El Presidente Joe Biden cree profundamente en que no hay mayor motor económico en el mundo que el trabajo duro y el empuje del pueblo estadounidense. Pero por mucho tiempo, la economía ha funcionado para los que están en la cima, y no para las familias trabajadoras. El presidente Biden prometió reconstruir el pilar fundamental de nuestro país, la clase media, y crear las oportunidades que necesitan para avanzar. El marco de acción para una Mejor Reconstrucción hará de esta promesa una realidad.

Este marco pondrá a los Estados Unidos en el camino para cumplir sus objetivos en materia climática, creará millones de empleos bien remunerados, permitirá que más estadounidenses entren y permanezcan en la fuerza laboral, y hará crecer nuestra economía desde abajo hacia arriba y desde el centro hacia afuera.

Esto es lo que significará el marco de acción para Reconstruir Mejor para Linda de Peoria, IL:

Linda es una madre trabajadora de Peoria, Illinois. Trabaja en una planta de fabricación local como trabajadora de producción y gana $40,000 al año. Está embarazada de su hijo, Leo.
Una vez que Leo nazca, Linda comenzará a recibir $300 por mes en Créditos tributarios por hijos ($3600 al año) para ayudar a cubrir los costos esenciales, como los alimentos, el alquiler y los medicamentos.
Gracias a su formación en la universidad comunitaria, Leo conseguirá un trabajo sindical bien remunerado como técnico en turbinas eólicas. El trabajo de Leo es uno de los cuatro millones de nuevos trabajos al año respaldados por el plan económico del presidente Biden.
Más adelante en la vida, Linda necesitará atención en su hogar y un dispositivo de audición. Gracias al plan del presidente Biden, Linda podrá acceder a una atención de la audición asequible a través de Medicare, y Leo podrá pagar el cuidado de ancianos en el hogar para su mamá.

Obtenga más información sobre
el marco de acción para
Reconstruir Mejor:

La inversión más transformadora en niños y cuidados en generaciones:

El preescolar en los Estados Unidos cuesta alrededor de $8,600 por año. El marco de acción para Reconstruir Mejor permitirá a los estados ampliar el acceso al preescolar gratuito para más de 6 millones de niños por año y aumentar la calidad del preescolar para muchos más niños ya inscritos.  Es importante destacar que los padres podrán enviar a sus hijos a un preescolar de alta calidad en el entorno de su elección, desde escuelas públicas hasta proveedores de cuidado infantil y Head Start. El programa generará beneficios educativos y económicos de por vida para los niños y los padres, y es una inversión transformadora en la competitividad económica de Estados Unidos. De hecho, las investigaciones muestran que por cada $1 invertido en atención y educación de alta calidad para la primera infancia se pueden generar de $3 a $7 a largo plazo, ya que les va mejor en la escuela, y es más probable que se gradúen de la escuela secundaria y la universidad, y que ganen más como adultos.

Durante décadas, los precios del cuidado infantil en los Estados Unidos han aumentado más rápido que los ingresos familiares, sin embargo, Estados Unidos aún invierte 28 veces menos que sus competidores en ayudar a las familias a pagar un cuidado de alta calidad para los niños pequeños. El marco de acción para Reconstruir Mejor garantizará que las familias de clase media no paguen más del 7 por ciento de sus ingresos en el cuidado infantil y ayudará a los estados a ampliar el acceso al cuidado infantil asequible y de alta calidad a unos 20 millones de niños por año, lo que cubre 9 de cada 10 familias en todo el país con niños pequeños. Para dos padres con un niño pequeño que ganan $100,000 por año, el marco producirá más de $5,000 en ahorros para el cuidado infantil por año. Casi todas las familias de cuatro miembros que ganan hasta $300,000 por año serán elegibles. Y un mejor acceso a un cuidado infantil de alta calidad puede aumentar la probabilidad de que los padres, especialmente las madres, estén empleados o inscritos en educación y capacitación después de la escuela secundaria, al tiempo que brinda beneficios de por vida para los niños, especialmente aquellos que están en desventaja económica.

