THE WHITE HOUSE
Oficina del Secretario de Prensa
______________________________________________________________________________
EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 20 de abril, 2013
 

MENSAJE SEMANAL: Los Estados Unidos se unen a
la Ciudad de Boston

WASHINGTON, DC— En su mensaje semanal, el Presidente Obama le habló al pueblo americano sobre el acto de terrorismo en el Maratón de Boston que hirió a docenas de personas y asesinó a tres personas inocentes el lunes y dijo que, durante toda esta experiencia, el espíritu de Boston permanece estoico y que los estadounidenses han demostrado que se niegan a que se les aterrorice. Esta semana, el personal de primera intervención, los voluntarios de la carrera, los médicos y enfermeros, y la gente buena de Boston unieron fuerzas para demostrarle al mundo cómo responden los estadounidenses a la maldad: con resistencia y determinación, y sin miedo. Y así es como Boston y los Estados Unidos irán adelante juntos.

El audio y el vídeo de este mensaje estarán disponibles en línea en www.whitehouse.gov a las 6:00 a.m. ET, del sábado, 20 de abril, 2013.

Comentarios del Presidente Barack Obama
Mensaje semanal
La Casa Blanca
20 de abril, 2013
 

El lunes, un acto de terrorismo hirió a docenas de personas y asesinó a tres personas inocentes en el Maratón de Boston.

Sin embargo, en los días transcurridos desde entonces, el mundo ha presenciado una realidad certera y rotunda: los estadounidenses se niegan a que se les aterrorice.

Eventualmente, eso es lo que recordaremos de esta semana. Eso es lo que quedará. Las historias de heroísmo y bondad; de determinación y resistencia; de generosidad y amor.

El valiente personal de primera intervención, tal como oficiales de policía, bomberos, paramédicos, y la Guardia Nacional, que corrieron hacia el peligro para socorrer a sus compatriotas.

Los voluntarios de la carrera, los espectadores, y los corredores exhaustos que se apresuraron a ayudar, incluyendo a las tropas y los veteranos que jamás supusieron presenciar escenas semejantes en las calles de los Estados Unidos. 

Los determinados médicos y enfermeros de algunos de los mejores hospitales del mundo, que se han esforzado día y noche para salvar tantas vidas.

La gente de buen corazón de Boston, tales como residentes, sacerdotes y comerciantes, que cargaron a las víctimas en sus brazos; les ofrecieron agua y colchas; hicieron fila para donar sangre; y abrieron sus hogares a gente totalmente desconocida. 

Y los heroicos agentes federales y oficiales de policía que colaboraron conjuntamente durante toda la semana, generalmente enfrentando graves riesgos, para mantener seguras a nuestras comunidades. Como país, les estamos eternamente agradecidos por los profundos sacrificios que ellos hicieron en el cumplimiento de su deber, en algunos casos haciendo el sacrificio máximo para defender a la gente que ellos habían jurado proteger.

Si alguien quiere saber quiénes somos; lo que son los Estados Unidos; cómo respondemos a la maldad y al terror, es así. Desinteresadamente. Compasivamente. Y sin miedo.

Durante unos días que pondrían a prueba hasta a la más resistente de la gente, el espíritu de Boston permanece estoico. El espíritu de los Estados Unidos continúa refulgente. Nuestra fe los unos en los otros, nuestro amor por nuestro país, nuestro credo común que deshace cualesquiera diferencias superficiales que podamos tener; esa es nuestra fortaleza. Por eso es que una bomba no puede vencernos.

En los próximos días, nos mantendremos alerta como nación. Y no tengo duda alguna de que la ciudad de Boston y sus comunidades vecinas continuarán respondiendo de la misma manera orgullosa y heroica en que lo han hecho hasta ahora, y que sus compatriotas estadounidenses estarán ahí junto con ellos durante todo el proceso.  Que Dios bendiga al pueblo de Boston y a los Estados Unidos de América.

###

 

White House Shareables