LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM HORA DEL ESTE, SABADO, 3 de agosto de 2013

MENSAJE SEMANAL: Logrando un Mejor Negocio para la Clase Media

WASHINGTON, DC— En este discurso semanal, el Presidente Obama le comunicó al pueblo estadounidense que su plan para crear un mejor negocio para la clase media está fundamentado en el progreso que hemos logrado,  luchando por salir de una de las peores crisis económicas de nuestras vidas. El Presidente enfatizó que es necesario que el Congreso termine con el embotellamiento en Washington y actúe de acuerdo a su plan para reforzar las piedras angulares de lo que significa pertenecer a la clase media en Estados Unidos: tener un buen trabajo, un hogar propio, una buena educación, cuidado de salud a bajo precio, y una jubilación segura.

El audio y el video del discurso estarán disponibles en línea, en el sitio:  www.whitehouse.gov a las 6:00 a.m. hora del este, 3 de agosto de 2013. 

Comentarios del Presidente Barack Obama

Discurso semanal

La Casa Blanca

3 de agosto de 2013

Hola a todos. Esta semana fui a un centro de distribución de Amazon en Tennessee para profundizar sobre lo que tenemos que hacer para lograr un mejor negocio para la clase media – para asegurar que todo aquel que trabaje duro pueda prosperar en la economía del siglo XXI.

Durante los últimos cuatro años y medio, hemos luchado por salir de la peor recesión de nuestros tiempos y  comenzado a sentar las bases de un crecimiento económico más fuerte y más duradero. Hoy, nuestras empresas han creado 7,3 millones de nuevos empleos en los últimos 41 meses. Hoy en día, y más que nunca, le vendemos más productos manufacturados en los Estados Unidos al resto del mundo. El costo del cuidado de salud está subiendo al ritmo más bajo de los últimos 50 años y nuestros déficits están bajando al ritmo más rápido de los últimos 60 años.

No obstante, cualquier familia de clase media podrá decirle que no hemos llegado a donde debemos llegar. Incluso, antes de que nos azotara la crisis, nos encontrábamos viviendo en una década en la cual unos cuantos privilegiados progresaban y progresaban, mientras que la mayoría de las familias trabajaba más duro y más duro sólo para sobrevivir.

Revertir esta tendencia debe ser la principal prioridad de Washington. Es por supuesto la mía. Empero, con demasiada frecuencia en los últimos dos años, Washington le ha sacado el cuerpo a esta realidad. Ha permitido un desfile interminable de poses políticas y escándalos falsos para distraernos del crecimiento de nuestra economía y del fortalecimiento de la clase media.

Por tal razón, expongo mis ideas acerca de la manera en que podemos edificar las piedras angulares de lo que significa formar parte de la clase media en los Estados Unidos. Una buena educación. Un hogar propio. Cuidado de salud cuando uno se enferma. Una jubilación segura, incluso cuando no se sea rico. Y, la piedra angular más importante de todas: un buen empleo en una industria duradera y creciente.

Cuando se trata de crear más empleos buenos con sueldos justos, el problema no es la carencia de ideas. Buena parte de economistas independientes, dueños de empresas y gente de ambos partidos coincide en lo que debemos hacer. Sugerí muchas de estas ideas hace dos años en la Ley de Empleos Estadounidenses. Y, esta semana, expongo propuestas que tienen sentido común para crear más empleos en el sector de la producción y en el sector del gas natural y de la energía eólica y solar, además de por medio de la reconstrucción de la infraestructura de los Estados Unidos.

Lo que nos hace falta es que Washington actúe. Y es por eso que, además de proponer ideas que sabemos harán crecer nuestra economía, he sugerido una estrategia para romper el embotellamiento de Washington – un “gran pacto” para la clase media.

Estoy dispuesto a trabajar junto con los republicanos para simplificar nuestro código fiscal para negocios tanto grandes como pequeños, aunque sólo si tomamos el dinero que nos ahorremos, al hacer una transición a un sistema fiscal más sencillo, y lo usemos para hacer una inversión importante en la creación de buenos empleos para la clase media. Podemos colocar de nuevo a obreros de construcción en sus empleos para que reconstruyan nuestra infraestructura. Podemos estimular la industria de producción para que más compañías estadounidenses puedan vender sus productos alrededor del mundo. Y podemos ayudar a las universidades de nuestra comunidad a que armen a nuestros trabajadores con las destrezas que necesitan en una economía global – todo esto sin aumentarle un centavo más al déficit.