Los estadounidenses con discapacidades están en listas de espera para servicios de atención domiciliaria o luchan por pagar la atención que necesitan, incluidos más de 800,000 que están en listas de espera estatales de Medicaid. Una familia que paga de su bolsillo los costos de atención domiciliaria actualmente paga alrededor de $5,800 por año por solo cuatro horas de atención domiciliaria por semana. El marco de acción para Reconstruir Mejor mejorará permanentemente la cobertura de Medicaid para los servicios de atención domiciliaria para personas mayores y personas con discapacidades, ya que hará la inversión más transformadora en el acceso a la atención domiciliaria en 40 años, cuando estos servicios se autorizaron por primera vez para Medicaid.

El marco Reconstruir Mejor proporcionará pagos mensuales a los padres de casi el 90 por ciento de los niños estadounidenses para 2022: $300 por mes por niño menor de seis años y $250 por mes por niño de 6 a 17 años. Esta histórica reducción de impuestos ayudará a cubrir el costo de alimentos, vivienda, atención de la salud y transporte, y continuará la mayor reducción de la pobreza infantil en un año en la historia. Y, fundamentalmente, el marco incluye la devolución permanente del Crédito Tributario por Hijo, lo que significa que las familias más necesitadas seguirán recibiendo el Crédito Tributario por Hijo completo a largo plazo.

El mayor esfuerzo para combatir el cambio climático en la historia de Estados Unidos:

Los reembolsos y créditos al consumidor incluidos en el marco de acción para Reconstruir Mejor ahorrarán a la familia estadounidense un promedio cientos de dólares por año en costos de energía. Estas medidas incluyen la mejora y expansión de los créditos fiscales existentes por eficiencia energética en las viviendas, así como la creación de un nuevo programa de reembolsos centrado en la electrificación. El marco reducirá el costo de instalación de energía solar en la azotea de una casa en aproximadamente un 30 por ciento, acortando el período de recuperación en alrededor de 5 años; y el crédito fiscal para vehículos eléctricos del marco reducirá el costo de un vehículo eléctrico fabricado en Estados Unidos con materiales estadounidenses y mano de obra sindical en $12,500 para una familia de clase media. Además, el marco ayudará a las comunidades rurales a aprovechar la oportunidad de la energía limpia a través de subvenciones y préstamos específicos a través del Departamento de Agricultura.

La legislación de Reconstruir Mejor se enfocará en incentivos para hacer crecer las cadenas de suministro nacionales en las industrias solar, eólica y otras industrias críticas en las comunidades en la primera línea de la transición energética. Además, el marco impulsará la competitividad de las industrias existentes, como el acero, el cemento y el aluminio, a través de subvenciones, préstamos, créditos fiscales y adquisiciones para impulsar la inversión de capital en la descarbonización y revitalización de la fabricación estadounidense.

El marco también financiará la electrificación portuaria; facilitará el despliegue de tránsito, autobuses y camiones más limpios; y apoyará el desarrollo de capacidades críticas de la comunidad, incluidas las subvenciones a las comunidades de justicia ambiental. Además, el marco creará un nuevo Cuerpo Civil del Clima, con más de 300,000 miembros. Esta nueva y diversa fuerza laboral conservará nuestras tierras públicas, reforzará la resiliencia de la comunidad y abordará el clima cambiante, todo mientras pone trabajos sindicales bien pagados al alcance de más estadounidenses.

El marco proporcionará recursos a los agricultores, ganaderos y propietarios de tierras forestales, al apoyar sus esfuerzos para reducir las emisiones. En su punto máximo, el aumento de las inversiones en agricultura climáticamente inteligente por sí sola podría alcanzar aproximadamente 130 millones de acres de tierras de cultivo por año, lo que representa hasta 240,000 granjas. Los agricultores, ganaderos y propietarios de tierras forestales han demostrado durante mucho tiempo liderazgo en la gestión ambiental con estrategias que brindan beneficios para las granjas, el medio ambiente y el público. Estas inversiones ayudarán a satisfacer la demanda de apoyo a la conservación de la comunidad agrícola y permitirán a los productores aprovechar todo el potencial de los beneficios climáticos de la agricultura.

La mayor expansión de la atención de la salud asequible en una década:

Finalmente se permite que el Medicare negocie los precios de los medicamentos.

