the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

Un plan equilibrado para evitar el recorte automático y reducir el déficit

Summary: 
Jennifer Palmieri, la Directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, habla sobre el plan del Presidente para evitar el recorte automático y espera que los Republicanos del Congreso tomen acción.
Dentro de ocho días, hay recortes automáticos programados para entrar en vigor, lo que representa una amenaza para cientos de miles de empleos, y recorta servicios vitales para los niños, las personas de la tercera edad, la gente con enfermedades mentales y nuestros hombres y mujeres uniformados.

Solo el Congreso puede impedir esta herida auto-infligida a nuestra economía y a las familias de la clase media, y lo único que obstaculiza actualmente la solución es la actitud negativa de los Republicanos del Congreso a siquiera considerar la eliminación de los vacíos legales de impuestos que benefician a los estadounidenses acaudalados y a las corporaciones que están bien conectadas.  El Presidente y los Demócratas del Congreso han planteado soluciones para impedir dichos recortes y conceder tiempo para que ambas partes puedan colaborar en una solución equilibrada a largo plazo a nuestros retos relacionados con el déficit. 

El Presidente realmente tiene su mejor intención de recortar gastos, reformar los beneficios sociales y el código fiscal para reducir el déficit de manera equilibrada.  La pregunta es la siguiente, ¿vendrán los Republicanos del Congreso a la mesa de negociaciones para lograr que se haga algo?

Tomemos un momento para analizar lo que hemos hecho hasta ahora: Ya el Presidente ha reducido el déficit en más de $2.5 billones, ha recortado gastos de más de $1.4 billones, lo que ha reducido los gastos discrecionales nacionales a su nivel más bajo en proporción con la economía desde la época de Eisenhower [véase abajo]. Como resultado de esos ahorros, conjuntamente con una economía más fortalecida, el déficit se está reduciendo al ritmo más acelerado que en cualquier otro momento en la historia americana, aparte de la desmovilización después de la Segunda Guerra Mundial.

Y él ha presentado un plan específico para hacer más. Su propuesta soluciona el recorte automático y reduce nuestro déficit en más de $4 billones de manera equilibrada, haciendo recortes de gastos, encontrando ahorros en los programas de beneficios sociales y solicitándoles a los más ricos que paguen lo que les corresponde justamente.  Por lo tanto, el déficit se recortaría a menos de su promedio histórico y la deuda se reduciría en proporción con la economía durante la próxima década.  Hace solo dos meses, el Presidente de la Cámara Boehner dijo que había $800 mil millones de reducción del déficit que podrían lograrse solo con la eliminación de los vacíos legales y la reducción de los gastos fiscales.  Así es que sabemos que podemos lograrlo.  Seamos claros: la propuesta del Presidente al Presidente de la Cámara Boehner todavía está sobre la mesa. Aquí está nuevamente.

No podemos sencillamente hacer recortes y más recortes para llegar a la prosperidad.  Incluso mientras buscamos diversas maneras de reducir los déficits a largo plazo, tenemos que fomentar la economía de manera que se fortalezca a la clase media y a todo aquel dispuesto a trabajar duro para llegar a esta.

Así es que la decisión que enfrentan los Republicanos del Congreso ahora es muy sencilla: ¿permitirán ellos que ocurran estos recortes devastadores que costarán cientos de miles de empleos sencillamente porque ellos se niegan a eliminar un vacío legal de impuestos para los ricos? O, ¿harán concesiones y colaborarán con nosotros para encontrar una solución equilibrada para lograr esto?  Esperamos que vengan hoy a la mesa de negociaciones por el bien de las familias de la clase media, nuestra seguridad nacional y nuestro futuro.  

Jennifer Palmieri es la Directora de Comunicaciones de la Casa Blanca.