina ahora mismo, que representan una sexta parte de nuestra población. Ustedes son nuestros vecinos, nuestros compañeros de trabajo, nuestra familia y nuestros amigos. Ustedes inician empresas. Ustedes dan clases en las aulas. Ustedes defienden este país. Ustedes avanzan Estados Unidos.

Por nuestra parte, sabemos que la seguridad de nuestro futuro depende de asegurarnos de que todos los estadounidenses tengan la oportunidad de lograr su potencial. Y ésa es la razón por la que nos hemos esforzado muchísimo en los últimos tres años y medio para crear empleos, para asegurarnos de que ustedes reciban la atención médica necesaria si están enfermos, para que la educación universitaria esté al alcance de todos, para asegurarnos de que ustedes si lo intentan, sin importar su identidad, su origen, su aspecto físico ni su apellido... incluso si es Obama, puedan triunfar (risas). (Aplausos)

Estas son victorias para los latinos, pero lo que es más importante es que son victorias para América. No podríamos haber logrado tanto sin ustedes. Claro que todavía queda mucho por hacer, incluida la necesidad de componer nuestro quebrado sistema de inmigración. Y ya es hora de que desencadenemos la promesa de todos nuestros jóvenes y concretemos la Ley DREAM. (Aplausos).

Muchos recordarán que, hace un año, presentamos el proyecto de ley DREAM al Congreso para someterlo a voto, gracias a la intensa labor de tantos de ustedes. Y fue aprobado por la Cámara de Representantes y por voto mayoritario en el Senado. Desgraciadamente, algunos opositores políticos se unieron para bloquearlo. Pero no hemos llegado a estas alturas para desanimarnos porque las políticas partidistas se nos oponen.

Así que seguiremos luchando para concretar esta reforma sensata... no simplemente porque cientos de miles de jóvenes talentosos dependen de esta ley sino porque Estados Unidos depende de ella en última instancia. “No” no es una alternativa. Quiero promulgar la ley DREAM. Ya tengo listos los bolígrafos. Estoy dispuesto a colaborar con cualquiera que tenga la seria intención de hacerlo realidad y de lograr la reforma de inmigración de una manera integral y bipartidaria para resolver este desafío de una vez por todas. (Aplausos).

Vale la pena recordar que Estados Unidos es una nación de inmigrantes y siempre lo será. Somos una nación más rica gracias a los hombres, mujeres y niños que han llegado a nuestras costas para incorporarse a nuestra unión. Así que, al celebrar el Cinco de Mayo en ambos lados de la frontera, rendimos homenaje a nuestro patrimonio compartido y a nuestra asociación con miras al futuro.

Honramos todo lo que nos une. Somos madres y padres de una gran generación y vamos a seguir asegurándonos de que nuestros hijos e hijas tengan todas las oportunidades que necesiten para lograr el sueño americano. Es lo que me da impulso cada día. Es lo que sé que impulsa a tantos de ustedes. Y espero ansiosamente que edifiquemos juntos un progreso hacia el futuro.

Habiendo dicho esto, a celebrar se ha dicho. Divirtámonos juntos. Feliz Cinco de Mayo.

Muchísimas gracias a todos. Que Dios los bendiga. (Aplausos).

                                           FIN                          5:18 P.M. EDT

White House Shareables