Medicare negociará los precios de los medicamentos recetados de alto costo. Esto incluirá los medicamentos que las personas mayores obtienen en la farmacia (bajo la Parte D del Medicare) y los medicamentos que se entregan en el consultorio de un médico (bajo la Parte B del Medicare). Los medicamentos pueden negociarse una vez que han estado en el mercado durante una cantidad dada de años: 9 años en el caso de los medicamentos de moléculas pequeñas y 12 años en el caso de los biológicos. Medicare negociará hasta 10 medicamentos por año durante 2023, cuyos precios entrarán en vigencia en 2025, y sumará hasta 20 medicamentos por año.

La política establecerá un proceso de negociación claramente definido que sea justo para los fabricantes y obtendrá los mayores ahorros en medicamentos que hayan existido en el mercado durante mucho tiempo. Esto disuade a las compañías farmacéuticas de abusar de las leyes para expandir sus monopolios, al tiempo que fomenta las inversiones en investigación y desarrollo de nuevas curas. Las compañías farmacéuticas que se rehúsen a negociar deberán pagar un impuesto especial.

Imponer una sanción fiscal si las compañías farmacéuticas aumentan sus precios a un ritmo más rápido que el de la inflación. A partir del momento en que este proyecto se convierta en ley, los futuros aumentos de precios de los medicamentos se compararán con sus precios actuales. De una vez, pondremos fin a los días en que las compañías farmacéuticas podían subir los precios con impunidad. Si los precios de un medicamento aumentan a un ritmo más rápido que el de la inflación, los fabricantes deberán pagar una sanción fiscal y mantener bajos los precios para los estadounidenses con todo tipo de seguro médico.

Costos directos más bajos para las personas mayores. Hoy en día, no existe un límite en los montos que las personas mayores y las personas con discapacidades tienen que pagar por los medicamentos, y millones de personas mayores pagan más de $6,000 al año en costos. Esta propuesta pone fin a esta carga y garantiza que las personas mayores no paguen más de $2,000 al año por sus medicamentos conforme a la Parte D de Medicare.

El plan también reducirá los precios de la insulina para que los estadounidenses con diabetes no paguen más de $35 por mes por la insulina. Los legisladores también acordaron reducir el costo compartido de las personas mayores para todos los tipos de medicamentos y están trabajando rápidamente para finalizar el texto legislativo que les permitirá a las personas mayores ahorrar dinero en las farmacias sin aumentar las primas.

El marco reducirá las primas para más de 9 millones de estadounidenses que compran seguros a través del Mercado de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio en un promedio de $600 por persona por año. Por ejemplo, una familia de cuatro que gana $80,000 por año ahorraría casi $3,000 por año (o $246 por mes) en primas de seguro médico. Los expertos predicen que más de 3 millones de personas que de otro modo no estarían aseguradas obtendrán un seguro médico.

El marco de acción para Reconstruir Mejor brindará cobertura de atención médica a través de créditos fiscales para las primas de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio para hasta 4 millones de personas sin seguro en los estados que les han excluido de Medicaid. Una persona de 40 años en la brecha de cobertura tendría que pagar $450 por mes por la cobertura de referencia, más de la mitad de sus ingresos en muchos casos. El marco proporciona a las personas primas de $0, lo que finalmente hace que la atención de la salud sea asequible y accesible.

El marco de acción para Reconstruir Mejor ampliará la cobertura de Medicare para cubrir la cobertura de audición, de modo que los estadounidenses mayores puedan acceder a la atención asequible que necesitan.

El esfuerzo más significativo para reducir costos y fortalecer la clase media en generaciones:

El marco permitirá la construcción, rehabilitación y mejora de más de 1 millón de viviendas asequibles, lo que impulsará la oferta de viviendas y reducirá las presiones de precios para inquilinos y propietarios. Abordará las necesidades de capital del parque de viviendas públicas en las grandes ciudades y comunidades rurales de todo Estados Unidos y garantizará que no solo sea seguro y habitable, sino también más saludable y con mayor eficiencia energética. Hará una inversión histórica en asistencia para el alquiler, ampliando los vales a cientos de miles de familias adicionales. Además, incluye una de las mayores inversiones en asistencia para el pago inicial de la historia, lo que permite a cientos de miles de compradores de vivienda de primera generación comprar su primera casa y crear riqueza para ellos y sus familias. Esta legislación creará comunidades más equitativas mediante la inversión en proyectos de reurbanización liderados por la comunidad en vecindarios históricamente de escasos recursos y la eliminación de la pintura con plomo de cientos de miles de hogares, así como también al incentivar reformas de zonificación estatales y locales que permitan que más familias vivan en barrios de mayor oportunidad.

