Al firmar la Ley para la Reducción de la Inflación, el presidente Biden cumple su promesa de construir una economía que funcione para las familias trabajadoras, incluidas las comunidades latinas. La Ley para la Reducción de la Inflación reduce los costos de los medicamentos recetados, los costos de atención de la salud y los costos de la energía. Es la acción más fuerte que se haya tomado para enfrentar la crisis climática. Reducirá el déficit y pedirá a los multimillonarios y a las grandes corporaciones que paguen lo que les corresponde. Nadie que gane menos de $400.000 por año pagará un centavo más en impuestos.

El presidente Biden y los demócratas en el Congreso enfrentaron a los intereses especiales para aprobar esta legislación histórica y ayudar a las comunidades de color, incluidos los latinos, quienes han sido impactados por el cambio climático. Esta ley busca reducir los costos, promover la justicia ambiental, construir un futuro más limpio y expandir la economía para todos. 

COSTOS DE ATENCIÓN DE LA SALUD MÁS BAJOS

La Ley para la Reducción de la Inflación (IRA por sus siglas en inglés) reducirá los costos de atención de la salud, incluidos los costos de medicamentos recetados, y ampliará la cobertura de seguro médico para las familias latinas. 

Menores costos de medicamentos recetados para personas mayores: Los estadounidenses pagan de 2 a 3 veces más por sus medicamentos recetados que personas en otros países ricos. Los altos precios contribuyen a las desigualdades raciales y étnicas en salud. Entre los adultos mayores de 65 años, los beneficiarios latinos de Medicare tenían aproximadamente 1.5 veces más probabilidades que los beneficiarios blancos de tener problemas para pagar los medicamentos, y alrededor de 2 veces más probabilidades de no comprar las recetas necesarias debido al costo. Por ejemplo, un estudio reciente de las tasas de vacunación contra el herpes zóster entre los estadounidenses mayores mostró que los estadounidenses blancos no latinos tenían 2 veces más probabilidades de haber recibido la vacuna contra el herpes zóster que los latinos, debido en parte a la dificultad para pagar la vacuna contra el herpes zóster. La Ley para la Reducción de la Inflación ayudará a cerrar la brecha en el acceso a los medicamentos al mejorar la cobertura de medicamentos recetados y reducir los precios de los medicamentos en Medicare. La ley:

  • Limita la cantidad que las personas mayores tendrán que pagar por los medicamentos recetados que compran en la farmacia en $2.000 al año, brindando tranquilidad a las personas mayores de no gastar miles y miles en medicamentos recetados.
  • Limita la cantidad que las personas mayores tendrán que pagar por la insulina en $35 por el suministro de un mes.
  • Brinda acceso a una serie de vacunas gratuitas adicionales, incluida la vacuna contra el herpes zóster, para los beneficiarios de Medicare.
  • Reducirá aún más los costos de los medicamentos recetados para las personas mayores, ya que permitirá que Medicare negocie el precio de los medicamentos de alto costo y exigirá a los fabricantes de medicamentos que paguen a Medicare un reembolso cuando aumenten los precios más rápido que la inflación.
  • Reducirá las primas de seguro de salud y ampliará la cobertura: Desde la implementación de las expansiones de cobertura de la ACA, la tasa de personas sin seguro entre los latinos disminuyó 11 puntos porcentuales, del 30 por ciento en 2013 a un mínimo del 19 por ciento en 2017. A pesar de ese progreso, casi 10.9 millones de hispanos no tenían seguro en 2019 antes de que el presidente Biden asumiera el cargo y 640,000 latinos cayeron en la “brecha de cobertura” y se quedaron sin cobertura porque su estado se negó a ampliar el Medicaid. Desde que el presidente Biden asumió el cargo, la tasa de no asegurados ha alcanzado una nueva ley histórica: 8% y 5.2 millones de estadounidenses han obtenido cobertura de seguro de salud. La Ley para la Reducción de la Inflación continúa con los créditos fiscales más generosos de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio del Plan de Rescate Económico (ARP por sus siglas n inglés)

La Ley de Reducción de la Inflación asegura primas mensuales más bajas: el 80 por ciento de los latinos sin seguro tenía acceso a un plan por $50 o menos cada mes y el 69 por ciento pudo encontrar un plan por $0 por mes en 2021.

