Una oportunidad para todos: Apoyando a las familias latinas

Una guía para el desarrollo, oportunidades y responsabilidad fiscal: El Presupuesto del Presidente proporciona una guía para acelerar el desarrollo económico, ampliar las oportunidades para todas las personas que viven en Estados Unidos y garantizar la responsabilidad fiscal. Invierte en infraestructura, capacitación laboral, educación preescolar y recortes de impuestos pro empleo, mientras que reduce el déficit a través de la reforma de la salud, de los impuestos y migratoria.

Construye sobre el progreso bipartidista: El Presupuesto se adhiere a los niveles de gastos de 2015 pactados en la Ley del Presupuesto Bipartidista y muestra las opciones que tendría el Presidente en esos niveles. Pero también muestra cómo construir sobre este progreso para alcanzar todo el potencial de la nación con una Iniciativa de Oportunidades, Desarrollo y Seguridad de $56,000 millones divididos a partes iguales entre las prioridades de defensa y no de defensa.

LO QUE OFRECE EL PRESUPUESTO DEL PRESIDENTE:

  • Desarrollo más fuerte y creación de empleo:
    • Fabricación avanzada. Invierte en la innovación estadounidense y fortalece nuestra base de fabricación, incluyendo una red nacional de 45 institutos de fabricación.
    • Investigación e innovación. Apoya la investigación innovadora para combatir las enfermedades, proteger el medio ambiente y desarrollar nuevas tecnologías, y hace permanente el crédito fiscal de I + D.
    • Infraestructura procrecimiento. Expone una propuesta ambiciosa de cuatro años de $302,000 millones de reautorización del transporte de superficie pagada con los ingresos de transición de la reforma fiscal procrecimiento por actividades económicas.
    • Reforma del Gobierno. Promueve la gestión del gobierno que ofrece servicios mejorados que son más eficaces, eficientes y de apoyo del crecimiento económico.
  • Una oportunidad para todos:
    • Recortes de impuestos para las personas trabajadoras que viven en Estados Unidos. Duplica el valor máximo del EITC del trabajador sin hijos para construir sobre el éxito del EITC al animar a las personas a entrar en la fuerza laboral y reducir la pobreza; mejora los beneficios fiscales que ayudan a la clase media y a las familias trabajadoras a pagar por el cuidado infantil y la universidad y ahorrar para la jubilación.
    • Educación preescolar para todos. Realiza la visión del Presidente de hacer que el acceso a la educación preescolar de alta calidad esté disponible para todos los niños de cuatro años de edad.
    • Capacitación guiada hacia el empleo. Invierte en nuevos esfuerzos para impulsar un mayor rendimiento e innovación en la capacitación de la mano de obra para equipar a los trabajadores con las habilidades que necesitan los empleadores.
  • Responsabilidad fiscal
    • Continúa el progreso histórico en la desaceleración del crecimiento de los costos del cuidado de la salud. Se basa en el ahorro y las reformas de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio con medidas adicionales para fortalecer Medicare y Medicaid, disminuye el crecimiento de los costos del cuidado de la salud y mejora la calidad del cuidado de la salud.
    • Reforma fiscal procrecimiento. Frena las exenciones impositivas ineficaces e injustas que benefician a los más ricos y garantiza que todos paguen lo que les corresponde.
    • Reforma migratoria. Apoya una reforma integral de nuestro sistema de inmigración que no funciona, de la que los economistas independientes dicen que hará crecer nuestra economía y reducirá nuestros déficits.
    • Reduce aún más el déficit y la deuda. Mediante el pago de nuevas inversiones y haciendo frente a nuestros verdaderos desafíos fiscales, reduce el déficit al 1.6 por ciento del PIB para el 2024, y estabiliza la deuda como proporción de la economía para el 2015 y la coloca en un camino decreciente después de eso.

* * *

El Presupuesto toma una serie de medidas para apoyar y crear oportunidades para las familias latinas, entre ellas:

EQUIPAR A CADA PERSONA QUE VIVE EN ESTADOS UNIDOS CON UNA EDUCACIÓN DE ALTA CALIDAD

Mejorar el acceso a la educación de la primera infancia de alta calidad. Para construir una base para el éxito en los primeros años de formación de la vida, el Presupuesto aumenta el acceso a la educación de la primera infancia de alta calidad. 