Antes de este año, el código tributario federal imponía impuestos a los trabajadores sin hijos y de bajos salarios, lo que los llevaba a la pobreza. Este era el único grupo de trabajadores que se trataba de esta manera. El marco de acción para Reconstruir Mejor ampliará la triplicación del crédito para trabajadores sin hijos del Plan de Rescate Estadounidense, que beneficiará a 17 millones de trabajadores con salarios bajos, muchos de los cuales son trabajadores esenciales, incluidos cajeros, cocineros, conductores de reparto, trabajadores de preparación de alimentos y proveedores de cuidado infantil. Por ejemplo, un trabajador sin hijos que trabaja 30 horas por semana a $9 por hora obtiene ingresos que, después de impuestos, lo dejan por debajo de la línea de pobreza federal. Al aumentar su EITC a más de $1,100, esta expansión del EITC ayuda a sacar a esos trabajadores de la pobreza.

Amplía el acceso a una educación asequible y de alta calidad más allá de la escuela secundaria. La educación posterior a la escuela secundaria es cada vez más importante para el crecimiento económico y la competitividad en el siglo XXI, incluso cuando se ha vuelto inasequible para muchas familias. El marco de acción para Reconstruir Mejor hará que la educación posterior a la escuela secundaria, incluida la capacitación para trabajos bien remunerados disponible ahora, sea más asequible. Específicamente, el marco aumentará la Beca Pell máxima en $550 para más de 5 millones de estudiantes matriculados en universidades públicas y privadas sin fines de lucro, y ampliará el acceso a DREAMers. También realizará inversiones históricas en universidades e institutos superiores históricamente negros (HBCU), institutos superiores y universidades tribales (TCU) e instituciones que sirven a minorías (MSI) para desarrollar capacidad, modernizar la infraestructura de investigación y proporcionar ayuda financiera a estudiantes de bajos ingresos. Además, invertirá en prácticas que ayuden a más estudiantes a completar su título o credencial. El marco ayudará a más personas a acceder a una formación de calidad que lleve a empleos buenos, sindicales y de clase media. Permitirá que los institutos superiores comunitarios capaciten a cientos de miles de estudiantes, creen oportunidades de capacitación sectorial con capacitación de gran demanda para al menos cientos de miles de trabajadores, e inviertan en enfoques probados como aprendizajes registrados y programas para apoyar a comunidades desatendidas. El marco aumentará el gasto anual del Departamento de Trabajo en el desarrollo de la fuerza laboral en un 50% para cada uno de los próximos 5 años.

El marco de acción para Reconstruir Mejor ayudará a los niños a alcanzar su máximo potencial mediante la inversión en seguridad nutricional durante todo el año. La legislación ampliará las comidas escolares gratuitas a 8.7 millones de niños durante el año escolar y proporcionará un beneficio de $65 por niño por mes a las familias de 29 millones de niños para comprar alimentos durante el verano.

La legislación hace una inversión transformadora en las zonas rurales de Estados Unidos a través de un nuevo Programa de Asociación Rural que empoderará a las regiones rurales, incluidas las naciones y territorios tribales, al proporcionar financiación flexible para proyectos dirigidos localmente. El marco de acción para Reconstruir Mejor brindará seguridad nutricional a millones de niños estadounidenses al ampliar las comidas escolares gratuitas, que son las comidas más saludables que los niños consumen durante el día. También hará una inversión histórica en salud materna y establecerá una iniciativa de intervención de violencia comunitaria nueva e innovadora, además de invertir en pequeñas empresas y preparar a la nación para futuras pandemias e interrupciones en la cadena de suministro.

El marco incluye una inversión separada de $100 mil millones en la reforma migratoria que es consistente con las reglas de reconciliación del Senado, así como mejoras para reducir los atrasos, expandir la representación legal y hacer que el sistema de asilo y el procesamiento fronterizo sean más eficiente y humano.