Al continuar con las mejoras realizadas a través del ARP, la Ley para la Reducción de la Inflación ayudará a mantener disponible el seguro de salud gratuito o de bajo costo. Casi 700,000 latinos tendrán cobertura de seguro médico el próximo año, en comparación con antes de la IRA.

COMBATE EL CAMBIO CLIMÁTICO Y REDUCE LOS COSTOS DE LA ENERGÍA

La Ley para la Reducción de la Inflación es la acción más agresiva sobre el clima y la energía limpia en la historia de Estados Unidos. La legislación reducirá los costos de energía para las familias y creará miles de buenos empleos, al mismo tiempo que reducirá la contaminación climática y garantizará que tengamos un suministro de energía limpio y seguro en el futuro. Esta ley:

Hará que los electrodomésticos eficientes en los hogares sean más asequibles: La Ley para la Reducción de la Inflación hará que sea más asequible para las familias comprar electrodomésticos eléctricos y de bajo consumo cuando necesiten reemplazar los electrodomésticos y equipos cotidianos. Y estos electrodomésticos ahorrarán dinero a las familias en sus facturas a largo plazo. 

  • Cuando las familias necesitan reemplazar los acondicionadores de aire, los calentadores de agua o los hornos, pueden ahorrar hasta un 30% con créditos fiscales para equipos eficientes de calefacción y refrigeración que les ahorrarán cientos de dólares en facturas.
  • Los hogares pueden ahorrar hasta un 30% con créditos fiscales para proyectos de construcción de viviendas en ventanas, puertas, aislamiento u otras medidas de climatización que evitan que la energía se escape de los hogares.
  • Si las familias necesitan reemplazar o actualizar estufas, hornos u otros electrodomésticos, pueden recibir reembolsos directos al comprar electrodomésticos más eficientes en el consumo de energía que pueden reducir la futura factura de servicios públicos en al menos $350 por año.
  • Las familias en unidades de vivienda asequibles se beneficiarán de los recursos para apoyar proyectos que aumenten la eficiencia, mejoren la calidad del aire interior, realicen actualizaciones de energía limpia o electrificación, o fortalezcan su resiliencia climática.
  • En general, las familias que aprovechan los créditos fiscales de energía limpia pueden ahorrar más de $1,000 por año.

Crear oportunidades económicas y empleos: La Ley para la Reducción de la Inflación crea oportunidades económicas y empleos que llegarán a todos al:

  • Estimular el desarrollo de proyectos solares al proporcionar un crédito del 20% para proyectos de energía solar en proyectos de viviendas asequibles con subsidio federal y un crédito del 10% para proyectos de energía solar en comunidades de bajos ingresos.
  • Crear un nuevo Acelerador de Sostenibilidad y Energía Limpia que generará instituciones financieras estatales y locales de energía limpia, respaldará el despliegue de tecnologías distribuidas de cero emisiones como bombas de calor, energía solar comunitaria y carga de vehículos eléctricos, a la vez que prioriza que más del 50% de sus inversiones se encuentren en comunidades desfavorecidas.
  • Ampliar los créditos fiscales de energía limpia para energía eólica, solar, nuclear, hidrógeno limpio, combustibles limpios y captura de carbono e incluye créditos de bonificación para empresas que pagan a los trabajadores un salario vigente y contratan mediante programas de aprendizaje registrados, de modo que la energía limpia que usamos cree empleos bien remunerados.