  • Apoya la iniciativa de educación preescolar para todos, en colaboración con los Estados, para proporcionar a todos los niños de cuatro años de edad de bajos y moderados ingresos el acceso a la educación preescolar de alta calidad, mientras anima a los Estados a ampliar esos programas para llegar a más niños de familias de la clase media y establecer políticas para que los jardines de infancia sean de día completo.
  • Amplía y expande programas de visitas domiciliarias voluntarias basados en la evidencia, que permiten a las enfermeras, los trabajadores sociales y otros profesionales conectar a las familias con servicios para apoyar la salud, el desarrollo y la capacidad de aprender del niño.
  • Paga por estas iniciativas aumentando los impuestos federales del tabaco, lo que también ayudará a prevenir que los jóvenes fumen y salvar vidas.
  • Proporciona acceso al cuidado de bebés y niños pequeños de alta calidad a un total de más de 100,000 niños a través de las Asociaciones de Early Head Start-Cuidado Infantil, y apoya a los cesionarios de Head Start que están ampliando la duración del programa e invirtiendo en la calidad de las maestras, a través de una financiación adicional en la Iniciativa de Oportunidades, Desarrollo y Seguridad.
  • Hace un compromiso sustancial para mantener el número de niños atendidos por el Fondo de Desarrollo y Cuidado Infantil y mejora la calidad del cuidado, con la financiación obligatoria suficiente para apoyar a más de 1.4 millones de niños durante diez años completos, mientras invierte en mejoras de calidad significativas.

Seguir mejorando la educación K-12. El Presupuesto se basa en los esfuerzos para mejorar la educación K-12 con nuevas iniciativas. 

  • Inicia una nueva competición de la Carrera hacia la Cima por la Equidad y la Oportunidad centrada en aumentar el rendimiento académico de los estudiantes de alta necesidad y cerrar la brecha de logros, para hacer frente a los recientes hallazgos de la Comisión de Equidad y Excelencia y a las preocupantes estadísticas, como el hecho de que en 2013 ni un solo estudiante latino tomó el examen AP de ciencias de la computación en 8 estados.
  • Crea un nuevo programa competitivo para rediseñar las escuelas secundarias para centrarse en proporcionar a los estudiantes desafiantes experiencias de aprendizaje, y recompensar a las escuelas secundarias que desarrollan nuevas alianzas con universidades, empleadores y otros socios para mejorar la enseñanza y ayudar a desarrollar los conocimientos y habilidades que los estudiantes necesitan para el éxito en la economía actual, con financiación adicional en la Iniciativa de Oportunidades, Desarrollo y Seguridad.
  • Proporciona 100,000 maestros en 500 distritos con acceso al desarrollo profesional para ayudarles a hacer un uso efectivo de las nuevas conexiones de banda ancha, en parte a través de nuevas inversiones en la Iniciativa de Oportunidades, Desarrollo y Seguridad, ya que la Administración trabaja para lograr el objetivo del Presidente de conectar al 99 por ciento de los estudiantes de Estados Unidos con la era digital a través de banda ancha e inalámbrica en escuelas y bibliotecas.
  • Mejora el impacto de la inversión federal en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM) mediante la creación de un marco nuevo para la entrega de la educación STEM, apoyando lo que funciona y reduciendo la fragmentación.

Hacer que la educación universitaria de alta calidad sea más asequible. El Presupuesto ayuda a que la universidad sea más asequible al continuar nuestro compromiso con las Becas Pell, ofreciendo bonos a las universidades que mejoren los resultados educativos para los beneficiarios de la Beca Pell, apoyando el desarrollo y perfeccionamiento de un nuevo sistema de calificaciones de la universidad que apoye las reformas impulsadas por el Estado para mejorar el desempeño de las instituciones de educación superior, y ampliando las opciones de pago dependientes de los ingresos para ayudar a los estudiantes prestatarios a administrar mejor su deuda de préstamo.

Apoya a las instituciones que atienden a las minorías y el acceso a la universidad de juventud minoritaria. El Presupuesto provee $75 millones para las Becas del Éxito Universitario para apoyar estrategias sostenibles para reducir los costos y mejorar los resultados de los estudiantes de instituciones que atienden a minorías, incluyendo Universidades Históricamente Negras y Universidades e Instituciones que Atienden a Hispanos. El Presupuesto también mantiene la financiación para GEAR UP y TRIO para ayudar a proporcionar servicios de apoyo a los estudiantes procedentes de entornos desfavorecidos para prepararse, inscribirse y completar la educación post-secundaria. 

