THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
_________________________________________________________________________

PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
31 de diciembre, 2012 

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE
SOBRE LAS NEGOCIACIONES DEL PRECIPICIO FISCAL
 
Auditórium South Court
Edificio Ejecutivo Eisenhower

1:45 P.M. EST

EL PRESIDENTE: ¡Hola a todos!  (Aplauso).  Gracias.  Tomen asiento por favor.  Buenas tardes a todos.

AUDIENCIA: ¡Buenas tardes! 

EL PRESIDENTE: Bienvenidos a la Casa Blanca.

AUDIENCIA: ¡Gracias!

MIEMBRO DE LA AUDIENCIA: Gracias por recibirnos.  (Risa). 

EL PRESIDENTE: Bien, estoy seguro que la última cosa que quieren escuchar en la víspera de Año Nuevo es otro de mis discursos, pero necesito hablar sobre el progreso que se está logrando hoy en el Congreso. 

En los últimos días, los miembros de ambos partidos han estado trabajando para llegar a un acuerdo que evitará que un aumento en los impuestos de la clase media golpeen al 98 porciento de los estadounidenses a partir de mañana. Prevenir este aumento en los impuestos ha sido mi prioridad más importante, porque lo último que pueden permitirse las personas, así como las que están presentes en este escenario ahora, es pagar $2,000 extra en impuestos el año que viene.  Las familias de la clase media no tienen la capacidad.  Los negocios tampoco se lo pueden permitir.  Nuestra economía tampoco se lo puede permitir.

Bien, hoy parece ser que tenemos a la vista un acuerdo que evitará el aumento de impuestos este Año Nuevo, pero todavía no se hace.  Todavía quedan cuestiones por resolver, pero esperamos que el Congreso lo pueda hacer.  Pero todavía no está hecho.

Así que parte de la razón por la que quiero hablar con todos ustedes presentes hoy es asegurarnos de que enfaticemos al Congresos y a los miembros de ambos partidos, que a lo largo de todos los Estados Unidos esta es una inquietud apremiante en las mentes de la gente.  

Ahora, el posible arreglo del que se está hablando no sólo se asegurará de que los impuestos no suban para las familias de la clase media, sino que también extenderá los créditos tributarios para las familias con niños.  Extenderá nuestro crédito tributario por matrículas que ha ayudado a millones de familias a pagar por la universidad.  Extenderá los créditos tributarios para las empresas de energía limpia que están creando empleos y reduciendo nuestra dependencia en el petróleo extranjero.  Extenderá el seguro de desempleo a 2 millones de estadounidenses que andan activamente buscando un trabajo. 

Quiero comentar que desde que tomé el puesto, a lo largo de la campaña, y durante el último par de meses, yo hubiera preferido resolver todos estos problemas dentro del contexto de un acuerdo más grande, un trato más grande, una gran negociación --como le quieran llamar-- una que resuelva nuestros problemas de déficit de una forma balanceada y responsable, que no solamente se enfoque en impuestos sino que incorpore un gasto balanceado para poder poner todo esto atrás y enfocarnos solamente en el crecimiento de nuestra economía.  

Pero con este Congreso, obviamente era mucho que esperar en este momento.  (Risa).  Tal vez lo podamos hacer en etapas.  Vamos a resolver este problema en varios pasos.

El año pasado en el 2011, empezamos a reducir el déficit a través de recortes en gastos por $1 billón.  Esos ya se implementaron.  El acuerdo en el que se está trabajando ahora reducirá adicionalmente el déficit al pedirle al 2 porciento de los estadounidenses más ricos que paguen mayores impuestos por primera vez en dos décadas, así que esto agregará cientos de miles de millones de dólares adicionales para la reducción del déficit. Esto ya es un progreso pero necesitamos hacer más.

Tengan en cuenta que apenas el mes pasado los republicanos en el Congreso dijeron que nunca estarían de acuerdo en aumentar las tasas tributarias sobre los estadounidenses más ricos.  Obviamente, el acuerdo que se está discutiendo actualmente elevaría dichas tasas y las aumentaría permanentemente.  (Aplauso).

Pero tengan en cuenta que todavía queda trabajo por hacer, todavía tenemos déficits que abordar.  Todavía tenemos que pensar sobre cómo vamos a colocar nuestra economía en una trayectoria de crecimiento a largo plazo; cómo continuaremos invirtiendo en cosas como educación, cosas como infraestructura que ayudan el crecimiento de nuestra economía. 

Y tengan en cuenta que la amenaza de aumentos tributarios es solamente parte del llamado precipicio fiscal del que todos están hablando.  Otra cosa que también afrontamos a partir de mañana son recortes automáticos de gastos que están programados para entrar en vigor.  Y tengan en cuenta que algunos de estos recortes de gastos entrarán en vigor automáticamente y tienen impacto sobre nuestro Departamento de Defensa, pero también tienen un impacto sobre otras cosas como Head Start, dijo el Congreso.  Así que éstos son algunos programas programados para el recorte, en donde estamos usando un hacha en lugar de un bisturí.  Así que esa es una parte del asunto de la cual tenemos que encargarnos. 