Proteger la salud pública: La Ley para la Reducción de la Inflación reconoce que el cambio climático afecta de manera desproporcionada a las comunidades de bajos ingresos y de color. La ley:

  • Crea Subsidios Globales de Justicia Ambiental y un programa dedicado para abordar la contaminación en las comunidades portuarias, donde la contaminación del aire es especialmente densa y mortal.
  • Financia programas para reducir la contaminación del aire, incluido el monitoreo y detección de cercas en inmediaciones de instalaciones industriales, sensores de calidad del aire en comunidades desfavorecidas, sitios de monitoreo de múltiples contaminantes nuevos y mejorados, y monitoreo y mitigación de emisiones de metano y estufas de madera.
  • Invierte en la protección de nuestros niños al monitorear y reducir la contaminación en las escuelas públicas en comunidades desfavorecidas.

Fortalecer la resiliencia al cambio climático: La Ley para la Reducción de la Inflación refuerza la resiliencia climática, y fortalece la infraestructura y la economía de la nación contra los desastres naturales y los fenómenos meteorológicos extremos al:

  • Renovar viviendas asequibles con fondos de HUD para reforzar los hogares contra los impactos climáticos, y aumentar la eficiencia del agua y la energía.
  • Expandir el Programa Forestal Urbano y Comunitario del USDA con proyectos de plantación de árboles que ayuden a refrescar los vecindarios, con una prioridad para proyectos que beneficien a las comunidades desatendidas.
  • Avanzar en la equidad y resiliencia del transporte con un nuevo programa de subvención de equidad y acceso a vecindarios para mejorar la accesibilidad para peatones, la seguridad y la asequibilidad, incluidos proyectos para proteger contra el calor extremo, las inundaciones y otros impactos.

Costos más bajos para las pequeñas empresas: La Ley para la Reducción de la Inflación incluye una serie de disposiciones que ahorrarán dinero a los propietarios de pequeñas empresas.

  • Las pequeñas empresas pueden deducir hasta $1.00 por pie cuadrado de su negocio para realizar mejoras de alta eficiencia energética. La deducción por pie cuadrado aumenta si las mejoras de eficiencia son completadas por trabajadores a los que se les paga un salario vigente, lo que ayuda a las empresas a ahorrar dinero y proporcionar empleos bien remunerados.

CREAR UN CÓDIGO TRIBUTARIO MÁS JUSTO

La ley fiscal de 2017 del presidente Trump y los republicanos del Congreso solo empeoró un sistema tributario injusto. La Ley para la Reducción de la Inflación de 2022 es un paso fundamental que buscar crear un código tributario más justo. Aumentará los ingresos al:

  • Asegurar que las personas millonarias y las grandes corporaciones paguen los impuestos que debían. 
  • Tomar medidas enérgicas contra las corporaciones grandes y rentables que no pagan impuestos federales sobre la renta.
  • Imponer un recargo del 1% a las recompras de acciones corporativas, lo que alentará a las empresas a invertir.

Las reformas tributarias de la legislación no solo aumentarán los ingresos para financiar las inversiones que se necesitan de manera crítica para reducir los costos y combatir el cambio climático, sino que también son un componente importante para construir una economía que recompense el trabajo en lugar de la riqueza, y no permita que los ricos y poderosos no paguen lo que les corresponde. 

Millones de familias trabajadoras tendrán un mejor acceso a los beneficios por derecho según el código tributario y podrán obtener soluciones de manera rápida y eficiente, gracias a las inversiones transformadoras de la Ley en el IRS. Ninguna familia que gane menos de $400,000 por año verá sus impuestos aumentar.

###

Manténgase informado

Suscribirse

Nos comunicaremos con la información más reciente sobre cómo el presidente Biden y su administración trabajan por el pueblo estadounidense y le haremos saber de qué maneras puede usted involucrarse y ayudar a nuestro país a reconstruirse.

Seleccione para enviar y recibir mensajes de texto del presidente Biden.

Regresar al inicio Regresar al inicio
Inicio