PROMOVER PLANTEAMIENTOS INNOVADORES GUIADOS HACIA EL EMPLEO PARA SERVICIOS DE CAPACITACIÓN Y EMPLEO

Inversión en servicios de capacitación y empleo. El Presupuesto invierte más de $3000 millones en becas fórmula para los Estados y localidades para proporcionar servicios de capacitación y empleo a más de 20 millones de personas que viven en Estados Unidos en 2500 Centros de Trabajo de Estados Unidos por todo el país. El Presupuesto también invierte en el impulso de la innovación y del rendimiento a nivel estatal y local a través del Fondo para la Innovación de la Fuerza Laboral, y por medio de subvenciones de incentivos WIA renovadas, para recompensar a los Estados que tengan éxito en el servicio a los trabajadores con las mayores barreras para el empleo. La Iniciativa de Oportunidades, Desarrollo y Seguridad agregaría otros $750 millones para recuperar los recortes anteriores a las becas fórmula; aumentar la inversión en innovación, las prácticas basadas en la evidencia, y el rendimiento en el sistema de la fuerza laboral; y proporcionar fondos adicionales para programas que atienden a poblaciones con importantes barreras para el empleo.

Crear nuevos caminos hacia trabajos y profesiones. El presupuesto incluye $1500 millones en la Iniciativa de Oportunidades, Desarrollo y Seguridad para financiar el primer año de un Fondo de Capacitación Guiada Hacia el Empleo de una Universidad Comunitaria de cuatro años, que ofrecerá becas competitivas a las asociaciones de universidades comunitarias, entidades de capacitación públicas y sin fines de lucro, grupos de la industria, y a empresarios para poner en marcha nuevos programas de capacitación y de aprendizaje que prepararen a los participantes para el empleo y las profesiones de mayor demanda. $500 millones de los fondos de cada año se reservarán para las subvenciones para los Estados y consorcios regionales para crear nuevos programas de aprendizaje y aumentar la participación en programas de aprendizaje existentes. Esta inversión de cuatro años apoyaría la duplicación del número de puestos de aprendizaje en Estados Unidos durante los próximos cinco años. El presupuesto también invierte $2500 millones en fondos obligatorios para Summer Jobs Plus, que financiará oportunidades de trabajo en el verano y durante todo el año para 600,000 jóvenes, así como subvenciones para la innovación dirigidas a mejorar las habilidades y opciones de carrera para los jóvenes desfavorecidos.

Ayudar a los desempleados a largo plazo a volver al trabajo. A medida que trabajamos para fortalecer y reconstruir nuestra economía de la peor crisis económica desde la Gran Depresión, es fundamental echar una mano de ayuda y facilitar un camino de vuelta al trabajo para aquéllos cuyas vidas se han visto afectadas por el desempleo. El Presupuesto invierte $158 millones en evaluaciones de reempleo y elegibilidad y en servicios de reempleo para acelerar la vuelta al trabajo de los beneficiarios del Seguro de Desempleo (UI); provee $2000 millones en fondos obligatorios para alentar a los Estados a adoptar programas de Puente al Trabajo, que permitirían a las personas continuar recibiendo su cheque semanal de UI durante su participación en un puesto de trabajo a corto plazo, y apoyar otras estrategias para conseguir que los reclamantes de UI vuelvan al trabajo con mayor rapidez. Y, basándose en las subvenciones Listo para el Trabajo del Departamento de Trabajo, el presupuesto provee $4000 millones en fondos obligatorios para apoyar las alianzas entre las empresas y los proveedores de educación y de capacitación para capacitar a aproximadamente un millón de trabajadores desempleados a largo plazo para los nuevos puestos de trabajo.

Apoyo de oportunidades de trabajo para los padres con bajos ingresos, El Presupuesto propone reorientar $602 millones en el financiamiento anual de la Asistencia Temporal para las Familias Necesitadas (TANF) para una iniciativa Caminos a Puestos de Trabajo, que apoyará las asociaciones del Estado con los empleadores para proporcionar oportunidades de empleo subvencionadas para personas de bajos ingresos. Este enfoque ha demostrado en los últimos años ser una estrategia eficaz para conseguir que los adultos desfavorecidos regresen a la fuerza de trabajo, y el Presupuesto propone aprovechar ese éxito.