Y quiero que quede claro que cualquier acuerdo tiene que considerar estos recortes automáticos de gasto que se ven amenazados para el siguiente mes, esos también tiene que balancearse --porque recuerden, mi principio siempre ha sido vamos a hacer las cosas balanceadas y de manera responsable.  Y esto quiere decir que las ganancias tienen que formar parte de la ecuación para apagar esta confiscación, para eliminar estos recortes automáticos de gasto, al igual que los recortes de gastos. 

Ahora, lo mismo se aplica para cualquier acuerdo a futuro sobre déficit.  Es obvio que tenemos que hacer más cosas para reducir nuestra deuda y nuestro déficit.  Yo estoy dispuesto a hacer más pero tiene que ser balanceado.  Tenemos que hacerlo en una forma balanceada y responsable.

Por ejemplo, estoy dispuesto a reducir las facturas de Medicare del gobierno al encontrar nuevas formas de reducir el costo de atención de salud en este país.  Esto es algo en lo que todos deberíamos estar de acuerdo.  Queremos asegurarnos de que Medicare siga ahí para las generaciones futuras. Pero la trayectoria actual de los costos de atención de salud está subiendo tanto que tenemos que encontrar maneras de asegurarnos de que sea sostenible. 

Pero ese tipo de reforma va mano a mano con trabajar un poco más para reformar nuestro código fiscal de manera que los individuos más ricos, las grandes corporaciones no puedan tomar ventaja de las ambigüedades y deducciones que no están disponibles para la mayoría de las personas presentes aquí –no están disponibles para la mayoría de los estadounidenses.  Así que todavía queda mucho trabajo que hacer con el código fiscal para hacerlo más justo, incluso ahora que estamos viendo cómo podemos fortalecer algo como Medicare.     Ahora, si los republicanos piensan que terminaré el trabajo de reducción de déficit solamente a través de recortes en el gasto –y a veces lo escucha de ellos mismos, que a partir de hoy solamente vamos a tratar de empujar los recortes de gastos – bien – (risa) – nos culpan de los recortes de gastos a nosotros que perjudicarán a personas de la tercera edad, o perjudicará a estudiantes o a las familias de la clase media, sin pedir por un sacrificio equivalente para los millonarios o empresas con muchos cabilderos, etc. -- si ellos piensan que esa va a ser la fórmula de cómo podemos resolver esta cosa, entonces no saben lo que les espera.  Así no va a funcionar.  Tenemos que hacerlo de una forma balanceada y responsable.  Y vamos a tomar las cosas con seriedad en cuanto a la reducción de déficit y la reducción de la deuda, y luego va a tener que ser un sacrificio compartido -- al menos por el tiempo que yo sea Presidente.  Y voy a ser Presidente por los siguientes cuatro años, creo, así que – (aplauso).

Así que, por ahora, nuestra prioridad más importante es evitar que los impuestos suban para las familias de la clase media a partir de mañana.  Pienso que esa es una meta modesta que podemos lograr.  Los demócratas y republicanos en el Congreso tienen que hacer que suceda, pero todavía no lo han hecho.  Ya están muy cerca pero todavía no llegamos a eso.  Y una cosa en la que podemos contar con respecto al Congreso es que, si queda aunque sea un segundo restante para hacer lo que se supone que tienen que hacer -- (risa) -- utilizarán ese último segundo.

Así que hasta ahora, parece ser que voy  a pasar Año Nuevo aquí en D.C.

AUDIENCIA: Awww –

EL PRESIDENTE: Y todos ustedes se quedarán acompañándonos aquí en D.C. también.  (Risa).  ¿Puedo ir a tu casa?  ¿Es lo que dijiste?  (Risa).  No quiero echar a perder la fiesta.

MIEMBRO DE LA AUDIENCIA: Usted es la fiesta.  (Risa)   

EL PRESIDENTE: Pero la gente que está aquí conmigo hoy, la gente que lo está viendo en casa, ellos necesitan que nuestros líderes en el Congreso tengan éxito.  Ellos necesitan que todos los mantengamos enfocados en ellos, no en política ni en intereses especiales.  Ellos necesitan enfocarse en familias, estudiantes, abuelitas, la gente que está trabajando bien duro y que simplemente buscan una oportunidad justa y algo de recompensa por su duro trabajo.     Ellos esperan que nuestros líderes triunfen en su favor.  Y yo también, así que hay que seguir presionando por las siguientes 12 horas. Vamos a ver si lo podemos lograr.

Les doy las gracias a todos.  Y si no los veo, si no llego a su casa – (risa) — quiero desearles a todos un Feliz Año Nuevo.  Muchas gracias.  (Aplauso).

FIN        
1:56 P.M. EST     

White House Shareables