LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 12 de abril, 2014

MENSAJE SEMANAL: Asegurando el Mismo Salario por Realizar el Mismo Trabajo

WASHINGTON, DC – En el mensaje de esta semana, el Presidente subrayó la importancia de asegurar el mismo salario por realizar el mismo trabajo y resaltó los pasos que su Administración ha tomado para expandir oportunidades y reducir la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres. Tan sólo esta semana – en el Día de Igualdad Salarial – el Presidente tomó acción para dar mayor transparencia y hacer que sea más fácil reconocer la discriminación salarial. Las mujeres constituyen la mitad de la fuerza laboral en Estados Unidos, y cada vez más son el sostén principal de las familias en Estados Unidos. Asegurar que las mujeres reciban un salario justo es un paso de sentido común para crecer nuestra economía. Por eso es que el Presidente está nuevamente haciendo un llamado a los Republicanos en el Congreso para que respalden la Ley de Equidad Salarial y dejen de bloquear progreso que beneficiaría a las mujeres – porque cuando las mujeres tienen éxito, Estados Unidos tiene éxito.

El audio y el vídeo del mensaje estarán disponibles en línea en el sitio www.whitehouse.gov a las 6:00 a.m. hora del este, el 12 de abril de 2014.

Comentarios del Presidente Barack Obama

Mensaje semanal

La Casa Blanca

12 de abril de 2014

Hola a todos. A principios de esta semana fue el Día de la Igualdad Salarial. Señala el tiempo extra del año en curso que tiene que trabajar una mujer promedio para ganar lo mismo que un hombre ganó durante el año anterior. Y es que la mujer promedio que trabaja a tiempo completo en Estados Unidos gana menos que un hombre incluso cuando tiene la misma profesión y la misma educación.

Es injusto. Y en 2014, es una vergüenza. Las mujeres merecen ganar lo mismo por realizar el mismo trabajo.

Esta es una cuestión económica que nos afecta a todos. Las mujeres constituyen aproximadamente la mitad de nuestra mano de obra. Y, cada vez más, muchas de ellas son el sostén principal de nuestras familias. Así que cuando las mujeres ganan un salario justo, nos beneficiamos todos. Por esa razón, esta semana he tomado medidas para prohibir que más empresas castiguen a los empleados que plantean discusiones salariales, ya que cuanto mayor sea la transparencia salarial, más fácil será identificar la discriminación salarial. Y espero que más líderes empresariales se comprometan con esta causa.

Pero la igualdad salarial es tan solo uno de los elementos de nuestro plan económico para las mujeres.

La mayoría de los empleados que ganan sueldos reducidos en Estados Unidos son mujeres. De manera que he emprendido acciones ejecutivas a fin de exigir que los contratistas federales paguen un sueldo mínimo de diez con diez por hora a sus empleados financiados por el gobierno federal. He ordenado que se realice una revisión de las normas de horas extraordinarias de nuestra nación para brindar a más trabajadores una oportunidad de ganar el pago de las horas extra que merecen. Ahora, gracias a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, decenas de millones de mujeres tienen garantizado el acceso a servicios gratuitos de atención preventiva, como las mamografías y la atención anticonceptiva, y hemos dejado definitivamente en el pasado los días en los que se les cobraba más a las mujeres simplemente por ser mujeres. Y estamos organizando a las mujeres en todo el país para que nos ayuden a garantizar que una mujer pueda tener un bebé sin necesidad de sacrificar su trabajo o tomarse un día libre para cuidar a un hijo o un padre enfermo sin meterse en apuros. Es hora de acabar con las políticas laborales que parecen sacadas de un episodio de “Mad Men” y darle a cada mujer la oportunidad que se merece.

Este es el problema: cuando se trata de resolver temas que beneficiarían a millones de mujeres, los republicanos del Congreso han bloqueado el progreso de forma constante. Esta misma semana, los senadores republicanos bloquearon la Ley de Equidad Salarial (Paycheck Fairness Act), una iniciativa legislativa con sentido común que podría ayudar a más mujeres a ganar lo mismo que los hombres por realizar el mismo trabajo. Los republicanos de la Cámara de Representantes no están dispuestos a votar para aumentar el salario mínimo ni para extender el seguro de desempleo de las mujeres que no están trabajando por causas ajenas a su voluntad. El presupuesto que fue aprobado esta semana nos forzaría a efectuar cortes drásticos en las inversiones que benefician predominantemente a las mujeres y a los niños, como Medicaid, los cupones de alimentos y las becas universitarias. Y, por supuesto, están intentando revocar la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio por quincuagésima vez o algo por el estilo, lo que eliminaría beneficios y protecciones vitales para millones de mujeres.

Voy a seguir luchando para asegurar que no ocurra nada de eso. Porque nos va mejor cuando nuestra economía crece para todos y no solo para unos cuantos. Y cuando las mujeres tienen éxito, Estados Unidos tiene éxito.

Gracias y que pasen un buen fin de semana.

###

White House Shareables