PRESTACIÓN DE ASISTENCIA A LAS POBLACIONES VULNERABLES E INVERTIR EN LAS COMUNIDADES MÁS AFECTADAS

Prevenir el hambre. La Administración apoya firmemente el Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP) y otros programas que reducen el hambre y ayudan a las familias a satisfacer sus necesidades nutricionales. SNAP es la piedra angular de la red de seguridad de asistencia nutricional de nuestra Nación, que toca las vidas de 47 millones de personas que viven en Estados Unidos, la mayoría de los cuales son niños, ancianos o personas con discapacidades. Además de apoyar SNAP, el Presupuesto también invierte $30 millones para apoyar los pilotos de beneficios electrónicos de verano, que están demostrando ser exitosos en reducir el hambre infantil y en mejorar la nutrición en los meses en que las comidas escolares no están disponibles.

Apoyo a la alimentación saludable. El Presupuesto apoya la aplicación en curso de la Ley de Niños Sanos sin Hambre de 2010 con un aumento en la inversión de $35 millones en subvenciones para equipos escolares para ayudar en el suministro de comidas saludables y apoyo continuado para otros recursos basados en la escuela. El Presupuesto prevé $6800 millones para apoyar a los 8.7 millones de personas que se espera que participen en el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Infantes y Niños (WIC), que es fundamental para la salud de las mujeres embarazadas, las nuevas madres, los bebés y los niños pequeños. El presupuesto también apoya los cambios en el paquete de alimentación que mejorará el consumo de alimentos nutritivos que son importantes para el desarrollo del niño sano. El presupuesto también destina $35 millones en subvenciones para la Iniciativa de Financiación de Alimentos Sanos de la Administración para aumentar la disponibilidad de opciones de alimentos asequibles y saludables en las comunidades marginadas, mediante el Fondo de Instituciones Financieras para el Desarrollo de la Comunidad del Departamento del Tesoro, y $13 millones en una Iniciativa de Financiación de Alimentos Sanos a través de la USDA, que conlleva un aumento de la financiación del 50 por ciento por todo el Gobierno por encima del nivel aprobado para 2014.

Apoyo de la vivienda de alquiler asequible para 4.5 millones de familias. El presupuesto incluye $20,000 millones para el programa de Vales de Vivienda de Elección ($900 millones más que el nivel aprobado de 2014) para ayudar a más de 2.2 millones de familias de bajos ingresos a acceder a una vivienda digna en los vecindarios de su elección. Este nivel de financiación no solo apoya todos los vales existentes, sino que recupera las reducciones en las unidades de vivienda asistida que se debieron al secuestro del recorte de financiamiento de 2013 y proporciona 40,000 nuevos vales que incluyen 10,000 para los veteranos sin hogar. El presupuesto también incluye $9700 millones para el programa de Asistencia de Alquiler Basado en Proyectos para mantener la vivienda de alquiler asequible para 1.2 millones de familias. Además, el Presupuesto provee $6500 millones en subvenciones de explotación y de capital para preservar la vivienda pública asequible para los 1.1 millones de familias, un aumento de $300 millones sobre el nivel aprobado para 2014. $10 millones más para la Demostración de Asistencia para el Alquiler (RAD) se destinarán a las propiedades de vivienda pública en los vecindarios de gran pobreza, incluyendo las Zonas Prometedoras designadas, donde la Administración también está apoyando esfuerzos de revitalización integral. RAD aprovecha el financiamiento privado para reducir los atrasos de reparaciones de capital y el Presupuesto propone eliminar el límite en el número de unidades que pueden optar a esta demostración.

Progreso continuado para acabar con la indigencia. El presupuesto dispone $2400 millones para Subsidios de Asistencia para Personas Sin Hogar, $300 millones por encima del nivel aprobado para 2014. Esta financiación apoya las nuevas unidades de vivienda de apoyo permanente y mantiene más de 330,000 camas financiadas por HUD que asisten a las personas sin hogar a nivel nacional. Además, en el marco del programa de Vales de Vivienda de Elección, el Presupuesto propone $75 millones para ampliar la asistencia bajo el programa de Vivienda de Apoyo para Veteranos (HUD-VASH) a 10,000 veteranos sin hogar. Con el apoyo de la recopilación de datos sólidos y el uso de las mejores prácticas de todo el país, esta inversión basada en la evidencia continuará avanzando hacia dos de los objetivos del Presidente para la indigencia: terminar con la falta de hogar de los Veteranos en 2015 y terminar con la falta de hogar crónica en 2016. Entre 2010 y 2013, la indigencia entre los veteranos se redujo en un 24 por ciento (reduciendo el número total de veteranos sin hogar en casi 18,000), y el número total de personas que experimentaban la falta de hogar crónica en una sola noche se redujo en un 15.7 por ciento.

