the WHITE HOUSEPresident Barack Obama

Search form

The White House
For Immediate Release

MENSAJE SEMANAL: Asegurando el mismo sueldo por el mismo trabajo

LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

______________________________________________________________________________

EMBARGADO HASTA LAS 6:00 AM ET, del SÁBADO, 22 de marzo, 2014

MENSAJE SEMANAL: Asegurando el mismo sueldo por el mismo trabajo

WASHINGTON, DC – En su mensaje semanal, el Presidente Obama destacó la importancia de asegurar que nuestra economía recompensE el aduro trabajo de todos los estadounidenses – incluyendo al de las mujeres en Estados Unidos. El Presidente reiteró su llamado al Congreso para garantizar que las mujeres ganen el mismo salario por el mismo trabajo y aumentar el salario mínimo a $ 10.10, lo que le daría el aumento que se merecen a casi 28 millones de estadounidenses.  Tambien resalto su convicción por la necesidad de proveer oportunidades para las mujeres que son parte de la fuerza laboral y para las familias ya que es necesario por nuestra economía, porque cuando la mujer tiene éxito, Estados Unidos tiene éxito.

El audio y el vídeo del mensaje estarán disponibles en línea en el sitio www.whitehouse.gov a las 6:00 a.m. hora del este, el 1 de marzo de 2014.

Comentarios del Presidente Barack Obama

Mensaje semanal

La Casa Blanca

22 de marzo de 2014

Hola a todos. Esta semana visité una universidad comunitaria en Florida, donde hablé con los alumnos sobre las cosas que debemos hacer para asegurarnos de que nuestra economía recompense el trabajo duro de todas las personas que viven en Estados Unidos.

En particular, expresé la necesidad de garantizar que nuestra economía recompense el trabajo duro realizado por las mujeres.

En la actualidad, las mujeres constituyen aproximadamente la mitad de nuestra fuerza laboral y más de la mitad de los graduados universitarios recientes. Hoy en día, más mujeres que nunca son el principal sostén de su familia.

Sin embargo, en muchos sentidos nuestra economía todavía no se ha hecho eco de esta realidad. En promedio, una mujer todavía gana 77 centavos por cada dólar que gana un hombre. Y demasiadas mujeres deben enfrentarse a políticas anticuadas en sus lugares de trabajo que hacen que se estanquen profesionalmente, lo que estanca a sus familias y a toda nuestra economía.

Las mujeres merecen ganar lo mismo por el mismo trabajo que realizan los hombres y tener ausencias pagadas que les permitan tomar un día libre para atender a un hijo, una madre o un padre enfermo. El Congreso necesita actuar para atender estas prioridades.

Y como las mujeres ocupan la mayoría de los puestos de trabajo peor remunerados de Estados Unidos, el Congreso tiene que aumentar el salario mínimo. Porque ninguna mujer que trabaje a tiempo completo debería jamás tener que criar a sus hijos en la pobreza.

Ahora bien, la buena noticia es que en el año desde que hice por primera vez un llamamiento al Congreso para que aumentara el salario mínimo, seis estados han aprobado leyes para aumentar el suyo. Más estados, condados y ciudades están trabajando en este preciso momento para aumentar sus salarios mínimos. Pequeñas empresas, como Pi Pizzeria con sede en St. Louis, también están subiendo sus sueldos: no por caridad, sino porque es bueno para los negocios. Por cierto, Pi hace unas pizzas riquísimas. Y en este año de acción, he firmado una orden presidencial que requiere que los contratistas federales les paguen a sus empleados un salario digno de diez dólares con diez centavos por hora como mínimo.

Pero si realmente vamos a recompensar el trabajo duro de cada una de las personas que viven en Estados Unidos, el Congreso va a tener que unirse al resto del país y aprobar un proyecto de ley que aumente el salario mínimo federal a diez dólares con diez centavos por hora. Esto no solamente aumentaría los salarios de los trabajadores que ganan un salario mínimo, sino que su efecto aumentaría los salarios de aproximadamente 28 millones de personas que viven en todo Estados Unidos. Esto brindará a las empresas más clientes con más dinero para gastar y hará que la economía crezca para todos. Así que llame a su congresista y hágale saber que es hora del “diez con diez”. Es hora de darle un aumento a Estados Unidos.

Un verdadero plan de oportunidades no es tal si no funciona para las mujeres que trabajan. Porque cuando las mujeres tienen éxito, Estados Unidos tiene éxito. Nos va mejor cuando todos participan y cuando todas las personas que trabajan duro tienen una oportunidad de salir adelante. Ese es el verdadero significado de la palabra “oportunidad” y es la razón por la que seguiré luchando para recuperar ese ideal.

Gracias a todos y que pasen un buen fin de semana.

 

###