Seguiré exponiendo mis ideas para brindarle a la clase media una mejor oportunidad en el siglo XXI y continuaré en contacto con los republicanos para conocer las suyas. Pero, arrasar con las inversiones críticas en nuestro futuro y amenazar el estándar nacional en las propuestas de ley que ya ha juntado el Congreso – eso no es un plan económico. El negarles seguro médico a millones de estadounidenses o el cerrar la administración del gobierno sólo porque yo quiera que se mantenga abierto – eso no ayudará a la clase media.

La verdad es que no se puede hacer ningún truco cuando se trata de crear empleos. No hay trucos para hacer que la economía crezca. El revertir la extensa erosión de la seguridad de la clase media en este país no será fácil. No obstante, si trabajamos juntos y damos unos pasos con valor – y si Washington está dispuesto a dejar a un lado la política y centrarse en lo que realmente importa – podremos fomentar nuestra economía y brindarle a la clase media un mejor negocio. Y juntos podemos hacer de este país un lugar donde todo aquel que trabaja duro logra salir adelante.

Gracias y que tengan buen fin de semana.

###

THE WHITE HOUSE

Office of the Press Secretary

______________________________________________________________________________

EMBARGOED UNTIL 6:00 AM ET, SATURDAY, August 3, 2013

WEEKLY ADDRESS: Securing a Better Bargain for the Middle Class

WASHINGTON, DC— In this week’s address, President Obama told the American people that his plan for creating a better bargain for the middle class builds on the progress we’ve made, fighting our way back from the worst economic recession of our lifetimes. The President underscored the need for Congress to end the logjam in Washington and act on his plan that strengthens the cornerstones of what it means to be middle class in America: a good job, a home that is your own, affordable health care, and a secure retirement.

The audio of the address and video of the address will be available online at www.whitehouse.gov at 6:00 a.m. ET, August 3, 2013.

Remarks of President Barack Obama

Weekly Address

The White House

August 3, 2013

Hi, everybody.  This week, I went down to an Amazon warehouse in Tennessee to talk more about what we need to do to secure a better bargain for the middle class – to make sure that anyone who works hard can get ahead in the 21st century economy.

Over the past four and a half years, we’ve fought our way back from the worst recession of our lifetimes and begun to lay a foundation for stronger, more durable economic growth.  Today, our businesses have created 7.3 million new jobs over the last 41 months.  We now sell more products made in America to the rest of the world than ever before.  Health care costs are growing at the slowest rate in 50 years, and our deficits are falling at the fastest rate in 60 years.

But as any middle-class family will tell you, we’re not where we need to be yet.  Even before the crisis hit, we were living through a decade where a few at the top were doing better and better, while most families were working harder and harder just to get by.

Reversing this trend must be Washington’s highest priority.  It’s certainly mine.  But too often over the past two years, Washington has taken its eye off the ball.  They’ve allowed an endless parade of political posturing and phony scandals to distract from growing our economy and strengthening the middle class.

That’s why I’m laying out my ideas for how we can build on the cornerstones of what it means to be middle class in America.  A good education.  A home of your own.  Health care when you get sick.  A secure retirement even if you’re not rich.  And the most important cornerstone of all: a good job in a durable, growing industry.

When it comes to creating more good jobs that pay decent wages, the problem is not a lack of ideas.  Plenty of independent economists, business owners and people from both parties agree on what we have to do.  I proposed many of these ideas two years ago in the American Jobs Act.  And this week, I put forward common-sense proposals for how we can create more jobs in manufacturing; in wind, solar and natural gas; and by rebuilding America’s infrastructure.

What we’re lacking is action from Washington.  And that’s why, in addition to proposing ideas that we know will grow our economy, I’ve also put forward a strategy for breaking through the Washington logjam – a “grand bargain” for the middle class.

I’m willing to work with Republicans to simplify our tax code for businesses large and small, but only if we take the money we save by transitioning to a simpler tax system and make a significant investment in creating good, middle-class jobs.  We can put construction workers back on the job rebuilding our infrastructure.  We can boost manufacturing, so more American companies can sell their products around the world.  And we can help our community colleges arm our workers with the skills they need in a global economy – all without adding a dime to the deficit.

I’ll keep laying out my ideas to give the middle class a better shot in the 21st century, and I’ll keep reaching out to Republicans for theirs.  But gutting critical investments in our future and threatening national default on the bills that Congress has already racked up – that’s not an economic plan.  Denying health care to millions of Americans, or shutting down the government just because I’m for keeping it open – that won’t help the middle class. 

The truth is, there are no gimmicks when it comes to creating jobs.  There are no tricks to grow the economy.  Reversing the long erosion of middle-class security in this country won’t be easy.  But if we work together and take a few bold steps – and if Washington is willing to set aside politics and focus on what really matters – we can grow our economy and give the middle class a better bargain.  And together, we can make this country a place where everyone who works hard can get ahead.

Thanks, and have a great weekend.

###

White House Shareables