La asociación con las comunidades para ampliar las oportunidades. El Presupuesto apoya la iniciativa Zonas Prometedoras de la Administración, que es la creación de asociaciones entre el Gobierno Federal, las comunidades locales y las empresas para crear puestos de trabajo, aumentar la seguridad económica, ampliar las oportunidades de educación, aumentar el acceso a la vivienda de calidad y asequible, y mejorar la seguridad pública. El Presidente nombró las primeras cinco Zonas Prometedoras a principios de este año y creará hasta un máximo de 15 Zonas Prometedoras adicionales en el próximo año. En apoyo de las Zonas Prometedoras, el Presupuesto solicita $120 millones para el programa Vecindarios de Elección del Departamento de Vivienda y el Desarrollo Urbano y $100 millones para el programa Vecindarios Prometedores del Departamento de Educación. El Presupuesto también incluye incentivos fiscales de Zona Prometedora para estimular el crecimiento y las inversiones en las comunidades seleccionadas, tales como créditos fiscales para la contratación de trabajadores e incentivos para la inversión de capital dentro de las Zonas.

Construcción de escaleras de oportunidades para niños y jóvenes. El Presidente Obama lanzó recientemente el programa My Brother's Keeper (El guardián de mi hermano), una nueva iniciativa para ayudar a todos los niños y jóvenes de color que están dispuestos a trabajar duro para salir adelante. Un grupo de trabajo interinstitucional evaluará los esfuerzos públicos y privados que ya están funcionando, la forma de ampliar sobre lo que funciona, y cómo las propias políticas y programas del Gobierno Federal pueden apoyar mejor estos esfuerzos. La iniciativa My Brother's Keeper sacará también provecho de la participación de filantropías, del mundo empresarial y de los funcionarios electos para respaldar este esfuerzo intersectorial. 

INVERTIR EN LA SEGURIDAD PÚBLICA Y EN LA REFORMA DE LA JUSTICIA PENAL

Apoyo de la Iniciativa del Presidente “Now is the Time” (Ahora es el momento). El Presupuesto apoya la iniciativa “Now is the Time”, el plan del Presidente para proteger a nuestros niños y comunidades mediante la reducción de la violencia con armas de fuego mediante la verificación adicional de antecedentes, inspecciones de distribuidores de armas de fuego con licencia federal, mejora del seguimiento y análisis de balística, y los esfuerzos para mantener las armas fuera de las manos de criminales peligrosos. El Presupuesto provee entrenamiento para la policía estatal y local para prevenir y responder a los tiradores activos y evitar víctimas en masa, y continúa el Programa Integral de Seguridad Escolar y otras iniciativas para mejorar la seguridad de las escuelas.

La reforma de nuestro sistema de justicia penal con la iniciativa “Smart on Crime” (Inteligente con el crimen). El verano pasado, el Fiscal General presentó la iniciativa “Smart on Crime”, que está diseñada para promover reformas fundamentales en el sistema de justicia penal que mejorará la seguridad pública, ahorrará dinero, y asegurará la aplicación justa de las leyes federales. El Presupuesto apoya la estrategia de la iniciativa de contener los costos de encarcelamiento a largo plazo reduciendo las tasas de reincidencia y animando a los fiscales federales para que pidan sentencias en ciertos casos de drogas de bajo nivel que mantengan el más alto grado de la seguridad pública y consideren los costos de encarcelamiento a largo plazo para los contribuyentes.

Hacer inversiones específicas en subvenciones de asistencia de la justicia local y estatal y en el apoyo de la juventud El Presupuesto, a través de la Iniciativa de Oportunidades, Desarrollo y Seguridad, incluye una nueva iniciativa de inversión en la juventud que incentiva los esfuerzos del Estado para aumentar la disponibilidad de alternativas al encarcelamiento, reinscribir a los jóvenes de nuevo en la escuela después de haber estado encerrados, y reducir las disparidades étnicas y raciales en el sistema de justicia de menores. La Iniciativa de Oportunidades, Desarrollo y Seguridad también proporcionaría recursos para poner online prisiones federales recientemente completadas o adquiridas. Además, el Presupuesto dispone $80 millones para los programas del Departamento de Trabajo que ofrecen servicios centrados en el empleo para adultos y jóvenes ex delincuentes y jóvenes en situación de riesgo. Estos programas reducen la reincidencia proporcionando asesoramiento, capacitación para el trabajo, tratamiento de drogas y otro tipo de asistencia de transición para ex presos para su reintegración en el mercado laboral y la vida comunitaria.

