the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

Por orden del médico

Summary: 
Desde que el Presidente promulgó la ley sobre la reforma del seguro médico la semana pasada y el conjunto de medidas de conciliación esta semana, algunos críticos han estado quejándose de que la medida no hace suficiente para reducir el costo del cuidado de salud o “doblar la curva”, como lo conocen los lectores de OMBlog.

Desde que el Presidente promulgó la ley sobre la reforma del seguro médico la semana pasada y el conjunto de medidas de conciliación esta semana, algunos críticos han estado quejándose de que la medida no hace suficiente para reducir el costo del cuidado de salud o “doblar la curva”, como lo conocen los lectores de OMBlog.
 
He señalado antes que la ley contiene todas las principales ideas de reforma que circulan para reducir, con el tiempo, el aumento del costo del cuidado de salud, además de reducir el déficit que logra incluso en su primera década. En particular, esta ley incluye un impuesto de consumo para las compañías de seguros que ofrecen planes de seguro médico de alto costo y la Junta Asesora Independiente de Pagos (Independent Payment Advisory Board o IPAB), un importante mecanismo para hacer que el sistema de salud siga siendo dinámico y eficiente.
 
De todos modos, en respuesta al escepticismo reciente, el personal de la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB por sus siglas en inglés) volvió a examinar el documento que la Oficina de Presupuesto del Congreso (Congressional Budget Office) dio a conocer en junio, titulado " Reforma del cuidado de salud y el presupuesto federal". En su análisis, la CBO habló sobre los efectos potenciales de la reforma de salud en el gasto del gobierno federal e identificó opciones de política que podrían aumentar la eficiencia del sistema de salud.

Si examinan las opciones políticas que la CBO determinó que tienen el mayor potencial de reducir el aumento de costos del cuidado de salud a largo plazo, verán que la mayoría de estas propuestas, con ciertas variaciones, se incluyen en la histórica ley de reforma del cuidado de salud que el Presidente promulgó la semana pasada, entre ellas:

  • Crear organizaciones que prestan servicios de salud con responsabilidad – La ley incluye un Programa de Ahorros Compartidos de Medicare (Medicare Shared Savings Program) que alentará a los médicos y hospitales a colaborar para aumentar el rendimiento de cuentas por el bien de los pacientes y coordinar mejor su atención al mejorar la calidad del cuidado de salud y a la vez reducir costos.
  • Pagos conjuntos a hospitales y otros proveedores – La ley crea un Programa Piloto Nacional de Pago Conjunto (National Pilot Program on Payment Bundling) que someterá a prueba métodos para integrar mejor los servicios de hospital, atención de seguimiento posterior a cuidados intensivos y servicios de otro tipo para que los beneficiarios de Medicare reciban cuidado de mejor calidad, más eficiente y mejor coordinado.
  • Proporcionar información adicional sobre la eficacia de tratamientos – La ley crea una organización privada y sin fines de lucro para la investigación de salud enfocada en el paciente, a fin de examinar comparaciones acerca de eficacia clínica, riesgos y beneficios de diferentes tratamientos y servicios.
  • Modificar las condiciones tributarias del seguro médico originado en el empleador – A partir del 2018, la ley implementa un impuesto al consumo para las compañías de seguros que ofrecen planes de seguro médico de alto costo. Esta cláusula creará un gran incentivo para planes más eficientes que, con el tiempo, ayuden a reducir el aumento de primas.
  • Reducir las actualizaciones anuales en pagos de Medicare para reflejar los logros previstos en productividad – La Ley modificará las actualizaciones anuales de los pagos para que reflejen mejor los costos y alienten a los proveedores a lograr mayor eficiencia que pueda resultar en ahorros para Medicare y sus beneficiarios.
  • Combinar mayor facultad para cambiar Medicare con un plan alternativo si no se logra ahorrar – La ley crea una Junta Asesora Independiente de Pagos que, a partir del 2014, recomendará propuestas anualmente al Congreso y al Presidente a fin de reducir el aumento del gasto de Medicare y mejorar la calidad de los servicios a beneficiarios de Medicare.

Es más: La ley de reforma de salud no sólo incluye estas propuestas mencionadas por la CBO, sino también una variedad de otras disposiciones que tienen el potencial de aumentar la eficiencia y reducir costos en el sistema de cuidado de salud. Estas disposiciones incluyen: estandarizar formularios, cuentas y procedimientos administrativos; expandir la evaluación de la calidad de atención; reducir los pagos a hospitales si el paciente contrae una infección en el hospital; requerir que las aseguradoras asociadas con Medicare proporcionen reseñas de colegas a los médicos; establecer un Centro para la Innovación en Medicare y Medicaid (Center for Medicare and Medicaid Innovation); requerir que los empleadores reporten el costo de los beneficios médicos en los formularios W-2 de los empleados, e implementar programas de adquisición basados en el valor de los servicios proporcionados por hospitales.

No hay duda de que simplemente incluir estas propuestas en la ley no garantiza el éxito. Queda mucho trabajo por hacer para implementar estas ideas y se harán ajustes con el tiempo (tarea que la presencia de IPAB facilitará). Pero es importante señalar que estamos comenzando de modo bastante prometedor. Ahora, está en manos de todos nosotros que colaboremos para lograr que tengan éxito.