THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
________________________________________________________________________
 

Comentarios del Presidente Barack Obama
Mensaje semanal
Sábado, 7 de julio, 2012

Hola a todos.  Me encuentro aquí en Ohio, donde he pasado los últimos días hablando con la gente sobre nuestro reto central como país, que no es solo recuperar todos los empleos que se han perdido debido a la recesión, sino recuperar la seguridad económica que tantos estadounidenses han perdido durante la última década.

Nuestra misión no es solo reintegrar la gente al trabajo, sino reconstruir una economía donde ese trabajo obtenga resultados; una economía en la que todo el que trabaje duro tenga la oportunidad de salir adelante.

Durante varios meses, he estado presionando al Congreso para que apruebe varias ideas de sentido común que nos ayudarán a lograr precisamente eso.  Y, el viernes, autoricé la promulgación de un proyecto de ley que hará dos cosas a favor del pueblo americano.

Primero, mantendrá a miles de trabajadores de la construcción empleados en la reconstrucción de la infraestructura de nuestra nación. 

Segundo, evitará la duplicación en este año de las tasas de interés en los préstamos federales para estudios, algo que hubiera afectado a más de siete millones de estudiantes con cerca de mil dólares adicionales en sus pagos de los préstamos. 

Esos pasos harán una verdadera diferencia en la vida de millones de estadounidenses.  Pero, sin lugar a dudas, tenemos mucho más por hacer. 

La industria de la construcción se vio severamente afectada cuando se desvaneció la burbuja de la vivienda.  Así es que no es suficiente solo mantener a los trabajadores de la construcción empleados en proyectos que ya estaban encaminados.

Durante varios meses, he estado instando al Congreso a que tome la mitad del dinero que ya no estamos invirtiendo en las guerras y lo use para cierta construcción de la nación aquí en casa.  Tenemos trabajo por hacer en la construcción de carreteras y puentes y redes inalámbricas.  Y tenemos a cientos de miles de trabajadores de la construcción listos para hacerlo.

El caso es el mismo con nuestros estudiantes.  El proyecto de ley que estoy a punto de autorizar es vital para millones de estudiantes y sus familias.  Pero no es suficiente que solo impidamos la duplicación de las tasas de interés en sus préstamos para estudios. 

Durante varios meses, he estado instando al Congreso a que reforme y expanda la ayuda financiera que se les ofrece a los estudiantes.  Les he estado pidiendo que nos ayuden a ofrecerles a dos millones de estadounidenses la oportunidad de adquirir las habilidades que las empresas en su área están buscando, ahora mismo, a través de alianzas entre las universidades comunitarias y los empleadores.  En los Estados Unidos, una educación superior no puede ser un lujo reservado solo para unos cuantos privilegiados.  Es una necesidad económica que toda familia estadounidense debe poder costear.

Por último, quiero agradecerle a todo estadounidense que se tomó el tiempo de sentarse a escribir una carta, de enviar un mensaje de correo electrónico, de hacer una llamada telefónica o de enviar un tuit con la esperanza de que su voz marque una diferencia.  Les prometo que su voz sí marcó una gran diferencia.  Y, mientras yo tenga el privilegio de ser su Presidente, la voz de ustedes se escuchará en la Casa Blanca.

Muchas gracias y que disfruten de un magnífico fin de semana.

###

White House Shareables