GARANTIZAR EL ACCESO A LA SALUD ASEQUIBLE DE CALIDAD 

Implementación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. La implementación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) manera eficiente y eficaz es una de las mayores prioridades de la Administración. El Presupuesto financia completamente la implementación en curso de la ACA, que ya está proporcionando cobertura a millones de personas que viven en Estados Unidos que anteriormente no tenían acceso al cuidado de salud asequible. El Presupuesto continúa apoyando la implementación de las mejoras de la cobertura del seguro de salud de la ACA a través del funcionamiento de los Mercados de Seguros de Salud y la entrega de créditos fiscales para las primas y ayudas de costos compartidos para ayudar a tener una cobertura asequible, reducir los costos del cuidado de salud a largo plazo, y mejorar el cuidado de la salud para millones de ciudadanos.

Aumentar el acceso a los proveedores de cuidado de salud en comunidades de gran necesidad. El Presupuesto apoya la capacitación de nuevos profesionales de la atención primaria y otros médicos en especialidades de gran necesidad. El Presupuesto propone $5230 millones en diez años para apoyar la capacitación de 13,000 nuevos médicos residentes a través de un nuevo programa de educación médica de posgrado competitivo que incentive la capacitación de médicos de alta calidad. En el 2015, este nuevo programa incluye $100 millones en fondos obligatorios para apoyar la capacitación pediátrica en hospitales infantiles. El Presupuesto también alienta la participación del proveedor en Medicaid, mediante la ampliación del aumento de los pagos por servicios de atención primaria durante 2015, con modificaciones para ampliar la elegibilidad del proveedor a proveedores adicionales de atención primaria y orientar mejor los servicios de atención primaria. El Presupuesto también invierte $3950 millones en los próximos seis años para ampliar en el Cuerpo Nacional de Servicios de Salud para colocar 15,000 proveedores de cuidado de salud cada año en las zonas del país que más los necesitan, un aumento neto de más de 6000 proveedores de cuidado de salud en comparación con la intensidad de campo actual del programa.

Mantener atención preventiva y primaria de alta calidad, de bajo precio. En todo el país, 1200 centros de salud sirven como una fuente confiable de alta calidad de los servicios de atención primaria. El Presupuesto invierte $4600 millones en el programa de los Centros de Salud en 2015 y $8100 millones en nuevos recursos durante los tres años siguientes ayudan a proporcionar servicios de atención primaria a un estimado de 31 millones de pacientes.

APOYO DE NEGOCIOS DE MINORÍAS

Apoyo de negocios de minorías. El Presupuesto incluye $28 millones para la Agencia de Desarrollo de Negocios de Minorías (MBDA) para proporcionar asesoría, capacitación y asistencia técnica a los propietarios de negocios minoritarios. Estos servicios ayudarán a estos empresarios a crear puestos de trabajo, mejorar las economías locales, y expandirse a los mercados globales.

Estimular el crecimiento económico y la creación de empleo facilitando el acceso a capital. Para fomentar el crecimiento económico y la creación de empleo, el Presupuesto apoya $17,500 millones en garantías de préstamos, que respaldan más de 45,000 préstamos para ayudar a las pequeñas empresas a operan y crecer; $7500 millones en préstamos garantizados por el programa de Compañía de Desarrollo Certificado 504 (CDC) para financiar más de 10,000 préstamos a las pequeñas empresas para el desarrollo de bienes raíces comerciales y la compra de maquinaria pesada; y $25 millones en micropréstamos directos para ayudar a más de 500 pequeñas empresas a ponerse en marcha y expandirse.

Además, el presupuesto apoya $4000 millones de garantías para el programa Sociedad de Inversión en la Pequeña Empresa (SBIC), sin costo para el contribuyente, para permitir que SBIC siga invirtiendo en pequeñas empresas de gran crecimiento y orientadas al impacto que crean puestos de trabajo y fortalecen las comunidades, así como para apoyar la financiación anticipada de las nuevas empresas innovadoras a través del Fondo de Inversión de Impacto y el Fondo de Innovación de Etapa Temprana. En estos fondos, así como en la Iniciativa de Oportunidades, Desarrollo y Seguridad, el Presupuesto también incluye un énfasis en el apoyo a los préstamos a las empresas de fabricación jóvenes e innovadoras de EE. UU. para permitir su ampliación a una instalación completa de producción comercial.

