LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 7 de junio, 2014

MENSAJE SEMANAL: Apoyando a los Estudiantes en Estados Unidos

WASHINGTON , DC – En su mensaje esta semana, el presidente Obama subrayó la importancia de ayudar a aliviar la carga de la aplastante deuda de préstamos estudiantiles que enfrentan demasiados estudiantes que viven en Estados Unidos y destacó los esfuerzos que ha tomado para garantizar que continuemos con el compromiso Americano de proporcionar una educación de calidad para todos los que están dispuestos a trabajar por ella. Mientras que el Presidente continuará a tomar medidas por su cuenta, el instó al Congreso a hacer de sy parte y elogió a los demócratas del Senado por trabajar en un proyecto de ley que ayudaría a más jóvenes a ahorrar dinero.

Comentarios del Presidente Barack Obama

Mensaje semanal

La Casa Blanca

7 de junio de 2014

Hola a todos. Estamos en plena temporada de ceremonias de graduación, una época del año en la que los graduados y sus familias celebran uno de los logros más importantes en la vida de un joven. Pero para muchos graduados esta celebración también lleva la sensación de sentirse atrapado por una deuda considerable en préstamos estudiantiles. Y tenemos que tomar más medidas para aliviar esa carga.

Miren, en la economía del siglo XXI, el camino más seguro para pasar a formar parte de la clase media es tener algún tipo de educación superior. La tasa de desempleo de los trabajadores con un título universitario es de apenas 3.3 por ciento: aproximadamente la mitad de la cifra correspondiente a los graduados de la escuela secundaria. El licenciado típico de una universidad de cuatro años gana un sueldo anual que supera en más de $15,000 al de una persona que solo posee un título secundario. 

Pero ahora que la universidad es más importante que nunca, también es más cara que nunca.

Por ello, desde que asumí el cargo he trabajado para hacer que la universidad sea más asequible. Hemos reformado un sistema de préstamos estudiantiles que cedía miles de millones de dólares de los contribuyentes a los grandes bancos y hemos invertido ese dinero donde le podemos sacar mayor provecho: en ayudar a más gente joven a poder costear una educación superior.

De todas maneras, en las últimas tres décadas, el costo promedio de una universidad de cuatro años ha aumentado más del triple. En la actualidad, un estudiante de grado promedio que paga sus estudios universitarios con ayuda de préstamos se gradúa con una deuda cercana a los $30,000. Y he hablado con demasiados jóvenes que están frustrados porque han hecho todo lo que se suponía que tenían que hacer y sin embargo ahora están pagando un precio por ello.

He tomado medidas ejecutivas para ofrecer a millones de estudiantes la oportunidad de pagar sus préstamos estudiantiles con cuotas que no pueden superar el 10 % de sus ingresos. Pero el Congreso tiene que realizar su aportación. La buena noticia es que los demócratas del Senado están redactando un proyecto de ley que podría ayudar a más personas jóvenes a ahorrar dinero. Al igual que uno puede refinanciar su hipoteca a una tasa de interés más baja, este proyecto de ley posibilitaría la refinanciación de los préstamos estudiantiles. Y lo financiaríamos acabando con las lagunas tributarias que permiten que algunos millonarios paguen una tasa impositiva inferior a la de la clase media.

Esa es la decisión que van a tener que tomar en las próximas semanas sus representantes en el Congreso: proteger a los jóvenes de una deuda asfixiante o proteger las exenciones tributarias de los millonarios. Y mientras el Congreso decide lo que va a hacer, yo seguiré haciendo todo lo que pueda al margen del Congreso para ayudar a los jóvenes responsables a pagar sus préstamos, empezando por las nuevas medidas que voy a tomar esta semana.

Este país siempre se ha comprometido a poner la buena educación al alcance de todos aquellos que estén dispuestos a trabajar en pos de ello. Eso es lo que nos ha convertido en una superpotencia económica. Eso es lo que nos hace especiales. Y mientras ocupe este cargo, seguiré luchando para que cada vez más jóvenes tengan oportunidad de alcanzar su propio sueño americano. Gracias y que pasen un buen fin de semana.  

#

White House Shareables