El marco Reconstruir Mejor está totalmente pagado por:

Además de los ahorros de derogar la regla de reembolso de la Administración Trump, el plan se paga por completo pidiendo más a las corporaciones más grandes y a los estadounidenses más ricos. El recorte de impuestos de 2017 les generó una ganancia inesperada, y esto ayudaría a revertir eso e invertir en el futuro del país. Nadie que gane menos de $400,000 pagará un centavo más en impuestos.

Específicamente, el marco:

En 2019, las corporaciones más grandes de los Estados Unidos pagaron solo el 8 por ciento en impuestos, y muchas no pagaron nada en absoluto. El presidente Biden cree que esto es fundamentalmente injusto. El marco de acción para Reconstruir Mejor impondrá un impuesto mínimo del 15% sobre las ganancias corporativas que las grandes corporaciones, con más de mil millones de dólares en ganancias, reportan a los accionistas.  Esto significa que, si una gran corporación dice que es rentable, entonces no puede evitar pagar sus impuestos. El marco también incluye un recargo del 1% sobre las recompras de acciones corporativas, que los ejecutivos corporativos utilizan con demasiada frecuencia para enriquecerse en lugar de invertir en los trabajadores y hacer crecer la economía.

El presidente Biden quiere poner fin a las competencias globales que incentivan a las corporaciones a llevar los empleos y ganancias al extranjero. Es por eso que el presidente logró un acuerdo entre 136 países sobre un impuesto mínimo global del 15%. Este marco ayudaría a terminar el trabajo. De acuerdo con ese convenio, adoptaría un impuesto mínimo del 15% sobre las ganancias extranjeras de las corporaciones estadounidenses, de modo que ya no puedan reclamar enormes beneficios fiscales al trasladar las ganancias y los empleos al extranjero. Y se aseguraría de que otros países cumplan con el acuerdo que adoptaron al imponer una tasa de penalización a cualquier empresa extranjera con sede en países que no cumplan con el acuerdo internacional. Otros países no podrán intentar aprovecharse incumpliendo su compromiso.

El marco de acción para Reconstruir Mejor incluye una nueva sobretasa sobre los ingresos de multimillonarios: el 0.02 por ciento superior de los estadounidenses. Aplicaría una tasa del 5 por ciento por encima de los ingresos de $10 millones y un 3 por ciento adicional por encima de los ingresos de $25 millones. El marco de acción para Reconstruir Mejor también cerrará las lagunas que permiten que algunos contribuyentes ricos eviten pagar el impuesto a Medicare sobre sus ganancias.

Los trabajadores pagan los impuestos que deben sobre sueldos y salarios, con una tasa de cumplimiento del 99 por ciento, mientras que demasiados contribuyentes ricos ocultan sus ingresos al IRS para no tener que pagar. Y, como resultado de los recortes presupuestarios, las tasas de auditoría de quienes ganan más de $1 millón por año cayeron en un 80 por ciento entre 2011 y 2018. Los asalariados tienen una tasa de cumplimiento del 99 por ciento y, por el contrario, el 1 por ciento superior evade más de $160 mil millones por año en impuestos. La Agenda para una Mejor Reconstrucción del presidente Biden creará un sistema tributario más justo, un sistema tributario que requiere que los ricos paguen finalmente su parte justa y recompense el trabajo, no la riqueza. El plan del presidente logrará esto a través de inversiones de transformación en el IRS: contratar agentes de ejecución que estén capacitados para perseguir a los evasores adinerados, revisar la tecnología de la década de 1960 e invertir en el servicio al contribuyente para que los estadounidenses puedan obtener respuestas a sus preguntas. Los recursos de aplicación adicionales se centrarán en perseguir a aquellos con los ingresos más altos; no estadounidenses con ingresos inferiores a $400,000.

Manténgase informado

Nos comunicaremos con la información más reciente sobre cómo el presidente Biden y su administración trabajan por el pueblo estadounidense y le haremos saber de qué maneras puede usted involucrarse y ayudar a nuestro país a reconstruirse.

Regresar al inicio
Inicio