El Presupuesto también dispone $1500 millones para una segunda ronda de éxito de la Iniciativa Estatal de Crédito de Pequeñas Empresas (SSBCI) con el fin de apoyar las asociaciones público-privadas patrocinadas por el Estado para aumentar el crédito, la inversión y la asistencia técnica a las pequeñas empresas y fabricantes. SSBCI ya está consiguiendo resultados: los primeros $271 millones en los gastos del programa respaldaron préstamos e inversiones de $1900 millones a más de 4600 pequeñas empresas por todo el país, creando o salvando más de 53,000 empleos en Estados Unidos.

La lucha contra el fraude financiero y el fomento de la innovación. Garantizar la competencia honesta y justa y la protección de los derechos y los bienes de los ciudadanos es fundamental para nuestra economía y la competitividad de Estados Unidos. El Presupuesto mantiene el apoyo para investigar y enjuiciar el fraude financiero e hipotecario, y contrarrestar delitos contra la propiedad intelectual. 

PROPORCIONAR SEGURIDAD A LOS TRABAJADORES Y JUBILADOS QUE VIVEN EN ESTADOS UNIDOS

Ampliar el EITC para los trabajadores sin hijos. Pocas cosas ayudan a las familias con niños a salir adelante mediante el trabajo duro como el Crédito Fiscal por Ingreso del Trabajo (EITC). Sin embargo, el EITC máximo disponible para los trabajadores sin hijos, incluidos los padres sin custodia, es de solo $500, y el crédito no está disponible para los trabajadores menores de 25 años, lo que significa que no puede influir en las decisiones de trabajo durante los años cruciales en el inicio de la carrera profesional de una persona joven. El Presupuesto duplica el crédito máximo a $1000, pone el crédito a disposición de los trabajadores a niveles ligeramente más altos de ingresos (por ejemplo, un trabajador de salario mínimo a tiempo completo en el salario mínimo actual), y reduce el límite de edad de 25 a 21, como una forma de apoyo y recompensa del trabajo. La propuesta también actualiza el límite máximo de edad de EITC para el trabajador sin hijos para aumentos en la edad normal de jubilación del Seguro Social (aumentándola de 64 a 66). La expansión propuesta de EITC beneficiará 13.5 millones de trabajadores, incluidos los 3.3 millones de trabajadores latinos. Estos cambios se pagarán con el cierre de las lagunas tributarias de altos ingresos.

Aumentar el crédito fiscal del cuidado de menores y dependientes para niños menores 5 años. En reconocimiento de los mayores costos del cuidado infantil de calidad para bebés y niños pequeños, el Presupuesto propone ampliar el crédito fiscal del cuidado de menores y dependientes. Además del crédito actual, los contribuyentes con un máximo de dos hijos menores de 5 años serían elegibles para un crédito adicional en los gastos totales de hasta $4000 por hijo.

Aumentar el salario mínimo a $10.10. En los últimos 30 años, los modestos aumentos del salario mínimo no han seguido el ritmo de los costos más altos de las necesidades básicas para las familias trabajadoras. Nadie que trabaje a tiempo completo debería tener que criar su familia en la pobreza. La Administración apoya el aumento de los salarios mínimos para que las personas que viven en Estados Unidos que trabajan duro puedan ganar un salario que les permita mantener a sus familias y llegar a fin de mes. La Administración está dispuesta a trabajar con el Congreso para aprobar una ley que aumente el salario mínimo, tan pronto como sea posible. El Presidente ya ha predicado con el ejemplo al firmar una orden presidencial para aumentar el salario mínimo a $10.10 para las personas que trabajan bajo determinados contratos federales nuevos y de sustitución de servicio, construcción y concesión.

Garantizar que los trabajadores reciban la paga y las horas extraordinarias que han ganado. El presupuesto aumenta el apoyo a la División de Salarios y Horas del Departamento de Trabajo (DOL) para aumentar el cumplimiento de las leyes que garanticen que los trabajadores reciban un salario adecuado y el pago de horas extraordinarias, así como el derecho a tomar licencia con protección del empleo por razones familiares y médicas. La División de Salarios y Horas podrá contratar a 300 nuevos investigadores por todo el país para ayudar en este esfuerzo, y utilizará los enfoques basados en el riesgo para dirigirse a las empresas y los empleadores con más probabilidades de infringir la ley.

Protección de los derechos civiles. El Presupuesto apoya actividades en el Departamento de Justicia para garantizar la protección de los derechos civiles, incluyendo la aplicación de las prohibiciones federales contra la discriminación racial y étnica. Además, el Presupuesto dispone los recursos para prevenir y remediar la discriminación en el lugar de trabajo mediante el mantenimiento de un fuerte apoyo a la Comisión de Igualdad de Oportunidad de Empleo y a la Oficina de Programas de Cumplimiento de Contratos Federales del Departamento de Trabajo.

Fomentar las iniciativas estatales de ausencia pagada. Demasiados trabajadores que viven en Estados Unidos deben hacer la dolorosa elección entre el cuidado de sus familias y el cheque de paga que necesitan desesperadamente. Si bien la Ley de Ausencia por Motivos familiares y Médicos permite que muchos trabajadores tomen licencia no remunerada con protección del empleo, millones de familias no pueden permitirse el lujo de usar la licencia sin sueldo. Un puñado de Estados ha promulgado políticas para ofrecer ausencias pagadas, pero más Estados deben tener la oportunidad de seguir su ejemplo. El Presupuesto apoya el Fondo del Estado de Ausencia Pagada de $5 millones para proporcionar asistencia técnica y apoyo a los Estados que están considerando programas de ausencias pagadas. La Iniciativa de Oportunidades, Desarrollo y Seguridad proporciona $100 millones adicionales en apoyo de este esfuerzo.

Mejorar la seguridad de la jubilación. Los trabajadores deben tener un lugar para invertir sus ahorros duramente ganados que proporcione un equilibrio adecuado entre riesgo y rentabilidad. Muchos de los proveedores del sector privado no ofrecen opciones de ahorro para la jubilación a la medida de los ahorradores con saldos pequeños. Nuestro sistema de jubilación debería ayudar a estos potenciales ahorradores y animarlos para empezar a crear su seguridad de jubilación. El Presidente está usando su autoridad ejecutiva para crear una nueva cuenta de ahorros para la jubilación “inicial” sencilla, segura y asequible (myRA) que estará disponible a través de los empleadores y ayudará a las millones de personas que viven en Estados Unidos a ahorrar para su jubilación. El Presupuesto continúa proponiendo la inscripción automática en cuentas IRA (o “auto-IRA”) para los empleados que no tienen acceso a un plan de ahorros en el lugar de trabajo.

ARREGLAR NUESTRO SISTEMA DE INMIGRACIÓN QUE NO FUNCIONA

Tenemos que arreglar nuestro sistema de inmigración que no funciona continuando con el fortalecimiento de nuestra seguridad fronteriza, tomando medidas enérgicas contra los empleadores que contratan a trabajadores indocumentados, y proporcionando un camino a la ciudadanía ganada para los inmigrantes que paguen una multa y los impuestos, que aprendan inglés, que pasen una verificación de antecedentes y vayan a la cola de la fila.

Además de contribuir a una sociedad más justa y más segura, la reforma migratoria de sentido común también impulsará el crecimiento económico, reducirá el déficit y fortalecerá el Seguro Social.

La Oficina de Presupuesto del Congreso ha estimado que el proyecto de ley de inmigración que fue aprobado con el apoyo bipartidista en el Senado el año pasado reduciría el déficit en unos $160,000 millones en la primera década y en unos $850,000 millones en 20 años. Mientras tanto, los actuarios del Seguro Social han descubierto que el proyecto de ley del Senado reduciría el déficit del Seguro Social en $300,000 millones durante los primeros 10 años y cerraría el déficit del 8 por ciento de los 75 años del Seguro Social. Mediante la adición de trabajadores más jóvenes a la fuerza laboral, la reforma de nuestro sistema de inmigración legal que no funciona ayudará a equilibrar el envejecimiento de la población y mejorar las perspectivas económicas y el presupuesto al jubilarse la generación del baby boom.

Desde los miembros de la familia con la esperanza de reunirse con sus seres queridos, hasta los trabajadores agrícolas que alimentan nuestro sector agrícola, a los jóvenes soñadores que llaman su casa a Estados Unidos, los inmigrantes latinos son una parte integral de la sociedad de Estados Unidos. Como el grupo de inmigrantes más grande en Estados Unidos, los inmigrantes latinos de México, Centroamérica, Sudamérica y del Caribe influyen profundamente en nuestro sistema de inmigración que no funciona. La Administración apoya el enfoque bipartidista del Senado, y pide a la Cámara de Representantes que actúen en la reforma migratoria integral este año.

###

White House Shareables